lunes, 7 de abril de 2014

La Roma del César y hoy en día...


Denario de plata de César (44 a.C.)
La Roma del César y hoy en día... 

Larry Bowers, Sott.net
mie, 02 ene 2013 00:00 CST

En la antigua Roma, el dinero era el oro, la plata y otros metales en lingotes o en su forma original. La moneda del denario de plata era una de las monedas comunes que la gente usaba para el intercambio comercial. La moneda áureo de oro fue valorada, por lo general, en 25 denarios (pesos desiguales) y se utilizaba para los grandes pagos y como un almacén estable de valor (ahorro).
En la época de César (antes de 100 a. C.) se entendía bien que un imperio en crecimiento requiriera una economía en crecimiento y, por tanto, una fuente de dinero cada vez mayor. Gran parte de este dinero entró en el Imperio en forma de botín a través de sus conquistas en todo el Mediterráneo. A mediados de siglo, César añadió la Galia (Europa Occidental) a sus conquistas y, en consecuencia, más dinero a la tesorería y la economía de la República. 

Los populares y los optimates 

© Desconocido
Áureo de oro de César
Pero había también una manera artificial de aumentar la oferta monetaria y era en forma de deuda de papel. Los oligarcas adinerados (optimates) de la República romana, a menudo, se involucraban en préstamos monetarios para aumentar su riqueza a través de intereses (usura). Las deudas de papel que crearon también podían ser objeto de comercio para el dinero en metálico, actuando como una forma de moneda fiduciaria. 

Esta creación de dinero-deuda funciona bien, siempre y cuando el crecimiento económico proporcione los medios para pagar los intereses de la deuda. 
Cuando la carga de la deuda en Roma se hacía excesiva, la economía se desaceleraba y el riesgo de impago por parte de la muchedumbre subía. 

Esta es la razón por la que la cancelación/reducción de la deuda fue a menudo un tema político "candente" entre los candidatos a altos cargos, donde la lucha se manifestaba, a menudo, en el Senado romano, entre los líderes del grupo de los populares (del pueblo) frente a los del grupo de los optimates. César estaba, firmemente, en el grupo de los populares de principio a fin. 

© Desconocido
Asesinato de César en el pleno del Senado
Los optimates en el Senado y los oligarcas romanos sabían mucho acerca de los ciclos económicos de auge y caída y cómo la deuda se podría utilizar para aumentar considerablemente su riqueza a costa del pueblo. Un impago de la deuda permitía la captura de muchos bienes a bajo coste - y después de que la economía mejoraba - la riqueza neta aumentaba drásticamente y mucho más allá de lo que se habría obtenido en intereses sobre la deuda. Por eso, los optimates en el Senado odiaban muchísimo cualquier mención a la legislación dirigida hacia la cancelación/reducción de la deuda. La cancelación/reducción de la deuda era para ellos como una patada en la espinilla y, además, favorecía directamente a los populares. Y esta lucha entre los populares y los optimates es lo que llevó al asesinato de César en el pleno del Senado [y al parecer Marco Bruto fue particularmente vil entre los grandes prestamistas]. 

¿Algo de esto te suena familiar con respecto a la situación en la que nos encontramos todos nosotros (los populares) como colectivo en la actualidad? Los instrumentos de la deuda de papel están completamente fuera de control y el dinero real (oro y plata) ha sido relegado a la condición de "reliquia bárbara". Estamos en medio de una vasta transferencia de riqueza de los populares a los optimates/oligarcas de hoy. ¿Ha habido alguna charla legislativa seria sobre la cancelación/reducción de la deuda? No. En vez de eso, hemos experimentado en el terreno legislativo una aceptación de pagar con los bienes de las personas comunes para dar servicio a la deuda. Los optimates de hoy lo quieren todo. 

El Imperio romano de César y el Imperio de los Estados Unidos 
Gran parte del Imperio romano se formó a través de la conquista militar de las tierras y los pueblos que se habían convertido en estados tribales/feudales y grupos que luchaban entre sí por esclavos, botín y recursos. Cuando César marchó sobre la Galia, sus 60.000 soldados se llegaron a enfrentar a una tribu de guerreros enemigos de gran número - aproximadamente 270.000 (en total). Pero sus muchas victorias conseguidas en Europa Occidental ilustraban no sólo la superioridad de los militares romanos, sino también la incapacidad de las muchas facciones tribales galas a unirse y dejar a un lado las hostilidades de larga data. Antes de César, la vida en la Galia para la gente común era algo muy incierto. Los ataque de tribus locales, que resultaban en la violación, la muerte, el pillaje, la esclavitud y el hambre, eran una amenaza constante y de ocurrencia común. 

César terminó con las guerras e incursiones tribales galas, en favor de una estabilidad que normalizó las relaciones comerciales con el Imperio y prometió una mayor seguridad para las personas. Él concedió la ciudadanía romana a muchos de sus aliados y concedió el indulto a muchos de sus enemigos. La mejorada economía elevó los niveles de vida del pueblo galo. La presencia continua de sus legiones permitió afianzarse esta estabilidad, y por ello, se le ha denominado como el fundador de la Europa Occidental (incluso la civilización occidental). Su recompensa al regresar a Roma fue ser obligado a participar en la guerra civil contra las fuerzas del Senado optimate (los líderes senadores optimates eran Catón, Cicerón y Bruto). Así, en enero del 49 a. C., César cruzó el río Rubicón - en el camino hacia Roma - con sus tropas y las palabras: "¡Que vuelen altos los dados!". 

El Imperio de los EE.UU. se ha visto enormemente beneficiado por la encapsulación del resto del mundo (RdM) en las transacciones del sistema de reserva del dólar estadounidense. Lo que comenzó como transacciones entre las naciones en oro (y otros productos reales) progresó en la liquidación en dólares con la convertibilidad del oro (pre-1971), hasta que, finalmente, los dólares no eran respaldados por nada. 
Este privilegio exorbitante ha permitido a los EE.UU. ignorar el gasto deficitario y, en efecto, obligar al RdM a ayudar a pagar para fortalecer al mayor sistema militar y de inteligencia que el mundo haya conocido jamás. Este complejo militar/corporativo industrial es de lo que Eisenhower nos advirtió hace tantos años y, desde entonces, se ha utilizado para llevar a cabo la conquista imperial sobre el RdM, alistando instituciones bancarias/financieras, corporaciones multinacionales, políticos, instituciones académicas, el crimen organizado y servicios de inteligencia subversivos que participan en ataques de falsa bandera, el fraude, la manipulación del mercado, el lavado de dinero, drogas, chantaje y asesinato descarado. [Cómo esto puede terminar se discute aquí.] 
Los servicios del Imperio estadounidense de los optimates de hoy, no tienen una agenda abierta o encubierta en beneficio de los populares (los pueblos del mundo). Al igual que en la Roma de César, los optimates consideran a los populares el enemigo. Y hoy en día, a pesar de toda la retórica política y de los medios de comunicación, podemos ver que el Imperio de los EE.UU. tiene la intención de destruir incluso a su propio pueblo. 

En una entrevista reciente, Michael Parenti dijo del Imperio de los EE.UU.,
"El Imperio de EE.UU. ve sólo dos tipos de países en el mundo: satélites o enemigos (o enemigos "potenciales"). Los satélites son los países que votan de la forma que los EE.UU. quiere en la ONU, esto les permite abrir a su país a las inversiones y la extracción de recursos... por supuesto que pueden tomar cursos independientes de manera limitada sobre temas particulares. Pero el patrón general es hacer de este mundo un lugar seguro para las empresas de Fortune 500, para la plutocracia en los EE.UU. y los plutócratas en otros países también. Ellos son muy de mentalidad internacional, en el sentido de compartir la riqueza y la inversión, incluso aunque compitan entre sí."
Cuando César llegó al Poder, a través de sus conquistas militares, la corrupción en su país, en Roma, estaba aumentando drásticamente. El uso de grandes sobornos en las elecciones favorecía, por supuesto, a los optimates a través de su enorme riqueza. Durante las elecciones del 54 a. C., por ejemplo, las tasas de interés del mercado monetario se duplicaron del 4% al 8%, debido a la enorme cantidad de préstamos de dinero para sobornos. El propio César entró en profunda deuda con sus propias elecciones (y deuda de guerra) y las de sus aliados políticos, ya que los sobornos se habían convertido en los medios más importantes para ganar la elecciones. 


Comment: El lector interesado puede leer el análisis de Martin Armstrong sobre las acciones políticas de César y la legislación de la deuda.

La corrupción en el sistema legislativo de EE.UU. está peor que nunca con sobornos que toman la forma de "contribuciones" por parte de grupos de presión o lobbies, a través de todo tipo de PACS (Comités de Acción Política). Ya no es posible para el pueblo de los EE.UU. obtener una representación honesta de sus intereses. La representación de los populares ha sido castrada. 

Las acciones de César para los populares 
Incluso antes de que la guerra civil terminara, hubo disturbios en Roma alimentados por una vacilante economía y una deuda excesiva. Mucho oro y plata salía de Roma a cambio de importaciones de lujo para los ricos. En ese momento, la corriente mayoritaria entre los populares era la cancelación de la deuda. 

Desde el principio, César concedió al pueblo, durante un año, la reducción de la renta en 500 denarios en Roma y 125 denarios en el resto de Italia. Pero vaciló en el tema de la cancelación de la deuda, mencionando la ética de cancelar su propia y considerable deuda de guerra (en el 49 a. C.). En realidad, él pudo haberse dado cuenta de que una cancelación completa de la deuda habría tenido consecuencias económicas muy graves, y pudo haber necesitado más tiempo para encontrar una solución. 

Cuando César regresó a Roma en el 46 a. C. (después de la guerra civil), comenzó una serie de reformas radicales. Convirtió en ley que los grandes terratenientes emplearan al menos a un tercio de su fuerza de trabajo como hombres libres, en oposición al 100% prevaleciente de la fuerza esclava. Atrajo a médicos y maestros a Roma con la promesa de la ciudadanía romana. Reformó la corrupción en el Estado del bienestar (el subsidio de grano) por un censo adecuado, y luego obligó a las autoridades estatales a realizar un seguimiento de las muertes y las adiciones a la lista. 

El historiador romano Suetonio (nacido en el 69 d. C:) tuvo mucho que decir acerca de César. Aquí están algunas traducciones del latín:
"César cambió el viejo método de registro de votantes: hizo que los terratenientes de la ciudad le ayudaran a completar la lista, calle por calle, y redujo de 320.000 a 150,00 el número de cabezas de familia que podrían robar grano gratis. Para acabar con la molestia de tener que convocar periódicamente a todos para la inscripción, hizo que los pretores mantuvieran su registro actualizado al reemplazar los nombres de los muertos con los de otros que todavía no estaban incluidos ".

"César disolvió todos los gremios de trabajadores, excepto los antiguos."

[César] "aumentó las penas para los delitos, y como los hombres ricos tenían menos escrúpulos para cometer delitos graves, porque lo peor que les podía pasar era una sentencia de exilio, castigó a asesinos de conciudadanos (como registra Cicerón) con la confiscación de sus bienes, ya sea la totalidad o la mitad de ellos."

"... él acordó con los bienes comunes que, además de los cónsules, la mitad de los magistrados deberían ser elegidos popularmente y la otra mitad nombrados por él mismo. Permitiéndoselo incluso a los hijos de los hombres proscritos a postularse, el hizo circular instrucciones breves a los votantes."

"Se limitó el servicio de jurado a caballeros y senadores, descalificando a los tribunos del Tesoro."

"En su Administración de Justicia él era a la vez concienzudo y severo, y fue tan lejos como para degradar a senadores culpables de extorsión."

"Una vez, cuando un hombre de rango pretoriano se casó con una mujer el día después de su divorcio de otro hombre, él anuló la unión, aunque no se sospechara de adulterio entre ellos."

"Él impuso un arancel a los manufactureros extranjeros, prohibió el uso, excepto en ocasiones declaradas, de literas, y el uso de batas o perlas escarlata por aquellos por debajo de un cierto rango y edad. Para implementar sus leyes contra el lujo, colocó inspectores en diferentes partes del mercado para incautar las delicias que se ofrecían a la venta en violación de sus órdenes, a veces incluso envió a lictores y guardias a comedores para retirar los platos ilegales, ya servidos, que sus centinelas no habían logrado interceptar ".

"Otra de las tareas que se impuso fue la reducción del Código Civil a proporciones manejables, mediante la selección de la masa inmanejable de estatutos a sólo los más esenciales, y la publicación de éstos en pocos volúmenes.". [También planeó] "aprovisionar las bibliotecas públicas, encargando a Marcus Varro de recoger y clasificar los libros griegos y latinos en una amplia escala."

"César continuamente emprendió nuevas grandes obras para el embellecimiento de la ciudad, o para la protección y la ampliación del Imperio. Sus primeros proyectos fueron un templo de Marte, el más grande del mundo... y un enorme teatro que desciende de la Roca Tarpeya. [...] Sus esquemas de ingeniería incluyen el drenaje de las Lagunas Pontinas y del Lago Fukinus, también una carretera que iría desde el Adriático, cruzando los Apeninos, hasta el Tíber, y construir un canal a través del istmo de Corinto".
César no era el tirano que la versión "optimate" de la historia le gustaría hacernos creer. Sus acciones claramente eran para el beneficio de los populares y para librar a la República de la corrupción flagrante. 

Con respecto a la cancelación de la deuda, César hizo algo muy singular que probablemente demostraba que poseía una comprensión económica profunda. En lugar de arriesgarse a un caos económico serio con la cancelación de la deuda, él se comprometió. De Suetonio,
"Él decepcionó a los agitadores populares al no cancelar deudas, pero al final decretó que cada deudor debería evaluar su propiedad de acuerdo con la valoración previa a la guerra y, una vez deducidos los intereses ya pagados directamente, [...] debería satisfacer a sus acreedores con cualquier suma que eso podría representar".
Así que, básicamente, la clase rica prestamista tuvo un recorte aplicado a todo, de aproximadamente un 25%, y César proporcionó la justificación para esto. Esta acción por sí sola podría haber sido suficiente para sellar el destino de César en el Senado aquel fatídico día de marzo en el 44 antes de Cristo. 

El ejemplo de César al tratar con el problema de la deuda podría haber sido de un muy buen uso antes de la "crisis" financiera de 2008. Si a la deuda hipotecaria se le hubiera dado un recorte del 25%, la "crisis" en sí podría haber sido desviada. En cambio, nos dieron a Hank Paulson amenazando al Congreso con la ley marcial para obtener 700 mil millones de dólares para los bancos

El final del Imperio 
Alrededor del 1525 d. C., Copérnico (un estudiante de astronomía y economía) escribió lo siguiente en su Sobre la acuñación del dinero:
"A pesar de que hay un sinnúmero de enfermedades que están causando siempre la decadencia de los reinos, principados y repúblicas, los cuatro siguientes (a mi juicio) son los más graves: las discordias civiles, una alta tasa de mortalidad, la esterilidad de los suelos y la degradación de acuñación de moneda.

Los tres primeros son tan obvios que todo el mundo reconoce el daño que causan, pero la cuarta, que tiene que ver con el dinero, es notada sólo por unas pocas personas muy atentas, ya que no operan de una sola vez y con un solo golpe, sino que poco a poco derroca Gobiernos, y de una manera oculta e insidiosa".
© wikipedia.org

Degradación de una moneda de plata romana
En Roma, no fue sino hasta después de César que comenzó el envilecimiento del dinero, pero éste avanzó junto con la caída del Imperio. Aunque el oro áureo se redujo gradualmente en peso, se mantuvo relativamente puro. De Wikipedia,
"Debido a la inflación galopante causada por la emisión por parte del Gobierno romano de monedas metal base, pero negándose a aceptar cualquier cosa que no fuera plata u oro para el pago de impuestos, el valor del oro áureo en relación con las monedas de plata (denario) creció drásticamente. La inflación también se vio afectada por la degradación sistemática del denario de plata, que por la mitad del siglo tercero, prácticamente ya no tenía plata. ... en el año 301, un áureo de oro valía 833⅓ denarios; para el 324, el mismo áureo valía 4.350 denarios".
En ese momento (301 DC), Diocleciano intentó controlar los precios, que fracasó debido a su incapacidad para imponer precios máximos. 

En nuestros días vemos el envilecimiento de la Reserva del Dólar, y muchas otras divisas de bancos centrales, ya que todos compiten por el valor relativo inferior (con fines comerciales) y tratan de mantener saludables a los bancos asociados. Muchos países están forjando sus propios acuerdos comerciales en el intento de abandonar la Reserva del Dólar. Cuando se anuncie un nuevo medio de Reserva Mundial (dinero), el Imperio de EE. UU. comenzará un rápido descenso - no tan gradual o elegante como el de Roma. 

¿Un César en nuestros tiempos? 

© Unknown
¿Hubo un "César" estadounidense en nuestros tiempos? Yo creo que sí - y éste sería John F. Kennedy (JFK). JFK fue asesinado por los mismos optimates oligárquicos que, en nuestro tiempo, mantienen una existencia sin nombre y sin rostro detrás de nuestros gobiernos, instituciones y corporaciones. Fue asesinado por los mismos intereses que asesinaron a César en el Senado - los que consideran enemigos a los populares. JFK tenía la intención de destruir el orden del día de los oligarcas a favor de acciones y políticas que apoyaran a los populares - al igual que César intentó hacer. Entre muchos otrar posiciones populares, JFK planeaba,
  • Emitir dinero nuevo de acuerdo con la Constitución de los EE. UU.. Esta fue una bofetada en la cara de los dueños oligarcas del Banco de la Reserva Federal.
  • Quebrar a la CIA en "mil pedazos". Las agencias de inteligencia son escondites ideales para las operaciones e intereses oligarcas debido al poderoso velo de la "seguridad nacional".
  • Eliminar el crimen y la corrupción organizados. Otro velo que oculta las operaciones e influencia oligárquicas.
  • Finalizar la agenda de Guerra Fría en crecimiento. Hoy en día esto se ha transformado en la Guerra contra el Terror y sirve directamente a los intereses oligárquicos.
Tal vez, teniendo en cuenta su verdadero legado, realmente no es de extrañar en absoluto que los Evangelios del Nuevo Testamento describen realmente la vida de Julio César en lugar de la de Jesús.,
Avatar
Larry Bowers
Born Joplin, Missouri.
Schooling/Profession - Electrical Engineer (Retired)
15+ years of research into esoteric aspects of all religions and the nature of this reality - Truth. Much time spent identifying the threads and integrating them into the bigger picture - Ponerology is a big part.
Currently continuing research into many areas and writing for Sott.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails