sábado, 21 de enero de 2012

¿Quién Eres y Hacia Dónde Te Diriges?


Ahora es el Momento de Prestar Atención a... ¿Quién Eres y Hacia Dónde Te Diriges?
2 Enero 2012, del Sitio Web PreventDisease
traducción de Adela KaufmannVersión original

Finalmente hemos cruzado al 2012, un año tan inflado con profecía, y no podemos dejar de sentir una sensación de gran energía al comenzar a transitar en lo que promete ser un año de continúas transformaciones en todos los niveles (personal, transpersonal, cultural, social, mundial , etc.)

Al estar ahora acelerándonos hacia el 12-12-12, hay poco más de 11 meses antes conduciéndonos a una gran oportunidad para todos nosotros de comprender la naturaleza de quienes realmente somos y de lo que somos capaces de lograr en este planeta.

Si es que no lo has hecho aún, en algún momento pronto comenzarás a preguntarte:

"¿Por qué estoy aquí?" y "¿cuál es mi propósito?"

El viaje de liberación y el destino se ha iniciado, ya que es este cuestionamiento el que lo impulsa a uno hacia el despertar.

En pocas palabras, te conviertes en un buscador de tu propia verdad , la verdad que ya existe dentro.

Los científicos saben ahora que el ADN puede ser directamente afectado por nuestras palabras, pensamientos y emociones y que también puede afectar el ADN de otros a miles de kilómetros de distancia.

También se ha descubierto que el ADN absorbe y libera fotones o luz y que esta puede ser su principal fuente de alimento, por lo que el concepto de la nueva era del "trabajo de luz" de repente toma proporciones tangibles.

Por encima de todo, los científicos han descubierto que la energía esencial que más afecta al ADN es el amor.

El amor tiene un efecto específico sobre nosotros:

"Una mayor coherencia, mayor organización, mayor estructura y mayor cristalización -. Todos estos efectos nos muestran que los campos de energía, las moléculas y las células de nuestro cuerpo están trabajando en una mayor armonía y unidad, por primera vez, este hecho nos da una definición científica del amor."

Más y más de la humanidad está comenzando a darse cuenta de una de las más grandes verdades:

explorar y comprender el sentido de lo que somos en el nivel más esencial es una de las búsquedas más profundas e inspiradoras de la curación en las que podemos participar.

Mientras los grandes cambios en nuestro mundo siguen instando a todos los ámbitos de la vida a transformarse, la humanidad se está despertando a un ritmo creciente a su increíble potencial y está expandiendo su identidad en una forma gloriosa.

Tenemos que reconocer que se vuelve nuestra opción el trascender a otro nivel (frecuencia o conciencia) para que podamos participar en la co-creación de una nueva y especial era, un tiempo para todas las cosas positivas, un tiempo para imaginar, un tiempo de fraternidad total.

El propósito general de las lecciones de vida es la de catalizar el crecimiento de uno, de aumentar la fuerza del alma. En nuestro caso, esto a menudo requiere experiencias cargadas de emociones, porque las emociones proporcionan un tipo de energía que aumenta temporalmente o retrasa lo que somos capaces de hacer en función de cómo son utilizadas.

Sin este impulso, nos resistiríamos a trascender los límites o a explorar nuevos caminos, porque nuestra motivación dependerá únicamente de las viejas formas de ser y hacer.

El uso eficiente de las emociones en una experiencia de aprendizaje aumenta la fuerza del alma y expande el conocimiento y, posteriormente, nada más que la nuevamente encontrada comprensión se requiere como motivación cuando se enfrentan experiencias similares en el futuro.

Por otro lado, las emociones pueden retardar el progreso si éstas limitan lo que usted siente que puede hacer.

Tenemos que aprender a separar las emociones que nos limitan de las que nos abren a nuevas posibilidades. El valor de las emociones positivas y negativas depende de lo que hagamos con ellas. La energía emocional positiva puede ser utilizada directamente para poner el conocimiento a la acción con entusiasmo.

Visto en su forma más elemental, la transformación /el cambio/ es algo a lo cual la mayoría de nosotros hemos sido condicionados a mezclar con la ansiedad e incluso el miedo. Esto no es sólo un proceso de normas sociales, sino incluso de la naturaleza del ego o un sentido separado de sí mismo como se describe en ciertas tradiciones espirituales.

Amor significa compasión, bondad, cuidado, dar, compartir e inocuidad.

En consonancia con convertirnos en aquello que deseamos ver cada vez más en este mundo, debemos convertirnos en Amor. Hay que centrarse, no en aquello que creemos que está mal en el mundo, sino más bien en cómo el amor y la armonía traerán el equilibrio de vuelta al mundo. Debemos estar dispuestos a aventurarnos más allá de los parámetros limitados y seguros en los que hemos vivido durante mucho tiempo nuestras vidas, moviéndonos hacia los dominios ilimitados.

El amor por uno mismo es esencial para el camino espiritual, no como una búsqueda narcisista, sino como algo mucho más profundo y más maduro. Al amarse a uno mismo, uno tiene la intención de servir lo más alto de sí mismo en la medida de su capacidad en todo momento. Esto significa cuidar todos los aspectos del ser y no abusar de uno mismo de ninguna manera.

Esto significa atraer cualquier parte de uno sumergida en la sombra hacia la esfera iluminada de nuestra conciencia para ser trabajada, no almacenada, escondida o reprimida.

Esto significa tratar cada situación, sin importar cuán terrible pudiera ser, como algo para servir con lo mejor de nosotros y fundirla, en la medida de lo posible, con nuestra presencia, encarnando la fuerza de la unión tan conectada con el amor.

Esto no significa que si una situación es desagradable que permanezcamos en ella, sino sólo para estar completamente consciente de sí mismo para saber cómo erigir los límites necesarios en un momento determinado o actuar en consecuencia, y no reaccionaren desarmonía.

En última instancia, mientras más presentes estemos, o unidos/con amor del momento, más capaces seremos de actuar desde una mayor profundidad.

La mayoría de nosotros estamos actualmente sintiendo este desafío a nuestra propia condición mientras las cosas empiezan a transformarse con mayor rapidez e intensidad. Esto no es realmente otra cosa que las fuerzas que están tratando de desmantelar esta identidad acondicionada del ser (el yo), ya que es una sensibilidad limitada que nos impide realmente darnos cuenta y actualizar el increíble potencial que es natural a toda la vida.

Estos cambios se lavan a través y alrededor de nosotros y realmente no hay necesidad de temer, porque mientras nuestro ser condicionado es inevitablemente arrastrado, nos maravillaremos de lo que yace debajo y alrededor.

Nos maravillaremos de la amnesia que realmente hemos estado sufriendo durante eones. De hecho, todos tenemos el poder del libre albedrío y el sufrimiento o la felicidad que estas transformaciones pueden suponer realmente vienen a nuestra propia elección en la forma de percibir y actuar a través de ellas.

Deberían ser nuestras aspiraciones el ayudar a apoyar el esfuerzo creciente y continuado para abarcar, no sólo estas transformaciones, sino también ayudar a la gente a participar de su mayor sentido de sí mismo y, finalmente, comenzar a convertirnos en fuerzas creativas de transformación en el mundo a nuestro alrededor al ir elevando la totalidad de la realidad con la intención positiva hacia una mayor armonía.

A medida que comenzamos a expandir la conciencia espiritual, comenzamos a darnos cuenta de que hay más a la vida y el universo, de lo que parece. La creación es, sencillamente, demasiado asombrosa y extraordinaria para ser considerada irregular o caótica.

Hay una unidad que lo impregna todo.

A medida que nuestra conciencia espiritual continúa creciendo, nos vamos a encontrar a nosotros mismos comprendiendo la conexión subyacente de todo, hasta que eventualmente nos demos cuenta de que los demás son en realidad parte de nosotros mismos, que nosotros somos una parte de ellos, que todos somos uno. Tal cosa juega estupendamente bien con el código maya yucateco de honor, en Lak'ech lo que significa Yo soy otro tú mismo.

Esto es realmente acerca de hacer un Cielo en la Tierra (o cualquier palabra que se usted desee utilizar para describir algo mejor y más brillante).

Y lo que es sorprendente es que a medida que los sistemas que nos han limitado caen, se nos invita a crear otros nuevos a su paso, sabiendo que ahora, en el diluvio de la gran era de la información de la que vivimos, que estos nuevos brotes de crecimiento humano y creatividad e ingenio vienen de quizás el mayor estanque de la comprensión y la sabiduría!

Nunca antes ha habido tanta unidad en nuestro planeta, tal comprensión de la cultura, tal innovación, en todos los campos de expresión!

Esto está más allá de lo emocionante.

Si usted apaga la incesante corriente de la negatividad que sale de los órganos de difusión del viejo orden del mundo (los medios de comunicación, por ejemplo), y he aquí, lo que está ocurriendo en nuestro planeta, sin duda llegarán a darse cuenta de que están, literalmente, atestiguando y creando los comienzos de la Edad Dorada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails