miércoles, 21 de septiembre de 2011

El Regreso del Conde de Saint Germain y la "Segunda Venida de Cristo"


El Regreso de San Germain
Capt. 35 del libro: Los Dioses del Edén, de William Bramley

Los acontecimientos de los primeros años del siglo XX, convencieron a mucha gente que el Día del Juicio había llegado. Muchos cristianos y místicos anticiparon una inminente Segunda Venida de Cristo. En verdad, para la profecía, llegó.

Anunciando la Segunda Venida de Jesús estaba el resucitado Conde de San Germain, - el misterioso agente de la Hermandad del siglo XVIII, cuya actividad seguimos en el capítulo 26. Después de la relatada muerte de San Germain en 1784, él hizo entender que era físicamente inmortal. Al comienzo de la década de 1930, un hombre llamado Guy Warren Ballard declaró que San Germain había hablado con él en una montaña de California. Esta conversación dio nacimiento a una nueva e interesante rama de la Hermandad, que no sólo patrocinaba el regreso de San Germain sino también la reaparición de “Jesucristo”.

Guy Warren Ballard era un ingeniero de minas. En 1930 hizo un viaje de negocios a Monte Shasta en el norte de California. Ballard estaba interesado en el misticismo antes de viajar y quería usar sus horas libres en Monte Shasta para desenmarañar los rumores acerca de la existencia de una rama secreta de la Hermandad llamada, la Hermandad del Monte Shasta”. Se decía que la Hermandad Shasta tenía una sede secreta subterránea en el interior de la famosa montaña de California.

La leyenda que había cautivado el interés de Ballard comenzó a circular antes del cambio de siglo. Rumores persistentes hablaban de moradores secretos viviendo dentro de la montaña de Shasta que practicaban una profunda tradición mística. Se afirmaba que los moradores secretos eran descendientes de los pobladores del antiguo continente desaparecido de Lemuria en el Océano Pacífico.

Cualquiera que sea la verdad detrás de tales leyendas, es incuestionable que Monte Shasta ha sido por mucho tiempo un foco de actividad mística. Asociado con esta actividad mística ha estado un significativo fenómeno OVNI. Por ejemplo, en Mayo de 1931 salió en la revista Rosicrucian Digest —(publicada en año después del viaje de Ballard a Shasta y una década y media antes de que en los medios estuvieran popularizados los OVNI) —leemos la siguiente descripción de un “bote” volante en un artículo acerca de la mística Shasta:
“Muchos dan testimonio de haber visto una extraña embarcación o bote que navegaba en el Océano Pacífico, entonces se elevó en la costa y navegó por el aire para descender otra vez en la vecindad de Shasta. Este mismo barco fue visto varias veces por oficiales empleados de la estación de cables localizada cerca de Vancouver, y el bote ha sido visto tan al norte como las islas Aleutianas…”.
De acuerdo al mismo artículo, el barco “no tiene velas ni chimenea”161. Considerando este ambiente, la experiencia de Ballard en Monte Shasta toma más significación.

El señor Ballard escribió que cuando estaba subiendo por un lado de la montaña hizo un alto en un manantial. Al inclinarse para llenar un envase con agua, sintió cómo una corriente eléctrica pasaba a través de su cuerpo desde la cabeza hasta los pies. Vio a todos lados y detrás suyo estaba un hombre barbudo el cual aparentaba tener entre 20 y 30 años. De seguida, el extraño se presentó como el Conde de San Germain. (*)

(*) La apariencia física de San Germain sobre el Monte Shasta era considerablemente diferente a la del San Germain de el siglo 18. En la primera San Germain tenia 40 años, cabello negro y limpiamente afeitado. El San German de Monte Shasta es descrito como un hombre con un juvenil de cabello castaño luciendo barba.

Como un resultado de este encuentro, Ballard comienza una campaña a tiempo completo para diseminar las enseñanzas del nuevo San Germain. Ballard fundó la “Fundación I AM” (YO SOY), una organización con iniciación secreta y enseñanza paso-por-paso. Ballard afirma que se le presentó a los miembros de los más altos niveles la Hermandad, bajo quienes fue fundada I AM.


Los relatos de Ballard hablan de sus experiencias con San Germain en forma tan extraordinaria, que mucha gente los toma como fantásticos y se burlan de ellos. Es sorprendente, que cuando ponemos a un lado las interpretaciones que el mismo Ballard y sus críticos dan a sus experiencias, encontramos que su historia presenta una imagen no sólo consistente con el resto de la historia que hemos estado viendo, sino que añade afirmaciones notablemente nuevas, con abundantes consecuencias sobrecogedoras para nuestro propio tiempo.

Los primeros encuentros entre Ballard y “San Germain” se llevaron a cabo en Agosto y Octubre de 1930. Durante los primeros encuentros, San Germain dio a tomar a Ballard un líquido, el cual causaba una fuerte reacción física y hacía que Ballard estuviera “fuera del cuerpo”. (Este mismo fenómeno fuera-del-cuerpo es declarado con frecuencia por gente que toma drogas). Después de beber este líquido en varias ocasiones, Ballard dijo que podía “salirse del cuerpo” sin la bebida. Este testimonio es consistente con otras evidencias que indican que una vez que una persona aprende a “salir del cuerpo”, puede ser fácil hacerlo otra vez.

Ballard alega que mientras estaba en alguno de sus estados “fuera del cuerpo”, San Germain, quien también estaba fuera del cuerpo, lo llevó a muchos lugares importantes. Uno de los lugares fue una montaña en Teton Range, Wyoming; una montaña que Ballard llama “Teton Royal”. De acuerdo a Ballard, había una entrada a un túnel sellado cerca de la cima de la montaña que conducía a un ascensor.

El ascensor llevaba a sus ocupantes a un local dos mil pies hacia abajo dentro de un complejo subterráneo de enormes salas, espacios de almacenamiento y minas.

En uno de los grandes salones subterráneos, Ballard declara haber visto el símbolo del “ojo que lo ve todo” en una pared. Había también una gran máquina, la cual describe Ballard como:
“un disco de oro (*) --de no menos de 20 pies de diámetro. Rellenándolo de tal forma que las puntas tocaban la circunferencia—había una resplandeciente estrella de siete puntas-compuesta totalmente de diamantes amarillos—una masa sólida de dorada luz brillante.”

(*) Ballard en sus escritos separa las oraciones con guiones (-). Se incluyen los guiones como aparecen en el texto original.
Alrededor del disco principal habían siete discos pequeños, los cuales Ballard dio un significado simbólico. Sin embargo, Ballard rápidamente reveló que su gran máquina no era un mero símbolo:
“Como supe más tarde, en ciertas ocasiones y para propósitos especiales—los ’Grandes Seres Cósmicos’ vierten a través de esos discos—sus poderosas corrientes de fuerzas”.
Grandes Seres Cósmicos fue el término usado por Ballard para designar los líderes en los más altos escalones de la Hermandad. En sus escritos, Ballard declara que algunos de los “Grandes Seres Cósmicos” de la Hermandad son de origen extraterrestre.

Ballard estaba diciendo que las corrientes de fuerza emitidas por la máquina estaban dirigidas hacia la “humanidad de la Tierra”. ¿El propósito?
“Esta radiación afecta—los siete centros ganglionares (centros nerviosos fuera del cerebro y la médula espinal) dentro de cada cuerpo humano en nuestro planeta – así como a toda la vida vegetal y animal”.
Esta es una asombrosa declaración, porque esto significa que una poderosa electrónica estaba siendo usada por los “Grandes Seres Cósmicos” de la Hermandad para afectar el sistema nervioso de los humanos en gran escala. De acuerdo a una revista de la Fundación I AM, el propósito de la radiación era la alteración del comportamiento de la persona, diseñada para “consumo y purificación del vórtice de fuerza producido por la actividad discordante y viciosa de la humanidad”.

La idea de modificar el comportamiento mediante radiación electrónica, por lo menos no es tan absurda. En años pasados recientes, la URSS ha estado desarrollando y usando máquinas electrónicas “tranquilizantes” para afectar el comportamiento de grandes poblaciones. Tales equipos también han sido propuestos en los Estados Unidos para usarlos en salones de clases. Discutiremos esos instrumentos en un capítulo posterior.

Aunque el propósito alegado para la máquina de radiación de Royal Teton era el de reducir la actividad discordante de la humanidad. Tal radiación realmente podría tener efectos adversos a largo término debido a que las emanaciones son efectivamente irritantes para el sistema nervioso central, aunque causen una sedación superficial, (efecto sedante). Es irónico quizás, que en menos de una década después de los escritos de Ballard, estalló en el mundo uno de los conflictos más sangrientos de su historia: la Segunda Guerra Mundial.

¿Es que la máquina de los Grandes Seres Cósmicos no funcionó? ¿O sí?

En su primer libro, Ballard declara haber visitado cuatro locales subterráneos secretos totalmente: dos de ellos mientras estaba “fuera del cuerpo” y dos por medios humanos corrientes. Asombrosamente, cada local correspondía a una región en la cual existía en los comienzos de la historia, una civilización mayor devota de los dioses” Custodios.

El sitio de Teton coincide con las antiguas civilizaciones de Norteamérica. Un local subterráneo similar en Suramérica coincide con la civilización Inca de ese continente. Un viaje por barco y luego en automóvil terminó en una escala de un reputado sitio subterráneo en la península Arábica que se corresponde con las antiguas civilizaciones egipcia y mesopotámica. La cuarta localidad en las montañas sobre la ciudad sobre la ciudad de Darjeeling en la India, corresponde a las antiguas civilizaciones del subcontinente Indio.

Las localidades subterráneas eran declaradamente muy extensas y servían a numerosas funciones. Además de las instalaciones de los equipos electrónicos, se dice que las galerías estaban llenas con enormes cantidades de metales preciosos y joyas. Esto es interesante debido a que sabemos que la mayoría de las antiguas civilizaciones que veneraban a los “dioses” Custodios, regularmente hacían sustanciales ofrendas en oro, plata, joyas y otros minerales preciosos a sus adorados “dioses”.

Ballard alegaba que los tesoros vistos por él venían de alguna de aquellas civilizaciones:
“En esos almacenes, el oro de los continentes perdidos está depositado—de Mu y la Atlántida—antiguas civilizaciones del Gobi y del desierto del Sahara (*) –- Egipto—Caldea—Babilonia—Grecia—Roma—otros dos más”.
(* ) Las antiguas civilizaciones del Gobi y del desierto de Sahara eran civilizaciones mayores que se cree que existieron alguna vez en el desierto del Sahara en el Norte de África y el desierto del Gobi en el Centro Este de Asia. Al igual que Mu y la Atlántida, Gobi y Sahara se dice que existieron antes de Sumeria y por lo tanto están relegadas al estado de ficción por la mayoría de los historiadores. Según la leyenda, las civilizaciones Gobi y Sahara fueron destruidas en una guerra cataclísmica y se dice que eran tecnológicamente muy avanzadas, y los desiertos en los cuales habían estado asentadas se cree que fueron alguna vez, cubiertos con vegetación.
.
Los geólogos modernos han descubierto trazas de explosiones atómicas en esas regiones, pero estos indicios se explican comúnmente causados por la combustión espontánea de elementos radiactivos naturales hace mucho tiempo. Otros creen que las trazas son el resultado probable de armas atómicas usadas miles de años atrás en la destrucción de las antiguas civilizaciones, donde también se destruyó la vegetación circundante, causando que sus áreas se convirtieran en los desiertos que hoy conocemos.

Los historiadores generalmente asumen que las antiguas ofrendas iban a la clase sacerdotal. Sin embargo, si tomamos en serio la existencia de los “dioses” Custodios, es muy probable que los “dioses” realmente cargaron con la materia prima.

El testimonio de Ballard indicaría que una gran parte de las piedras preciosas y metales eran almacenados por los “dioses” en subterráneos inaccesibles localizados en toda la Tierra, quizás para ayudar a financiar las actividades Custodias y mantener funcionando la Hermandad corrupta.

Los metales y piedras preciosas son enormemente caros debido a su escasez artificial. Cuando Cecil Rhodes desarrolló su casi monopolio con las minas de diamantes en Sur África, logró mantener altos los precios, creando un rígido canal de comercialización mediante el cual vendía sus diamantes. Todavía hoy, así funciona el comercio del diamante. De acuerdo a Ballardlos “Maestros Ascendidos” de la Hermandad intentan mantener escasos los metales y piedras preciosas.

Dice Ballard:
“Si todo este oro pudiera ser liberado hacia la actividad exterior del mundo –podría obligar a un reajuste repentino– en cada fase de la experiencia humana. En el presente—no forma parte—del buen juicio”.
Se dice que San Germain estableció que la enorme cantidad de oro y tesoros sería liberado en el mundo externo “cuando la humanidad haya sobrepasado su desenfrenado egoísmo”.

La consecuencia es que esos minerales y gemas existen en cantidades suficientes en la Tierra como para causar una dramática caída en su valor si fueran liberados dentro del dominio público. Una consecuencia más es que ellos lo han acumulado y hecho escaso para proteger la riqueza de la Hermandad. Si verdaderamente existen los tesoros, entonces la Hermandad es un poder económico bastante grande oculto en la Tierra. De acuerdo a Ballard esta economía escondida puede existir y ha sido usada para influir en las actividades humanas.

Durante su gira por la localidad de Teton, San Germain le dijo a Ballard:
“Nadie—en este mundo—nunca acumuló una gran cantidad de riqueza—sin la ayuda y radiación de algunos—Maestros Ascendidos. Hay ocasiones—en las cuales individuos pueden ser usados como un foco de gran riqueza—para un propósito específico—y en tales casos—gran poder adicional es irradiado a ellos—para que por su intermedio—ellos puedan recibir ayuda personal. Tal experiencia es—una prueba—y oportunidad—para su crecimiento”.
Es completamente cierto que la riqueza ha estado concentrada en una pequeña minoría. También es verdad que muchos de los miembros de esa minoría se han afiliado a la red mística de la Hermandad, a través de la historia. El problema con este estado de cosas no sería, el estricto control de la riqueza; sería que este control con mucha frecuencia tiene que ser usado para engendrar la guerra y la degradación espiritual.

Durante sus viajes a las presuntas localidades subterráneas, a Ballard se le señaló algunos aparatos tipo radio. Unos de tales aparatos podía ciertamente sintonizar las conversaciones que se llevaban a cabo en varias partes del mundo, —incluyendo aquellas que se efectuaban en las oficinas del Banco de Inglaterra. Como recordaremos, el Banco de Inglaterra fue una de las primeras instituciones fundamentadas en el sistema de papel moneda inflacionario. Este sistema fue en gran parte creación de los místicos y revolucionarios afiliados con la red de la Hermandad.

El Banco de Inglaterra ha seguido siendo centro principal de este sistema hasta el día de hoy. La pretendida capacidad de la “estación de escucha” de los “Maestros Ascendidos” de Ballard es por lo tanto, notable, porque podría indicar un monitoreo directo de un banco central principal del sistema internacional de papel moneda, por la más alta jerarquía de la Hermandad. Esto llega a ser todavía más interesante en el siguiente capítulo cuando consideremos la ayuda que el Director del Banco de Inglaterra, Montague Norman, dio a Adolfo Hitler y al movimiento nazi alemán durante mucho del tiempo en que el entrometido electrónico estaba en funcionamiento, según se dijo.

Al principio de este libro, anotamos la destrucción en gran escala de los irreemplazables registros históricos y religiosos en los Hemisferios Oriental y Occidental por fanáticos cristianos. De todas formas, los historiadores han sido capaces de reconstruir mucho de la historia; pero ¿Es completa esta historia?

De acuerdo al señor Ballard, no la es. La humanidad perdió registros adicionales cuando líderes de la Hermandad deliberadamente sacaron y escondieron escrituras. El señor Ballard declara que vio algunos de esos trabajos históricos antiguos dentro del complejo subterráneo de la montaña que está al Norte de Parjeeling en la India.

El añade que los registros no serían liberados a la raza humana hasta que los Maestros Ascendidos así lo ordenaran:
“Esos registros no serán sacados y puestos en uso del mundo exterior en el presente tiempo, debido a la falta de crecimiento espiritual y de comprensión de la gente. La raza tiene inquietud y sentido crítico por lo que es una actividad muy destructiva …..los "Maestros Ascendidos de la Gran Hermandad Blanca" siempre han previsto tales impulsos destructivos y han apartado todos los registros importantes de cada civilización y los han guardado, dejando los menos importantes para que fueran destruidos por los impulsos viciosos de los vándalos.”
Si eso es verdad, lo señalado arriba es una asombrosa admisión. La “falta de crecimiento espiritual” de la humanidad ha sido causada por muchas de las organizaciones a las cuales pertenecen esos presuntos “Maestros Ascendidos”.


Fue la Hermandad la que convirtió el conocimiento espiritual en,
  • símbolos incomprensibles
  • misterios inalcanzables
  • ritos supersticiosos,
  • apocalipcismo salvaje
  • y todas las demás enfermedades derivadas de todo esto...
En tales circunstancias, no es sorprendente que los seres humanos experimentasen “inquietud y sentimiento crítico”.

La solución de ocultar la sabiduría, en verdad que no podría corregir aquellas deficiencias humanas. Una solución así sólo puede profundizar el problema. La confesión de que importantes registros deben estar escondidos para prevenir su destrucción, es espuria. En los días de Ballard, la impresión de libros era ya un arte bien establecido. Cualquier registro importante puede ser fácilmente duplicado y producido en masa con los originales seguramente archivados en otra parte. Si realmente tales registros escondidos existiesen, debemos concluir que el único propósito es mantener a la humanidad ignorante del pasado.

El movimiento I Am creado por Ballard predicaba una filosofía del Día del Juicio y un fuerte anti-comunismo. A pesar de los ataques de la prensa y del gobierno de los EUA, el movimiento I Am atrajo una gran cantidad de partidarios en los finales de los 30’s y principio de los 40’s. I Am enseñaba que el comunismo era el real mal en el mundo y que pronto sería destruido por los Maestros Ascendidos. Extrañamente ninguna mención fue hecha del Nazismo, el cual crecía rápidamente en Alemania en esos tiempos.


Los Maestros Ascendidos y sus seguidores eran claramente criaturas políticas. Según Ballard, los miembros de la Hermandad estaban profundamente involucrados en organizaciones policiales y de espionaje en la década de los 30’s. Los miembros de la Hermandad supuestamente servían en el Servicio Secreto Americano y Ballard declaró que había encontrado agentes del Servicio Secreto Francés (Organización Nacional de Inteligencia Francesa) que eran miembros de la Hermandad y quienes se llamaban entre sí, “Hermanos de la Luz”.

Como si la reaparición de San Germain no fuera suficiente, el movimiento I Am presentó otro portavoz más distinguido: “Jesucristo”. Jesúsfue un protagonista huésped de New York el 24 de Octubre de 1937; y de Oakland, California, el 15 de Febrero de 1939. Si este “Jesús” fue realmente una persona que proclamaba ser Cristo o simplemente el señor o la señora Ballard actuando como médium para canalizar la “voz del Espíritu” de Jesús, yo no soy capaz de descubrirlo.

Lo que esto pudo haber sido: ¿puedo presentar respetuosamente esto como una auténtica “Segunda Venida” de Jesús tal y como las religiones siempre lo habían ofrecido? Esta “Segunda Venida” de Jesús en los 1930’s fue patrocinada por la misma red de la Hermandad que había auspiciado y traicionado a Jesús siglos antes y que continuaba manteniendo vivas las enseñanzas apocalípticas prediciendo desde entonces el regreso de Jesús. Naturalmente que esta novedosa “Segunda Venida” no resultó en los mil años de paz y salvación espiritual. Concretamente, ayudó a colocar el piso para la II Guerra Mundial.

El movimiento I Am murió muy rápidamente después de haber alcanzado la cumbre en los años 1940’s. Actualmente es bastante pequeño(*).

(*) El movimiento I Am inspiró a varios grupos disidentes. Uno de tales grupos es el Summit Lighthouse”, el cual realmente es el más grande de los grupos I Am, aunque no es reconocido por, ni afiliado formalmente con la organización original I Am discutida en este capítulo. Con su sede central en Malibu, California, el Summit Lighthouse es realmente dirigido por su co-fundadora Elizabeth Claire Prophet, quien junto con su antiguo marido, Mark Prophet presuntamente han sido miembros de otro grupo disidente de I Am llamado el “Puente a la Libertad”, antes de fundar el Lighthouse. Como el I Am de Ballard, el Summit Lighthouse cree que San Germain es un Maestro Ascendido. El Summit Lighthouse es bastante conocido porque el señor Prophet enseña que muchos de los OVNIS son hostiles al bienestar humano. 
Nunca ganó el seguimiento y la influencia que alcanzaron muchas otras ramas de la Hermandad. Para mucha gente, la Fundación I Am es algo así como una curiosidad, gobernada por personas retiradas principalmente. En verdad, I Am no es importante para nosotros por lo que es hoy sino por lo que fue en los 30’s y 40’s.
  • ¿Fue la Fundación I Am de Ballard la evidente mezcolanza de un curandero espiritual ofreciendo un elixir hecho en casa para la gente que está buscando un rayo de esperanza en un mundo sombrío?
  • ¿Ballard realmente encontró a alguien esa tarde de 1930 sobre Mount Shasta?
  • ¿Fue I Am simplemente un pedazo de una juerga mística deslumbrante programada para hacer dinero por la familia Ballard, como lo han sostenido los críticos; o el señor Ballard, con sus relatadas experiencias, ofrece un extraño vislumbre dentro de las actividades de la Hermandad en el siglo XX?
Es una lástima que el señor Ballard no esté aquí para hacer sus confesiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails