martes, 25 de febrero de 2014

Fidel Castro, Agente Jesuita y su Plan Maestro sobre Venezuela y... América Latina


Fidel Castro, Agente Jesuita

27 jul 13. Uno no puede pensar en el daño que le pueda infringir a las ideologías de muchos amigos a la hora de pretender desvelar la gran trampa del bipolarismo y la dualidad, del divide y vencerás que los Amos y sus títeres han instalado por todo el mundo y, peor aún, en nuestras mentes. He sido muy reacio a tratar el tema cubano y su revolución porque la reacción inmediata de sus simpatizantes me resulta amarga. Pero soy amigo de las personas y no de sus ideales, y más aún amigo de la verdad aunque duela. Y para buscarla... hay que revolver:

Un hilo abierto por un forero de Burbuja.info se pregunta:

¿Trabaja Fidel Castro para la Familia Rockefeller?

Cualquiera que haya leído la historia de cómo Fidel Castro llegó al poder, tendrá que admitir que “hay algo que no encaja”. Que 80 simples hombres consiguieran tomar el poder de un país desde la selva con unos pocos rifles es una historia más cercana a la ciencia ficción que a la Realidad, incluso para mí, que he sido admirador de aquella revolución. Tiene que haber un elemento que se nos escapa: ¿habrá sido la revolución cubana algo parecido a lo que ahora está sucediendo en Siria y antes en Libia?


Durante años se ha especulado sobre la condición de judío de Fidel Castro Ruz o, incluso, la extrañeza de que el New York Times le dedicara una entrevista muy positiva al poco de iniciarse la sublevación; ¿los capitalistas mitificando a un comunista? ¿Cómo se “come” esto?

En esta etapa de liberación de informaciones, me llegan algunas que no puedo dejar de publicar, aunque ello acabe con mitos del público de esta página.

Fidel Castro estuvo en los cuarteles generales del Consejo de Relaciones Exteriores unos meses antes de comenzar la sublevación (1955) y al poco de ganar (1959) siendo recibido con todos los honores por su fundador David Rockefeller.

La hija del magnate, Peggy Dulany, organizó el encuentro de profesores universitarios USA con cubanos en 1991, cuando caía el régimen soviético y, por tanto, Cuba se quedaba sin aprovisionamiento.

El hijo de David Rockefeller, Abby, ha sido un feroz defensor del régimen cubano, mientras que el propio David es el presidente del lobby USA que aboga por el embargo a Cuba (AHTC). Rockefeller es también presidente de una fundación que ha financiado la formación de centenares de universitarios cubanos.

Gracias a Rockefeller y Kisinger, Cuba ha sobrevivido al embargo, con intercambios comerciales por un valor de 1.000 millones de dólares.

Y todo ello, después de que, tras la victoria de Castro, la empresa de Rockefeller (Standard Oil) perdiera las tres refinerías que, ¡sorpresivamente! había instalado en Cuba para procesar el petróleo venezolano. ¿Pierden sus propiedades y todavía apoyan al régimen comunista?

Bueno, pues si todos estos contrasentidos fueran pocos, nada más triunfar la revolución, en 1959, Nelson Rockefeller expresó su admiración por el régimen cubano con las siguientes palabras Castro está haciendo un gran trabajo”. ¿Una de las familias que esclavizan a la Humanidad, alabando a un movimiento que, supuestamente, trata de liberar a esa misma Humanidad de las garras de esas mismas familias? ¿Qué está pasando aquí?

En 1995, Castro volvería a ser invitado a una reunión del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) en Nueva York. ¿Sabéis dónde durmió?
En la mansión de David Rockefeller en Westchester County.

Hilo en Burbuja.info:
http://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/282883-amistades-peligrosas-de-fidel-castro-familia-rockefeller.html
¿Quién es este personaje que saluda a Castro?

Es el "jefe" de la Orden de Malta, controlada por El Vaticano-jesuita a través de la CIA, a la cual pertenece también el Bobón rey de España

Pero todo es un uno donde en lo alto siempre aparecen:

Castro, agente jesuita

Por Gretchen Small

Conservadores estadounidenses e izquierdistas latinoamericanos comparten la ilusión común de que Fidel Castro es un "agente soviético", que es un títere de Rusia para llevar a cabo la licitación del "comunismo internacional" en América Latina y el resto del Tercer Mundo. El secretario de Estado Alexander Haig EE.UU. es aficionado a la promoción de ese mito al denunciar Castro como un "representante de Rusia" en cada vuelta. Y al propio Castro le gusta contribuir a la ilusión.

Pero el quid de la cuestión, como Haig sabe perfectamente, es que Fidel Castro es un bien cultivado a largo plazo de la Compañía de Jesús, los jesuitas, quienes han empujado con éxito profundamente en el campo soviético.

Castro fue educado por los jesuitas. Fue seleccionado por ellos para continuar su carrera en la política. Su revolución de 1959 fue financiada y apoyada por los jesuitas y sus aliados. A mediados de la década de 1960, el régimen cubano sigue la política de los jesuitas de la promoción de las "guerras de liberación nacional" en el Tercer Mundo. A principios del decenio de 1970 Castro estableció una alianza estratégica con la Compañía de Jesús al unirse al gobierno de Allende en Chile para pedir un "diálogo cristiano-marxista." Y reafirmó recientemente en una reunión del Partido Comunista de Cuba que la alianza de 1980 ayudó a desencadenar la actual desestabilización de América Central liderada por jesuitas.

Castro tiene en ocasiones alguna influencia de los nacionalistas mexicanos y de las facciones a favor del desarrollo dentro de las políticas de la Unión Soviética, adoptados hostiles a la perspectiva de crecimiento cero de los jesuitas. Este fue el caso de su discurso en la Conferencia de agosto de 1979, "No Alineados de La Habana", en la que apoya una solución negociada entre el Norte y el Sur a la devastación económica del Tercer Mundo. Y por lo general ha sido el caso de las políticas económicas nacionales que han favorecido el crecimiento industrial de Cuba. Pero a fin de cuentas, y enfáticamente hoy, Castro sigue siendo el instrumento controlado por los Jesuitas para el que fue moldeado.


United Fruit Company


"Usted podría ver esto .... Que era para hacer grandes cosas .... Eso es para grandes cosas, no para las cosas ordinarias", escribió el Padre Amando Llorente, SJ. en su evaluación de Fidel Castro sobre la graduación de este último en el exclusivo Colegio jesuita de Belén de Cuba en Havana en 1946.

Castro, de hecho, fue a escuelas propiedad de los jesuitas durante su infancia, enviado allí por su padre, de clase media, que había hecho su primer dinero trabajando para gran plantación de azúcar de la United Fruit Company en Cuba, la misma United Fruit (UFCO) que está extensivamente involucradas en el tráfico internacional de drogas, y que ha trabajado en estrecha colaboración con los jesuitas durante los últimos decenios en la formación terroristas de izquierda y derecha en Centroamérica (ver EIR, 8 de diciembre). El Sr. Castro, finalmente, hizo suficiente dinero trabajando para UFCO para establecer su propia plantación de azúcar, en el terreno que bordea a las fincas de la UFCO en la provincia cubana de Mayarí.

United Fruit, a continuación, con sede en Nueva Orleans, y ahora llamada United Brands, es fundamental en la historia real de la Revolución de Castro de 1959, ya que su aparato normalmente corría a ambos lados de dicha operación. Por ejemplo, el sangriento dictador a quien finalmente Castro derrocó, Fulgencio Batista, fue, al igual que Castro, el hijo de un empleado de United Fruit. Batista llegó al poder en 1952 mediante un golpe militar, y estableció un gobierno reconocido internacionalmente como nada más que una fachada para el aparato de juego, prostitución y el tráfico de drogas de Meyer Lansky, cuyas redes de la mafia del Caribe en gran medida son superpuestas a la mafia de la UFCO de New Orleans.

Sin embargo, todo el movimiento de oposición a Batista, incluyendo a Fidel Castro, también fue financiado por la UFCO y el tráfico de drogas, principalmente a través de la persona de uno de Carlos Prío Socarrás. Prío, un socialdemócrata, había sido presidente de Cuba desde 1948 hasta Batista, sobre el que se lanzó en 1952. Fue precisamente durante los años Prío que los chicos de Lansky trasladaron sus operaciones en la cerradura de Cuba, acciones, barril. Prío, de hecho, hasta su muerte en 1970, fue por largo tiempo miembro de la junta Permindex, la cáscara corporativa utilizada por los más altos niveles del lobby internacional de drogas para llevar a cabo asesinatos políticos.

Permindex ha sido identificado por la inteligencia francesa, por ejemplo, como responsable de más de 30 intentos de asesinato contra la vida de Charles de Gaulle y fue investigado por el fiscal de distrito de Nueva Orleans James Garrison en relación "con el asesinato de John Kennedy también.

Se estima conservadoramente que la Permindex de Prío, personalmente bombeó más de $ 5 millones para financiar cada uno de los "grupos de acción" terroristas opuestos a Batista durante la década de 1950, incluyendo algún lugar cerca de un cuarto de millón de dólares a la guerrilla de Castro. Fue Prio el que financió la famosa expedición de Castro a Granma en barco desde México a Cuba en 1956, por una suma de $ 72.000, luego de una reunión entre Castro y Prío en McAllen, Texas, en agosto de 1956.


Guerrilla Batista

Prío fue el líder cubano en lo que se llamó "izquierda democrática" en América Latina en el período de post-guerra, los aliados de la Internacional Socialista, que incluía personalidades como Rómulo Betancourt de Venezuela, Pepe Figueres de Costa Rica (una persona al cien por cien filial hasta el día de la United Fruit), y la amante peruana de Mussolini, Haya de la Torre.. Elaborado por una combinación de los jesuitas y de los intereses oligárquicos italianos, y financiado por la United Fruit y el RockefeIlers, la Izquierda Democrática creó una fuerza de mercenarios armados de izquierda conocida como la Legión del Caribe, cuya misión principal era derrocar varias dictaduras de derecha, luego establecidas en América Latina.

Como estudiante universitario, Castro recibió su primera formación política insurreccional precisamente de estas redes. El bautizo de Castro como guerrillero se produjo en el propio funcionamiento de la primera Legión del Caribe en 1947, una expedición planeada para derrocar al dictador de República Dominicana Rafael Trujillo, lanzado desde la isla de Cuba de Cayo Confites.

El principal asesor militar y entrenador de la Legión del Caribe a lo largo de este periodo fue el veterano de la Guerra Civil Española, "General" Alberto Bayo, que luego pasó a formar equipo de la expedición del Granma de Castro en México. Bayo también capacitó a operarios guerrilleros latinoamericanos de Castro en los años posteriores, y una vez se refirió al Che Guevara como su mejor alumno.

Junto con el respaldo militar de Bayo, la Legión Caribeña apoyó la inserrucción de Castro con la ayuda financiera de Figueres, Betancourt, Prío, y otros. Figueres, por cierto, hizo exactamente lo mismo que 20 años más tarde, cuando financió todo el frente sur de la revolución sandinista.


Cristianos y marxistas

Prío Socarras y muchos de sus colaboradores inmediatos rompieron con Fidel Castro durante la radicalización de la revolución cubana en 1960-1961 . Muchos de ellos dejaron Cuba para ocupar nuevas posiciones dominantes de las redes de drogas que se ejecutan en la comunidad cubana en el exilio. La ideología que dejaron atrás, sin embargo, no era muy diferente de su propia.

De hecho, hay fuertes razones para creer que las redes de droga de los jesuitas, incluyendo aquellas controladas por el gobierno de los EE.UU. en el momento, deliberadamente llevaron a la Cuba "comunista" en los primeros años 60, con el fin de entregarlo al bloque soviético como una "oferta que no pudo ser rechazada . "Cuba se convirtió así en una especie de "bebé de alquitrán" para la Unión Soviética en el Caribe, un bebé de alquitrán que se ha utilizado desde entonces por estas redes jesuitas y sus aliados en la KGB soviética para fortalecer sus intereses y posiciones entre facciones dentro de la Unión Soviética.

Cuba ha sido fundamental para impulsar la Unión Soviética para respaldar la política suicida de "guerras de Liberación Nacional" para el sector en desarrollo, y que ha servido repetidamente como casus belli entre las dos superpotencias en 1962, contribuyendo a traer el mundo al borde de la guerra nuclear.

La explícita cooperación cubano-jesuita conocida como el "El diálogo cristiano-marxista" tuvo como punto de partida a un nivel práctico en 1972.

Durante la visita a la Chile de Allende ese año, Fidel Castro mantuvo una reunión de seis horas en la embajada de Cuba en Santiago, con el liderazgo de los recien formados "Cristianos por el Socialismo" del grupo jesuita. Teólogos de la liberación presentes declararon después que Castro no reconoció por primera vez que la alianza entre "cristianos revolucionarios" y Marxistas podría ser "estratégica" y no meramente táctica.

La Revolución Sandinista respaldada por Cuba, pero dirigida por jesuitas, en Nicaragua en 1979, selló la importancia práctica de este "diálogo cristiano-marxista."

El presente de Cuba es la adopción total de la línea política de los jesuitas, siendo más enfáticamente reafirmada durante diciembre el Congreso del Partido Comunista de Cuba de 1980.

En esta reunión, Castro caracterizó tanto a los "elementos revolucionarios cristianos " en la Iglesia como a las fuerzas de la Internacional Socialista, como aliados críticos para todo el "movimiento de liberación nacional" que Cuba respalda en Latino América y en todo el mundo. Un pequeño paso de Cuba a su postura actual de repaldar apoyo político y logístico para el lado "izquierdo" de la barrida genocida de América Central ha traído al círculo completo de Fidel Castro a sus raíces originales jesuitas.

Tomado de: http://arucasblog.blogspot.com/2013/06/castro-agente-jesuita.html

El hombre que ostenta el poder y se eterniza en él es un azote y si carece de espiritualidad un tirano
Jueves 11 de abril de 2013

La rica colonia electrónica
MAR6
por General Carlos Julio Peñaloza

*** En una tercera entrega, el autor describe cómo Fidel renuncia a la guerrilla como instrumento para apoderarse del petróleo venezolano y la substituye por una estructura electrónica que maneja la vida de los ciudadanos y garantiza al régimen ganar cualquier elección.
Cuando los soviéticos cortaron su apoyo a la guerrilla en América Latina para concentrarse en África, Castro se tuvo que retirar de Venezuela, pero éste siguió siendo el país de sus sueños, porque el imperio de Fidel solo podía construirse con petróleo venezolano.
Sus planes se reactivaron cuando, durante su visita a la coronación de CAP en 1989, Fidel recibió al mayor Chávez en el Hotel Eurobuilding. Para entonces Chávez conspiraba con Douglas Bravo y Alí Rodríguez Araque. Ellos esperaban una explosión social en Venezuela. El estallido del 27F indicó que las “condiciones objetivas” estaban dadas. El alzamiento se aceleró y se programó para diciembre de ese año 1989, cuando el presidente Pérez regresara de Davos. Este golpe fue debelado y abortado. El autor de estas líneas, Comandante del Ejército, detuvo a Chávez y a otros miembros de la logia golpista. Al regresar, Pérez ordenó dejarlos en libertad. Luego de mi retiro en 1991, la asonada del 4F demostró que no estuve equivocado al ordenar esas detenciones.
Al salir indultado tras el alzamiento del 4F, Chávez se convirtió en una estrella política llamando a la abstención. Pero Fidel tenía otra idea. Habia aprendido que no podía oponerse a las elecciones en Venezuela, sino controlarlas. La popularidad de Chávez era similar a la de Boves en 1814 y debía ser aprovechada. Para ello contaba con el “Plan Futuro”, basado en las ideas de Marcus Wolf, jefe de Inteligencia de la STASI en Alemania Oriental. Pero para aplicarlo había que tomar antes el poder en Venezuela.
Fidel invitó a Chávez a La Habana en 1994 y allí le explicó su idea, prometiendo hacerlo su heredero. El joven golpista quedó hechizado y a su regreso abandonó su estrategia anti-electoral, convirtiéndose en candidato, con el aparato propagandistico cubano a su disposición.
El 6 de diciembre de 1998 Chávez obtuvo la victoria en las urnas. Su triunfo fue recibido por gran regocijo en Punto Cero. El Boves del siglo XXI había sido electo. Ese dia la residencia fortificada de Fidel Castro en el enclave privado Siboney de La Habana estaba de plácemes. La hora de activar el “Plan Futuro” había llegado. El objetivo era capturar a Venezuela para financiar la construcción del imperio de Fidel en Hispanoamérica. Su alianza con China le daría acceso a la tecnología para poner en práctica este designio. Las nuevas armas serían cibernéticas.
.
La maniobra electrónica era más sutil e inteligente que la estrategia guerrillera. No incluía invasiones militares, sino el acceso al poder por medios electorales seguido por la modificación de la Constitución y el establecimiento paulatino de un sistema telemático controlado desde Cuba. El objetivo es controlar a Venezuela hasta que se den las condiciones objetivas para establecer un gobierno similar al cubano que reúna las dos naciones en una sola. Luego se haría lo mismo con el resto de la ALBA y ese imperio abarcaría toda Hispanoamérica.
Dictadura tecnológica
El sistema de control aprobado por Fidel se integra a través de una red de computadoras controlada desde la Habana. La conexión en Venezuela se hace utilizando el sistema de comunicación digital de la CANTV conectado a la red de satélites chinos. Estas redes digitales tienen una configuración “master-slave”, donde los computadores periféricas o “esclavas” están controlados por una o varias estaciones maestras o “master” operadas por cubanos. El software necesario para la operación del sistema fue desarrollado conjuntamente por expertos de informática del G2 cubano, antiguos agentes de la STASI y programadores chinos. Los códigos fuentes utilizados no son de carácter abierto, sino privado. Parte de estos códigos son secretos con acceso autorizado solo a técnicos castristas con clasificación de alta seguridad. Los usuarios del CNE y auditores externos no pueden detectar las instrucciones ocultas, porque no tienen acceso a la totalidad de los códigos fuentes. Estas subrutinas se esconden tras un sistema de cifrado y ocultamiento que las hacen invisible a los usuarios. El sistema está diseñado para que ni los rectores del CNE ni los jefes de inteligencia y seguridad del Estado en Venezuela tengan acceso. Este sistema hace las auditorias ineficaces.
El corazón del sistema es la cedulación de los ciudadanos utilizando chips de última generación. Esta información, que incluye huellas digitales, alimenta bases de datos procesados por supercomputadores de última generación instalados en la UCI en Cuba. Mediante técnicas de minería de datos el sistema es un instrumento de inteligencia para vigilar las actividades de la población. Como bono adicional, el chip colocado en la cédula permite conocer la ubicación física de cualquier ciudadano registrado en la base de datos. La tecnología de punta actual permite establecer el más eficaz y diabólico estado policial.
La base de datos de identificación es el corazón del sistema. Está conectada a dos sub sistemas: uno de vigilancia e inteligencia y otro electoral. Estos sistemas entroncarán con el sistema de comando, control y comunicaciones de las Fuerzas Armadas y los organismos de seguridad del Estado. Al integrarse esta compleja estructura telemática se estará en capacidad de realizar funciones múltiples incluyendo el control de la población, la dirección de operaciones de represión y ganar elecciones.
El establecimiento del sistema telemático se hizo simultáneamente con la infiltración masiva de cubanos en Venezuela y el entrenamiento de jóvenes venezolanos. Militares castristas se encargaron de infiltrar las FAN para ideologizarlas y convertirlas en brazo armado de la revolución. Al mismo tiempo los organismos de seguridad y las misiones de carácter social harían colapsar al viejo sistema de gobierno al punto que sería posible tomar el control absoluto de la economía y la eliminación de las FAN tal como las conocemos.
Mediante esta acción se impide que la oposición sea una alternativa de poder y Venezuela se convierte en una colonia electrónica. La ejecucion de esa estrategia ha tomado años. Para lograrlo fue necesario controlar las redes de comunicaciones de Venezuela, la base de datos de cedulación y el sistema de elecciones utilizado por el CNE. Esto fue posible al llegar Chávez al poder lo cual permitio ademas tomar el control del CNE e infiltrar técnicos electorales dentro de la oposición para apoyar sus acciones. Me ha tomado tres artículos describir la base teórica y la superestructura del Plan Futuro. Ha llegado la hora de entrar en detalles de uno de sus sub planes, el de control electoral, conocido como Plan Prócer. Para eso se creó Smartmatic, con ingenieros jóvenes de la Universidad Simón Bolívar. Los fundadores de Smarmatic se hicieron millonarios en dólares y Chávez se hizo millonario en votos ganando las elecciones que ha querido. Esta historia y los nombres de quienes han actuado como agentes vendrá en la próxima entrega. La muerte de Chavez pone esta estrategia en peligro, pero ellos cuentan con Maduro. Gracias por su paciencia.


El imperio electrónico de Fidel
FEB23
Gen Carlos Peñaloza
*** El control electrónico de la cedulación, las comunicaciones y el sistema electoral en países como Venezuela es parte del plan de dominación regional de Fidel Castro, el cual ha tenido pleno éxito en Venezuela, sostiene el autor, quien además de ex Director de la Academia Militar y ex Comandante General del Ejército, es ingeniero en comunicaciones.
En previos artículos expliqué cómo el control de elecciones en países de la región es parte del plan continental desarrollado por Fidel Castro. Este proyecto es dirigido por Ramiro Valdés utilizando técnicas de la STASI, policía secreta de la desaparecida Alemania comunista. El plan incluye vigilancia y atemorización masiva de la población mediante sistemas telemáticos que controlan electrónicamente identidad, comunicaciones, ubicación de personas y elecciones. Este plan trae a la vida real un personaje ficticio, el “Hermano mayor” (“Big Brother”) creado por George Orwell en su famosa novela “1984″. En ese libro el pueblo es aterrorizado con la frase “El hermano mayor lo está vigilando”. Fidel y Ramiro implantaron ese modelo en Cuba y ahora tratan de instalarlo en Venezuela con ayuda de los chinos. Al efecto, un grupo de ingenieros de sistemas venezolanos han sido entrenados en la UCI. Entre estos técnicos está el general Ornella Ferreira, quien fue jefe de la Sala Situacional de Miraflores y ahora es el Jefe de la Casa Militar de Chávez. Su especialización en Cuba fue camuflada como un curso de Estado Mayor.
En 1996, luego de la partida de los rusos de Cuba, su base de espionaje en Lourdes fue cerrada. A continuación Fidel negoció con China la construcción de una nueva base que le diera capacidad para espiar telecomunicaciones, hacer exploración radioeléctrica y lanzar ataques cibernéticos. A cambio de darle a los chinos esas facilidades, Fidel pidió asesoramiento y ayuda técnica para establecer una base propia de escucha y descifrado electrónico en el Caribe y Suramérica. Adicionalmente pidió asesoría y apoyo para desarrollar los programas informáticos necesarios para el “Plan Futuro”, destinado al control masivo de la población de la isla.
Luego del colapso sovietico Fidel se lanzo en brazos de China. Mientras negociaba con ellos, Fidel tenía su atención centrada de nuevo en Venezuela, donde Hugo Chávez se estaba convirtiendo en un atractivo candidato. Si Chávez ganaba la presidencia, volvería a la vida el gran designio imperial de Fidel en los años sesenta. Este plan imperial es descrito en detalle en mi libro “El Imperio de Fidel”. Para Fidel era claro que en Venezuela la victoria por el voto era indispensable y por ello cambió su estrategia. A partir de ese momento Fidel se convenció que en nuestro país tenía que ganar elecciones de cualquier manera para se aceptado.
En 1998, la base china en Cuba (Bejucal), empezó a operar con 10 antenas satelitales, conectadas en las bandas de 4 y 14 Mhz mediante trasponders de 36, 54 y 72 mHZ a varios satélites geoestacionarios chinos en órbita sobre la isla. El primer satélite chino para este proyecto fue el Shenzou-2, puesto en órbita en el 2001. Desde entonces China ha lanzado 20 vehículos espaciales integrando una gigantesca red mundial de satélites. Los satélites comprados por Chávez a los chinos forman parte de este sistema. Los satélites venezolanos están conectados a la sala situacional operada por Valdés en la UCI y a varias salas situacionales secretas en Venezuela.
Cuando las instalaciones rusas en Lourdes quedaron abandonadas, Valdés las utilizó para crear allí la Universidad de Ciencias Informáticas de Cuba (UCI). En ese instituto instaló como jefe de proyecto secreto al Dr. José Lavandero García, a quien designó vicepresidente con muy baja silueta. El UCI cumple una labor dual. Además de preparar a los nuevos ingenieros de sistemas y comunicaciones cubanos, sirve de cobertura al grupo de expertos en telemática dirigidos por Lavandero encargados de desarrollar, mantener y operar el “Plan Futuro”. Su misión es realizar investigación y desarrollo para crear los programas informáticos necesarios para controlar a la población de Cuba y otros países del área. Estos proyectos incluyen el control de la cedulación y ubicación de los ciudadanos y la manipulación de elecciones. Este esfuerzo no requiere un gasto demasiado grande. Solo es necesario un grupo pequeño de expertos armados de computadores para desarrollar programas maliciosos ocultos dentro del código fuente, los cuales son muy difíciles de detectar por auditores externos.
Este equipo cubano esta formado por la crema y nata de los graduados del UCI. Sus jefes fueron formados por expertos de la STASI (Alemania del Este). A la sala situacional secreta instalada en la UCI llega la punta cubana del cable submarino instalado recientemente entre Venezuela y Cuba. Este cable constituye un sistema alterno en caso que el sistema satelital falle o sea destruido en una guerra. El proyecto está bajo la dirección general de Valdés y lo controla el Dirección de Inteligencia Militar desde el Ministerio de las Fuerzas Armadas. El control técnico del proyecto está a cargo de Guillermo Bello y su esposa la coronel Sara Jordán, ambos del Ministerio del Interior. La programación y control secreto está a cargo de los brillantes ingenieros Sergio Suárez, Amado García y José Luis Presmanes.
Fidel y Valdés desarrollaron separadamente la genial idea de crear a SMARMATIC para controlar las elecciones en Venezuela luego de la elección de Chavez en 1998. El futuro Imperio de Fidel no se conquistaría por las armas sino a través de la electrónica. Como paso inicial dieron cabida a Smarmatic sacando del CNE a INDRA e infiltraron la Coordinadora Democrática y luego la MUD con sus agentes para cabildear las bondades y la pureza del CNE. La historia de los orígenes de esta misteriosa empresa destinada a consolidar el imperio electrónico de Fidel será el tema de mi próximo artículo.


El Plan Maestro de Fidel
FEB1
General Carlos Julio Peñaloza
*** El Proyecto de Control Electoral Revolucionario es una pieza dentro del vasto plan de los Castro para, comenzando por Venezuela, dominar América Latina aplicando los métodos con los cuales Rusia subyugó a los pueblos de Europa Oriental.
El Proyecto de Control Electoral Revolucionario (PROCER) es la punta del iceberg de un designio mayor denominado “Plan Futuro”, formulado por Fidel para apoderarse de Venezuela paulatinamente. La experiencia en la fracasada guerra de guerrillas de los años 60 le indicó que debía cambiar de método. Ramiro Valdez, uno de sus expertos del área de inteligencia, formado por la STASI (Policía de Seguridad del Estado de Alemania Oriental) le habló sobre los modernos métodos de control de población utilizando computadoras y sistemas de comunicaciones. Fidel le ordenó que siguiera estudiando el tema.
Valdéz formó un equipo de especialistas en telemática que habían adquirido experiencia con los soviéticos en la base cubana de Lourdes. Dentro de ese exclusivo grupo sembró la idea que le habían inculcado en la Stasi de usar la telemática como arma de dominación política, no solo internamente en Cuba sino hacia el exterior. La exótica idea atrajo a Fidel y fue el origen del “Plan Futuro”. El proyecto “PROCER” fue uno de las primeras ideas producidas debtri de este plan maestro. La llegada al poder de Chávez facilitó su puesta en práctica en Venezuela. Los resultados están a la vista.
El objetivo final del Plan Futuro no es Venezuela, sino el control de la América Hispana y del Caribe dentro del contexto de la “Batalla de las Ideas”. En ese enfrentamiento se utilizan tres armas ideológicas poderosas: el nacionalismo, el antiamericanismo y el bolivarianismo. Estos instrumentos son empleados en conjunción con el comunismo para crear “La Patria Grande hispanoamericana”, donde los Castro y sus sucesores gobernarán a perpetuidad como dictadores. Este empeño ha ido avanzando gracias al carisma, magnetismo y sentido social de Fidel. El y Chávez se convirtieron en paladines de la mayoría empobrecida de estas tierras. Esta política de Estado se usa en conjunto con una aceitada maquinaria propagandística y una insidiosa guerra sicológica y desinformación para instalar una dictadura, disfrazada como democracia para ajustarse a la moda política. Dentro de este contexto ellos son los nuevos redentores.
Desde los tiempos de Lenin los comunistas han sido expertos en infiltrar a sus enemigos. El “Plan Futuro”, basado en técnicas de la STASI, utiliza computadoras y complejas redes de comunicaciones y sistemas de control para penetrar al gobierno venezolano y controlar al país. Los blancos son los poderes públicos, las Fuerzas Armadas, los partidos, los estudiantes, los sindicatos, etc. Cuando se denuncia este entramado claramente visible, saltan a la arena furibundos grupos de lobby bien financiados clamando “¡Muestren las pruebas!”. Lo mismo dijeron los defensores de Chavez cuando lo detuve en 1989 y gafamente CAP lo dejo en libertad.
La “carga de la prueba” es un aforismo jurídico que se aplica a quienes acusan ante un tribunal. Incluso en esos casos esta carga no es predeterminada. En Derecho, el principio ontológico establece que la carga de la prueba no corresponde a quien afirma un hecho sino a quien está en capacidad de probar lo contrario. Contra mis afirmaciones le corresponde al gobierno cubano y a sus colaboradores en Venezuela demostrar que estoy equivocado. Aunque en este caso no esta planteado un juicio formal sino una confrontación pública de ideas para tratar de dilucidar la verdad.
Mis investigaciones me permiten afirmar con firmeza que Fidel Castro y sus sucesores, mediante el control de actividades vitales del gobierno de Venezuela, como la penetración de los poderes públicos, las Fuerzas Armadas, PDVSA, seguridad, cedulación, registros, elecciones, etc., están instalando legalmente una dictadura comunista para controlar el país. Este hecho es sorprendente porque los términos comunismo, socialismo y dictadura no forman parte de nuestra Constitución. Por supuesto, para Castro esto no es problema, porque la Carta Magna venezolana es lo que él diga.
El cese de la ayuda soviética a Cuba obligó a Fidel a aplicar la idea de Valdéz para apoderarse del petróleo venezolano. El colapso soviético coincidió con la caída de los precios petroleros que tenían a Venezuela contra la pared. Las protestas contra la democracia iban en aumento y Fidel estaba sintonizado con la logia golpista. Para entonces Valdés ya tenia un plan telemático elaborado pero Cuba no tenía el know how ni el dinero para desarrollarlo en Venezuela.
En 1989 Fidel fue invitado a Caracas a la coronación de CAP. Fidel llegó en tres aviones rusos con una comitiva de más de 300 personas de aspecto militar que entraron sin identificarse por la rampa 4 de Maiquetía. Para alojar este grupo contrató para su uso exclusivo el hotel Eurobuilding, que estaba a a punto de ser estrenado. Los gastos fueron cubiertos por el gobierno de Venezuela. Allí Fidel se reunió clandestinamente con varias personalidades locales incluyendo algunos militares. Uno de ellos fue un mayor que trabajaba en el Palacio de Miraflores muy cerca de la oficina del Presidente Pérez. La reunión fue amor a primera vista. La empatía fue total y la química perfecta. En diciembre del 89 detuve a Chavez y 18 miembros de la logia. De inmediato una nube de infiltrados salto a decirle a CAP que no habia suficientes pruebas. CAP ordeno dejarlos en libertad. En 1991 pase al retiro. Lo demás es historia.
El golpe del 4F no sorprendió a Fidel, pero al ver la derrota de la intentona se puso en contacto con CAP para rechazar el asalto. Cuba necesitaba el petróleo venezolano y no podía correr riesgos. Chávez fue a prisión y en 1993 Chávez pidió el indulto a Caldera, siendo amnistiado en marzo del 94. Una vez libre Chávez se declaró partidario del abstencionismo. En diciembre de ese año Fidel lo invitó a La Habana simulando no conocerlo. Al bajar del avión se abrazaron como viejos amigos. El lenguaje corporal indicó que se conocían bien. Posteriormente, en la Universidad de La Habana en 1994 el golpista se dirigió a la audiencia llamándolos “queridos compatriotas”. Era evidente que el plan de dominio de Hispanoamérica ya estaba en marcha.
En esa visita Fidel convenció a Chavez que debía lanzarse como candidato a la presidencial y le explicó en detalle el “Plan Futuro” para apoderarse no solo de Venezuela sino de toda Hispanoamérica. Los Castro serían los líderes de ese nuevo imperio comunista y al morir ellos, Chávez sería su delfín. Al regreso a Caracas ya era un zombi de Fidel.
En 1996 los soviéticos decidieron retirarse de Cuba. A la partida de los rusos Fidel negoció con China para permitir la construcción en Bejucal de una nueva base militar con capacidad para espiar telecomunicaciones, hacer exploración radioeléctrica y lanzar ataques cibernéticos. A cambio Fidel pidió a los chinos asesoramiento y ayuda técnica para desarrollar el Plan Futuro. Los chinos habian ya elaborado para reemplazar a los rusos y convertirse en los rivales de los americanos por el dominio del mundo.
La llegada al poder de Chávez en 1998 le abrió a Fidel las puertas de Venezuela. La decadencia de la 4a República facilitó el triunfo. Pero esa victoria era solo el primer paso. El objetivo era perpetuarse en el poder. Para ello necesitaban a SMARMATIC.

El Plan “PROCER”
ENE23
General Carlos Julio Peñaloza (23/01/2013)
*** En Venezuela, Cuba ha desarrollado un Plan de Control Electoral Revolucionario (PROCER) que incluye la manipulación de las máquinas de votar y cuyo objetivo es establecer en este país un régimen comunista bajo fachada electoral democrática.
En anterior artículo sobre SMARMATIC afirmé que esa empresa, fundada por cuatro inteligentes ingenieros venezolanos recién graduados, fue el caballo de Troya diseñado por el G2 cubano para controlar las elecciones venezolanas. En el presente escrito describiré la forma como se formuló y desarrolla ese plan cuyo objetivo es perpetuar en Venezuela un gobierno comunista tras una carátula democrática.
Lo que leerán a continuación no es ciencia ficción ni especulaciones, sino el producto de una detallada investigación sobre tan delicado tema. Es parte de una secuencia de artículos escritos en la convicción de que mientras más conozcamos el fraude electrónico que se nos aplica mejor podemos combatirlo. Lo que no debemos hacer es ignorarlo o, peor, negarlo.
El “Plan de Control Electoral Revolucionario” (PROCER) es la primera aplicación cibernética del “Proyecto Futuro” de Fidel Castro. Este mega plan fue formulado como parte de la estrategia a utilizar en el escenario internacional que Castro llamó “La batalla de las ideas”. El objetivo es construir lo que ellos llaman la “Patria Grande Socialista”, dirigida vitaliciamente por Fidel y sus sucesores mediante el control de las mentes en los países dominados. Esto aparece descrito en detalle en mi libro “El imperio de Fidel”, que circulará en los próximos días. El plan PROCER es solo una faceta de un plan maestro que va mas allá de lo meramente electoral.
El “Plan PROCER” fue desarrollado en el máximo secreto por un selecto grupo de los más brillantes profesores y alumnos de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) de Cuba, en conjunción con el G2. Su objetivo fue controlar el sistema electoral venezolano desde La Habana para potenciar el carisma y popularidad de Chavez. En Venezuela sería fácil desarrollar el plan, dada su arraigada cultura del voto. Este país cuenta además con recursos financieros para costear la inversión y tiene predisposición al uso de tecnologías avanzadas.
La “Universidad de Ciencias Informáticas” (UCI) de Cuba fundada en el 2002 como un proyecto favorito de Fidel desde que el jefe del G2, Ramiro Valdés, le vendió la idea. Este centro de estudios tiene su pedigrí en la inteligencia militar cubana porque fue creado en las antiguas instalaciones de la “Base Lourdes”. Esta instalación secreta era una sofisticada estación de radio escucha y guerra electrónica soviética creada para espiar y atacar cibernéticamente a los EEUU durante la guerra fría. La instalación fue inicialmente operada exclusivamente por brillantes técnicos en comunicaciones y computación de la URSS, pero luego del colapso soviético paso a manos cubanas. Antes de retirarse, los soviéticos dieron entrenamiento técnico a los nuevos operadores del G2 cubano. En la UCI se forma la crema y nata de los expertos en telemática y espías electrónicos cubanos. La telemática es la disciplina que se ocupa de la integración de los sistemas informáticos de control y comunicaciones en proyectos cibernéticos aplicados a sistemas socio políticos como el “PROCER”.
La UCI sirve de fuente de personal técnico y cobertura para la “Operación Futuro”, la más preciada joya de la corona cubana. “Futuro” es el nombre clave del designio hegemónico de Fidel en Hispanoamérica. Para lograr ese objetivo la UCI dirigida por el G2 diseña y ejecuta una serie de proyectos telemáticos supersecretos que van desde el control de identidad hasta aplicaciones electorales y control cibernético del gobierno y el Estado. Estos proyectos están encuadrados en un escenario estratégico que Fidel llama “La batalla de las ideas”.
El plan “PROCER” para Venezuela complementa la política de infiltración de agentes y guerrilleros que Fidel ha mantenido desde que llego al poder en 1959. Constituye el paso decisivo que le permitirá a los hermanos Castro a dominar a Venezuela.
El arma cibernética tiene como objetivo la penetración de los sistemas informáticos de algunos países vecinos a través de sus sistemas de comunicaciones. Esta estrategia permitiría obtener información clasificada y eventualmente controlar a los países escogidos, en conjunción con los agentes cubanos infiltrados en su seno y sus colaboradores. Luego del colapso soviético esta idea permaneció congelada por largo tiempo por falta de recursos. La llegada al poder de Chávez en 1999 le permitió a Fidel contar con financiamiento adecuado para desarrollarla. Para entonces “PROCER” estaba listo para ser utilizado.
En 1999, un pequeño grupo de chavistas coordinados por asesores cubanos iniciaron la puesta en práctica del “Plan Prócer”. Los iniciadores integraron un equipo coordinado por Jorge Rodríguez, un médico siquiatra miembro de la Dirección de Estrategia Nacional del MBR. Jessy Chacón, un teniente retirado, ingeniero de sistemas y experto en telemática, y Socorro Fernández, ingeniero de sistemas especialista en sistemas operativos de PDVSA. Para entonces Rodríguez era un alto funcionario del CNE, Chacón era el presidente de CONATEL y Fernández trabajaba en PDVSA como gerente de medios informáticos.
La primera tarea de este equipo fue echar a INDRA del CNE. Esta misión fue cumplida en el año 2000. Estas incidencias fueron cubiertas en el primero de estos artículos. La segunda tarea fue crear una compañía a la medida para ejecutar el “Plan Prócer”. Allí entra en escena SMARMATIC. Los detalles los revelaré en mi próxima entrega.


Associated Press. Sobre la “cubanización” de la salud, la educación y hasta la Fuerza Armada Nacional

El periodista Ian James, de la agencia Associated Press, analiza las recientes demandas de “cubanización” de la Fuerza Armada Venezolana, además del papel de los antillanos en la vida del país.El análisis de AP:
Ya no sólo son médicos, enfermeras y maestros. Cuba ahora tiene oficiales militares en Venezuela para entrenar a sus tropas y expertos en informática para trabajar en su sistema de identificación y migración.
Hay quienes creen que esta relación es algo más que una simple alianza empeñada en combatir la influencia de Estados Unidos en la región y ven en cambio a un experimentado gobierno autoritario –el cual rutinariamente espía a los disidentes y mantiene estrictos controles sobre la información y los viajes — ayudando al presidente Hugo Chávez a consolidar su poder a través de controles al estilo cubano, a cambio de petróleo.
“Saben qué armamentos tienen en Venezuela, con los cuales ellos pudieran contar en un momento determinado”, indicó Rivero.
Los cubanos están involucrados en la defensa y los sistemas de comunicaciones de Venezuela hasta tal punto que sabrían cómo interferir en una crisis, denunció Antonio Rivero, un ex general de brigada, que rompió con Chávez y puso sobre el tapete este tema, que ha acaparado la atención nacional.
“Han cruzado una línea”, dijo Rivero en una entrevista. “Han ido más allá de lo permitido y de lo que debería ser una alianza con un país”.
Funcionarios cubanos desestiman las acusaciones de una influencia desmedida, afirmando que su atención se centra en los programas sociales. Chávez recientemente regañó a una periodista venezolana en vivo por televisión por preguntar respecto a lo que los cubanos están haciendo en las fuerzas armadas.
“Cuba nos ayuda modestamente en algunas cosas que no te voy a detallar“, dijo Chavez. “Todo lo que Cuba hace por Venezuela es para fortalecer la patria, que es de ellos también”.
Pero el gobierno comunista de La Habana tiene un gran interés por asegurar el status quo, porque Venezuela se ha convertido en el principal benefactor económico de la isla, indicó Rivero.
Mientras Cuba lucha con problemas económicos, como la escasez de alimentos y otros productos básicos, el comercio anual con Venezuela de 7.000 millones de dólares resulta clave para su economía, en particular los más de 100.000 barriles de petróleo que el gobierno de Chávez envía cada día a cambio de servicios.
Rivero, que decidió poner fin prematuramente a su carrera militar en parte por esta situación y que ahora decidió competir por un escaño en los comicios legislativos de septiembre, dijo que los militares cubanos han asistido reuniones de alto nivel, entrenaron francotiradores, obtuvieron conocimiento detallado de las comunicaciones y aconsejaron a los militares en búnkeres subterráneos construidos para almacenar y ocultar armas.
Asesores cubanos también han estado ayudando con un sistema de comunicaciones digitales de radio para las fuerzas de seguridad, lo que significa que tiene información confidencial sobre la ubicación de las antenas y las frecuencias de radio, acotó.
Si Chávez perdiera las elecciones en el 2012, o fuese forzado a dejar el cargo –como ocurrió en el breve golpe de estado de 2002– es incluso posible que los cubanos “podrían formar parte hasta de una guerrilla”, comentó el general retirado. Ellos “saben dónde está nuestro armamento, dónde están las oficinas de comando y control, dónde están las áreas de comunicaciones vitales”.
Chávez ha reconocido que las tropas cubanas están enseñando a sus soldados cómo reparar radios en tanques y almacenar municiones, entre otras tareas. Nadie se quejaba hace años, agregó, cuando Venezuela contaba con el apoyo técnico de militares estadounidenses.
Cuba y Venezuela están tan unidos que son prácticamente “una sola nación”, dijo Chávez, quien a menudo visita a su mentor Fidel Castro en La Habana y, a veces vuela en un avión cubano.
Ambos países planean unir físicamente el año próximo con un cable submarino de telecomunicaciones.
Algunos venezolanos con ironía ya hablan de “Venecuba”. Cuando el gobierno se hizo cargo de la finca del ex embajador venezolano ante la ONU, Diego Arria, éste impugnó la incautación de su propiedad con la entrega de sus documentos en la embajada de Cuba, manifestando que los cubanos están a cargo y “son mucho más organizados que el régimen venezolano”.
“Cualquier país que se respete a sí mismo no puede colocar áreas tan delicadas del estado, como es la seguridad interna, en manos de funcionarios de un país extranjero“, dijo Teodoro Petkoff, un líder opositor que es editor del diario Tal Cual. “El presidente Chávez no confía mucho en su propia gente. Entonces quiere contar con el ‘know-how’ (conocimiento práctico) y la larguísima experiencia de un estado que tiene 50 años ejerciendo una dictadura brutal y totalitaria”.
Funcionarios del gobierno cubano, sin embargo, dicen que la mayor parte de su asistencia es para fortalecer los servicios públicos.
En el Centro Nacional de Genética Médica en Guarenas, al este de Caracas, los médicos cubanos y técnicos de laboratorio diagnostican y tratan enfermedades genéticas de personas con discapacidad.
“Lo que nosotros venimos a hacer es ciencia”, dijo el médico Reinaldo Menéndez, director cubano del centro, quien también emplea a médicos y especialistas venezolanos. “Nuestras armas… son el cerebro, la mente, el trabajo, la bata, el estetoscopio”.
“Somos internacionalistas por convicción”, agregó Menéndez, que pasaba ante fotos de Chávez y Fidel Castro en las paredes.
“¿Cuál cubanización?”, dijo el gobernante. “Aquí los cubanos nos están ayudando”.
El viceministro cubano de Salud, Joaquín García Salavarria, coordina las misiones de los más de 30.000 médicos, enfermeras y otros especialistas de la isla. Se estima que alrededor del 95% de los aproximadamente 40.000 cubanos en Venezuela trabajan en las misiones de salud, educación, deportes y programas culturales, y que el resto están ayudando como asesores en áreas desde la agricultura hasta en el diseño del software de la compañía telefónica estatal, CANTV.
Mientras hablaba, García leyó rápidamente unas estadísticas que, según dijo, reflejan la incidencia verdadera de la presencia cubana: Más de 408 millones de consultas en las clínicas de salud de los barrios desde 2003. Eso es un promedio de 14 consultas por cada uno de los más de 28 millones de habitantes de Venezuela.
Muchos venezolanos están muy agradecidos por la atención médica gratuita proporcionada por los cubanos, y que se nota en sus bulliciosas salas de espera.
Sin embargo, las encuestas han mostrado en repetidas ocasiones que una gran mayoría de los venezolanos no quieren que su país adopte un sistema como el de Cuba.
Chávez dice que no trata de copiar el sistema socialista de Cuba, pero ha adoptado algunas prácticas, como la creación de una milicia civil para defender su gobierno. Cuando fundó un cuerpo de Policía Nacional el año pasado, el mandatario se jactó de que “vamos a competir con la policía cubana, que es de las mejores del mundo”.
Una alta funcionaria de la policía cubana, Rosa Campoalegre, ha estado en Caracas colaborando en la creación de una nueva universidad para la policía y otros funcionarios de seguridad. Campoalegre declinó un pedido para ser entrevistada.
Expertos cubanos han estado trabajando en el sistema de registro y notaría pública. Cerca de 12 cubanos especialistas en informática de la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana han estado creando y afinando programas para ayudar al Servicio Administrativo de Identificación y Migración de Venezuela (Saime) a mejorar el control de pasaportes y digitalizar el sistema de documentos de identidad, dijo su director Dante Rivas.
“No hay nada que ocultar aquí”, expresó Rivas en una entrevista. “Ellos lo que hacen es elaborar los softwares, conjuntamente con nosotros, pero el manejo lo tenemos exclusivamente nosotros. Solo eso, no hacen más nada“.
Señaló que en Cuba el gobierno utiliza un sistema totalmente distinto.
En la isla el registro civil computarizado incluye todos los datos pertinentes sobre sus ciudadanos, tales como dirección, edad y características físicas. Todos los cubanos deben llevar una tarjeta de identidad, y los que quieren viajar fuera del país deben obtener un permiso especial.
Es especialmente preocupante que los cubanos estén envueltos en las áreas que “tienen que ver con control de información, información privada de personas”, dijo Rocío San Miguel, quien dirige la asociación civil Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa, y la Fuerza Armada Nacional.
Chávez, por su parte, sostiene que la asistencia de Cuba vale “10 veces más de lo que cuesta el petróleo que nosotros enviamos a Cuba“.
Agradeció efusivamente a Cuba por ayudar a Venezuela a modernizar su sistema eléctrico, una medida ridiculizada por los adversarios de Chávez debido a los problemas que tiene Cuba con los cortes de energía. El presidente venezolano también le acreditó a Cuba la aplicación de un sistema de siembra de nubes para ayudar a adelantar la temporada de lluvias a principios de año tras una severa sequía.
“¿Cuál cubanización?”, dijo el gobernante. “Aquí los cubanos nos están ayudando”.
Artículo relacionado:
Una Partida Final A Tres Bandas

1 comentario:

Related Posts with Thumbnails