domingo, 29 de agosto de 2010

La Planta de Cáñamo y sus Beneficios

La planta del Cáñamo y sus semillas pueden usarse para fabricar productos como harina (puede ser consumida por celíacos ya que no contiene gluten), fibra, papel, plástico y aceite tanto comestible como combustible. Es más sostenible que plantas como el algodón o la soja, y puede ayudar a reducir la emisión de gases que producen el efecto invernadero, porque almacena naturalmente grandes cantidades de CO2 durante su crecimiento.

En comparación con el lino y la soja, el cáñamo es mucho más compatible biológicamente con el cuerpo humano. Algunas personas tienen problemas para digerir productos de soja y la semilla de lino puede producir gas cianuro por la presencia de diglicósidos cianogénicos, además de resultar muy pesado para ciertas personas.
El cáñamo no es de ninguna manera una alimentación completa por si sólo. No hay alimento que lo sea, pero como parte de un estilo de vida sano, con una dieta alta en verduras y frutas, es sin duda una pieza que podría ser considerada fundamental en una dieta vegetariana.
La semilla de la planta del cáñamo es pequeña, suave y aceitosa, está recubierta por una capa transparente interior y una cáscara dura exterior. Esta cáscara se puede eliminar para llegar al nutricional corazón de la semilla del cáñamo. Éste es la parte que más se usa y es un ingrediente versátil en diversas recetas. La semilla de cáñamo se conserva mejor en el refrigerador.
Ácidos grasos
El aceite de la semilla de cáñamo es la manera preferida de tomar una dosis nutricional de Omegas 3, 6, 9 y GLA. Además contiene SDA (ácido estearidónico), que es un precursor de EPA y DHA, con una tasa de conversión superior al ácido linolénico (ALA).
El aceite de cáñamo es mejor sin refinar, ya que procesándolo se disminuye el valor nutricional por desnaturalizar los ácidos grasos esenciales.
El aceite de cáñamo contiene mayormente la fórmula gama de la vitamina E, un antioxidante natural que mantiene el aceite fresco.
Proteínas
La semilla de cáñamo contiene más del 22% en proteínas completas que son altamente digestivas gracias a su forma de globulina, como edestina y albúmina.
La edestina, que representa cerca de las 2/3 partes de las proteínas de la semilla, pertenece a la familia de las globulinas, unas proteínas globulares; ligeramente solubles en agua; solubles en soluciones neutras diluidas que precipitan por sulfato amónico diluido y coagulan por el calor (se puede hacer tofu de cáñamo). Las globulinas se encuentran en plantas y tejidos animales: sangre (globulinas séricas); músculo (miosina); patata (tuberina); nueces del Brasil (excelsina); lentejas (legumina) y el cáñamo (edestina).
La edestina es un tipo superior de proteína vegetal parecida a la proteína humana y perfectamente adecuada para las necesidades de las células en el cuerpo humano. El cáñamo contiene la mayor concentración de globulina del mundo vegetal. Es importante saber que si se calienta durante unos minutos a más de 115 ºC, la proteína puede perder sus cualidades naturales y volverse insoluble y menos digestiva.
La semilla de cáñamo contiene buenas cantidades de arginina y histidina; ambas importantes durante el crecimiento infantil. La proteína del cáñamo también contiene aminoácidos azufrados como metionina y cisteína (menos frecuentes en el reino vegetal que en el animal).
La semilla de cáñamo contiene todos los aminoácidos esenciales (en niveles superiores a los encontrados en la proteína de soja o en la semilla de lino) y otros aminoácidos necesarios para el crecimiento infantil.
Vitaminas y minerales
El cáñamo, como casi todas las semillas, es una fuente muy importante de vitaminas y minerales.
Vemos como 100 gramos de semillas de cáñamo aporta el 50% de la CDR de cinc, el 100% de la CDR de hierro, y casi un 20% de la CDR de calcio. Además de un 400% de la CDR de vitamina E (difícil de encontrar para algunos vegetarianos).
Hemos visto cómo el cáñamo es sin duda, una semilla a tener en cuenta.
En resumen:
Una maravillosa cualidad del cáñamo es ser un producto BIO porque es tan fácil de cultivar que no necesita casi abonos, ni pesticidas, ni cualquier modificación genética.
¡Hoy en día no se puede decir lo mismo de otros cultivos como el algodón o la soja!
Aparece pues claramente que el Cáñamo es rico en proteínas (25%) aunque un poco menos que la soja (34%). No obstante, las proteínas del cáñamo se consideran como el “modelo de proteína vegetal”. Los aminoácidos que la constituyen se parecen a los de la sangre humana lo que los hace muy digestivos, aspecto muy conocido por los médicos que las recetan a las personas que tienen problemas de digestión.
Es rico en calcio, magnesio, fósforo, Vitamina A, Clorofila, fibras (que mejoran el tránsito intestinal) y por encima de todo es una fuente incomparable de Ácidos Grasos Esenciales (AGE).
En pocas palabras, un puñado de semillas de cáñamo (cañamones) al día bastará para cubrir las necesidades en proteínas y en AGE de un adulto.
Ácidos Grasos Esenciales
Los AGE, el Ácido Linolénico-Omega 3 y el Ácido Linoeico-Omega 6, son necesarios para una buena salud. De hecho, un desequilibrio o una modificación de su forma activa puede originar enfermedades más o menos graves.
El cuerpo utiliza los ácidos saturados como fuente de energía y como constructor de la membrana celular. Son ácidos estables que casi no se ponen rancios.
En cuanto a los ácidos grasos insaturados (Omega 3 y Omega 6) son muy importantes para nuestro bienestar. De ellos dependerá la flexibilidad de nuestras membranas celulares así como su fluidez.
Un régimen equilibrado en ácidos grasos permite prevenir problemas de salud tales como las enfermedades cardiovasculares o la obesidad, participan en el buen funcionamiento del sistema inmunitario y según algunos médicos hasta reducirían los riesgos de cáncer.
La semilla de Cáñamo posee naturalmente el buen equilibrio de AGE que es el ratio 1:3 considerado ideal.
En resumen, ninguna otra fuente de semillas que no sea el cáñamo tiene aminoácidos en una forma tan digestible y una ratio exacta 1:3 en ácidos grasos.
El cuerpo debe extraer de la alimentación los Ácidos Grasos Esenciales que no es capaz de sintetizar sólo.
Además de su riqueza en ácidos grasos insaturados, el aceite de cáñamo contiene igualmente Ácido Linolénico (LNA) lo que lo convierte en una de las raras fuentes vegetales de este ácido.
Otras fuentes de LNA son la borraja y la onagra pero su sabor es tan particular que es preferible meterlas en cápsulas para ingerirlas.
Sin embargo el aceite de cáñamo tiene un buen sabor que permite usarlo como aliño para ensaladas. Pero atención, no soporta la cocción debido a su riqueza en Ácidos Grasos Insaturados.
El LNA puede ser sintetizado por el organismo a partir del ácido linoleico. Pero el proceso de síntesis es muy lento y a menudo perturbado por la vejez o la enfermedad. Por ello es más interesante poder aportarlo directamente con la alimentación.
El aporte diario de Ácidos Grasos recomendado para un adulto está cubierto con 2 a 4 cucharaditas de aceite de cáñamo al día.
El cáñamo es una de las plantas medicinales cultivadas más antiguas del mundo. Modesta y de crecimiento rápido, no necesita fertilizantes ni insecticidas y sirve de materia prima para diferentes productos (textiles, papel, medicinas, materiales de construcción, combustibles y mucho más).
El aceite de cáñamo de primera prensa en frío es una joya natural que se emplea como sustancia activa en cosmética por su elevado contenido en ácidos grasos no saturados que fortalecen la función de la capa hidro-lípida, importante protectora de la piel y es un excelente elemento de nutrición e hidratación. Recomendable para atenuar las molestias menstruales y recuperar el equilibrio hormonal, no se conocen reacciones alérgicas al cáñamo, tiene una influencia positiva en trastornos cutáneos y se conocen buenos resultados incluso en casos de neurodermitis.
En alimentación, el aceite de cáñamo aporta sustancias de alto valor nutritivo que lo convierten en un reconstituyente natural recomendable en estados carenciales.
Aceite de Cáñamo bio, de alta calidad:
El aceite de cáñamo tiene un altísimo contenido en ácidos grasos esenciales poliinsaturados en una composición perfecta y única. Por lo tanto realiza una contribución indispensable a las necesidades nutricionales diarias y a la salud.
El aceite de cáñamo tiene un agradable sabor parecido a las almendras y es ideal para comer en crudo, ensaladas y para platos fríos. También puede utilizarse para cocinar siempre que no se supere el punto de inflamación (180-220°)

2 comentarios:

  1. Muy linda nota.. pero donde se consigue el aceite de cáñamo en Argentina?. En España en cualquier hipermercado, pero aqui quien lo vende?

    ResponderEliminar
  2. Buena pregunta Lucas, también he estado buscándolo en Colombia y parece que no se consigue.
    Quizás sea hora de empezar a buscar la forma de preparárnoslo nosotros mismos...
    Fuerte Abrazo...
    Gloria H.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails