lunes, 10 de febrero de 2014

¿Por qué los Huracanes tienen nombre de Mujer?


Huracán Rita 
Se agotan nombres para huracanes

Efe, Ginebra-Suiza
Ante el elevado número de huracanes y tormentas tropicales registradas este año en el océano Atlántico, los científicos se están quedado sin nombres para designarlos, por lo que probablemente tengan que recurrir por primera vez al alfabeto griego, según una norma de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Desde 1953 se utilizan listas de veintiún nombres -ordenados alfabéticamente- para los fenómenos tormentosos destacables de cada año y según son detectados se les bautiza con uno de ellos.

Esos nombres tienen la peculiaridad de ser relativamente sencillos y empezar cada uno por una letra del abecedario internacional (no se incluyen algunas como Q, U, X, Y, Z).


Para los fenómenos meteorológicos de la Cuenca Atlántica existen seis listas de nombres diferentes y cada una de ellas se aplica durante un año, de forma que en el séptimo año se vuelve a la primera de ellas.

Los de este año son Arlene, Bret, Cindy, Dennis, Emily, Franklin, Gert, Harvey, Irene, José, Katrina, Lee, María, Nate, Ophelia, Philippe, Rita -el que llegó a Texas y Lousiana a primeras horas de ayer-, Stan, Tammy, Vince y Wilma, mientras que entre los del 2006 se encuentra nombres como Ernesto, Oscar y Rafael.

Lista negra 
Los veintiún nombres de cada lista se respetan siempre, salvo si los efectos del fenómeno meteorológico en cuestión son especialmente devastadores.

En ese caso, y a petición de cualquier país afectado, el nombre puede ser retirado de la lista y sustituido por otro -inglés, español o francés- que comience con la misma letra.

Así, los meteorólogos han retirado nombres como Hugo, Andrew, Roxanne, Mitch, Allison, Audrey o Luis, por lo que ninguno de esos nombres podrá volver a ser utilizado hasta que pasen, al menos, 10 años.

Con esta medida se pretende evitar confusiones históricas o legales relativas -por ejemplo- a reclamaciones, seguros o ayudas públicas.

El problema que ha surgido este año es que, con el aumento de este tipo de fenómenos meteorológicos, es muy posible que se llegue a bautizar a Wilma, el último nombre de la lista prevista para 2005.

En ese caso, las normas internacionales establecen que a continuación debe recurrirse a los nombres de las letras griegas, con lo que, por detrás de Wilma la próxima tormenta tropical o huracán que se detecte se llamará Alfa, la siguiente Beta y así sucesivamente.

Esto es probable, ya que la temporada de huracanes en el Atlántico concluye a finales de Noviembre.

Los meteorólogos aseguran que bautizar a los huracanes, tifones, ciclones y tormentas tropicales ayuda a identificarlos, facilita su estudio, evita errores y permite que la población tome conciencia más rápidamente de avisos y alertas sobre ellos.

La historiaSegún la OMM, el primer nombre propio lo puso el meteorólogo australiano Clement Wragge a principios del siglo pasado, quien elegía nombres de políticos que le desagradaban; pero se dice que fue a partir de la II Guerra Mundial cuando los estadounidenses empezaron a bautizarlos con los nombres de sus amadas.

Quizás ésa sea la razón de que en principio todos fueran nombres femeninos, aunque hay quien dice que se debe a su carácter imprevisible y a su fuerza.

Los nombres masculinos no fueron introducidos hasta 1978 por la OMM y el Servicio de Meteorología de E.U., que elaboraron unas listas que se usan en la mayoría de zonas ciclónicas, salvo en el Pacífico Noroccidental, donde se designan con nombres de flores, pájaros y comidas.

Antes de que se utilizaran los nombres propios, en las Antillas era tradicional utilizar el santo del día en que afectaba el huracán, con lo que hubo el Santa Ana, un 26 de Julio de 1825, dos San Felipe, el 13 de septiembre de 1876 y de 1928, o el San Zenón, el 3 de septiembre de 1930.


Ayuda al lector
Cambio climático sí fortalece los ciclones
La violencia creciente del huracán Katrina, que asoló Nueva Orleans, y de Rita obedece con gran probabilidad al cambio climático, según el científico británico John Lawton, presidente de la Comisión Real para la Contaminación Medioambiental.

Los huracanes ganan en intensidad, tal y como lo habían predicho los modelos obtenidos mediante computadora, debido a la elevación de las temperaturas del mar, explicó.

En apenas veladas críticas al gobierno de Estados Unidos, Lawton criticó a los neoconservadores de ese país que se empeñan en negar la realidad del cambio climático como consecuencia de las emisiones de CO2 y otros gases causados por la acción humana.

“Si esto (los huracanes) hace que esos individualistas del clima que hay en Estados Unidos se percaten finalmente del problema que se nos plantea, habremos ganado algo de tan horrible situación”, afirmó el científico.

De modo más general, Lawton denunció que “hay un grupo de personas en varias partes del mundo que sencillamente no quieren aceptar que las actividades humanas pueden cambiar y están cambiando el clima”.

“Yo los comparo con las personas que se empeñaban en negar que el tabaco es causa de cáncer”, agregó.

Fuente: http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/S/se_agotan_nombres_para_huracanes/se_agotan_nombres_para_huracanes.asp

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails