lunes, 4 de julio de 2011

Abaddón El Exterminador, de Ernesto Sábato



Abaddón El Exterminador, de Ernesto Sábato


La alimentación vegetariana es conser...vadora de la salud y, además, favorece la espiritualización de la humanidad. La alimentación animal o cadavérica acarrea enfermedades, acorta la vida, embrutece la conciencia, embota los sentidos, fomenta las pasiones, acrecienta el egoísmo. Además de constituir un producto inmoral, ya que todo lo que atenta contra la vida de un ser es una inmoralidad, un crimen. el régimen cárneo es lo que mantiene a la humanidad en el más completo oscurantismo, impidiendo que pueda vislumbrar la verdad y elevarse espiritualmente...

El daño que se ha hecho por medio de los médicos es tal vez el más grande de todos. Ni las guerras, ni las pestes, ni los crímenes, ni los terremotos superan al monstruoso exterminio llevado a cabo por la medicina mediante el consuno de carne. Con esto ha embrutecido la conciencia individual y ha multiplicado las enfermedades...

La salud física es también salud espiritual. Al comer los cadáveres de nuestros hermanos inferiores no sólo cometemos una especie de antropofagia, puesto que son nuestros hermanos, sino que nos embrutecemos.


Pero volviendo al crimen que cometemos con los animales, tengo experiencias muy interesantes. Los animales son como son como los niños, aprenden por medio del lenguaje humano y de la disciplina educativa. Las pruebas experimentales que he venido realizando me han dado espléndidos resultados y he podido comprobar que todos los animales sin excepción se elevan y se identifican con el hombre tan pronto como son sometidos a esa disciplina. Y para esa educación no debe emplearse más que el lenguaje humano, al cual responden de una manera admirable...

Tenemos el deber de elevar a nuestros hermanos inferiores mediante nuestro más elevado instrumento, que es el lenguaje.

El reino animal constituye un arcano profundo velado por el Divino Creador. Inmolar a los seres que lo componen es un crimen, un monstruoso acto, un atentado contra la ley natural de la convivencia terrestre y su finalidad evolutiva. ¿Qué pensaríamos de un monstruo que se comiese a los niños que no pueden todavía hablar?. Agregaré que mientras la carne embota la conciencia, los vegetales la sensibilizan. Observe los animales herbívoros, como el caballo o la vaca, son mansos por naturaleza.


COMANDO SAENZ PEÑA/VILLA DEVOTO/VILLA DEL PARQUE/ADROGUE comunicacionrevolucion@hotmail.comVer más

Comando SARASVATI; Isidro Casanova + Lanus. Escribinos a; E.MAIL:larevoluciondelacuchara@yahoo.com.ar MINISTERIO SAENZ PEÑA/Villa Devoto/Adrogue Escribinos a; E.MAIL: comunicacionrevolucion@hotmail.com

---

Más allá de que sea por tu salud, los animales, el medio ambiente o cualquier otra razón, puede que estés, junto con muchos otros, considerando el volverte vegetariano. Aquí hay algunas pistas para empezar, o aunque sea para ir pensando como empezar....


1. LEE! Investiga. Explora. Recopila información. Estudia qué motivos han llevado a
tantas personas a dejar la carne. Descubre que ser vegetariano es fácil y saludable. Aprende sobre los mitos que rodean al vegetarianismo (entre ellos el del calcio, hierro y las proteínas). El conocimiento es poder.


2. PIENSA! Piensa en los animales. Piensa en tu cuerpo. Piensa en la Tierra. Considera el impacto de tu elección alimenticia sobre los que te rodean y el mundo. Recuerda: "somos lo que comemos".


3. HABLA! Habla con vegetarianos. Habla con no-vegetarianos. Pregunta. Comparte tus inquietudes. Empieza a salir con vegetarianos. Visita sitios web vegetarianos. Participa de movilizaciones y campañas.


4. PONTE METAS! Haz de todo esto un juego. Apuesta a tu amigo que puedes estar un mes sin pisar un McDonalds, o dos semanas sin asado ni huevos. Cuando ganes, recompénsate. Sólo de ti depende que tu compromiso con el vegetarianismo avance.


5. COCINA! La cocina vegetariana se presenta como un mundo nuevo y desafiante. Toma clases. Consigue libros y revistas. Prueba recetas nuevas. Sé creativo. Diviértete haciéndolo. Comprueba que las comidas sin carne no sólo son posibles, sino ilimitadas.


6. COME! Haz que el horario de comida sea especial. Mastica despacio, saborea bien cada bocado. Comparte tu comida con otros.


7. ESCUCHA! Trata de estar alerta de las necesidades de tu cuerpo. Descansa cuando estés cansado. Come cuando tengas hambre. Presta atención a tu cuerpo -descubrirás que irá desapareciendo esa sensación de "pesadez" luego de comer. Los alimentos vegetarianos no sólo sientan bien, sino que energizan tu vida. Respeta tu cuerpo. Aprende la conexión entre lo que le entregas y lo que te devuelve.


8. EXPERIMENTA! Haz cambios en tu estilo de vida. Explora las dietas macrobióticas o crudívoras. Visita restaurantes y casas de comida vegetariana. Descubre la cocina de otros países. Realiza deportes nuevos. Prueba con el yoga. Investiga el mundo de la liberación animal. Ahora que has dejado de comerlos, descubre nuevas formas de ayudar a los animales. Explora cuales son tus intereses.


9. PREPÁRATE! Puede que encuentres resistencia por parte de tu familia y grupo de amigos. Prepárate para ello (las comidas familiares pueden ser terriblemente estresantes, es difícil cuestionar las "comidas tradicionales". Sé fuerte. Confía en ti. Prepárate para preguntas tales como "¿las plantas no son acaso seres vivos?", "¿No se extinguirían los animales de granja si todos fuéramos vegetarianos?". Examina tus dudas y contéstalas: ¿estoy ingiriendo suficientes vitaminas? ¿estoy haciendo lo correcto? Relájate. Habla con tus amigos. Busca en tus libros. Si tropiezas, levántate y aprende de tus errores.


10. CELEBRA! Marca el día que dejaste la carne, celebra ese día. Renueva tu elección. Descubre que el vegetarianismo es un proceso continuo, y entretenido.
Entonces, ya sea que lo veas como un estilo de vida, una religión o simplemente una elección alimenticia, ¡buena suerte y disfrútalo!


Facundo Moyano

UVA http://www.uva.org.ar

http://www.ecoportal.net/content/view/full/18723

2 comentarios:

  1. Hola Gloria, realmente todos los artículos son interesantisimos y éste, aún siendo breve, me llegó plenamente. Hace tiempo que tengo una lucha interna con respecto a la ingesta de carne. Imaginate que en Argentina es como un "ritual" el asado y cada vez que comemos uno mi ser interno me dice "hay algo que esta mal". Te soy sincera, no se como resolver esto y, a pesar que me gusta, me vienen a la mente imágenes de la matanza o del espantoso sacrificio que paso ese animal por el egoismo de uno. Es un tema para resolver. Lo que sí se es que no quiero reprimir, quiero que el deseo de no comer carne surja sin afectarme. Será posible eso o debo reprimirlo. Saludos y Gracias por todos los artículos.
    Pato de Argentina

    ResponderEliminar
  2. Hola Pato:
    Gratitud por tu comentario. Entiendo, comer carne, como tantas otras cosas, también produce adicción y le queda muy difícil a un adicto, dejar su droga de un día para otro. Te recomendaría entonces, empezar a ingerir solo carnes blancas, documentarte bastante sobre vegetarianismo y por qué no, realizar un curso de comida vegetariana... Verás que esta novedad, te hará la vida más fácil, más liviana y más saludable... Aunque, obviamente, cuando se tiene la suficiente fuerza de voluntad y te impones retos personales, los resultados son más que satisfactorios...
    Abrazos...
    Gloria H.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails