miércoles, 28 de agosto de 2013

El Peligro de los Transgénicos / Manifiesto contra los Transgénicos, por El Proyecto Matriz



El Peligro de los Transgénicos

06 Octubre 2008, por ElProyectoMatriz

"Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento” HIPOCRATES

“El cúmulo de casos de contaminación genética documentados en la historia de los cultivos MG [manipulados genéticamente] en nuestro país y en el resto del mundo y la avalancha de nuevas variedades MG impulsadas por las empresas biotecnológicas hace que sea de vital importancia disponer de unas normas de coexistencia eficaces que aseguren la supervivencia de la agricultura convencional, y especialmente de la agricultura ecológica, libre de transgénicos.

Cómo se ha demostrado en Estados Unidos, la ausencia de este tipo de medidas conduce inevitablemente, y de manera alarmantemente rápida, a la contaminación de la base del sistema alimentario mundial: las semillas.JOSEP PÀMIES.


Josep Pàmies -
 
Este post será una pequeña introducción a lo que deseamos sea una serie en la que se profundizará todo lo que podamos en un tema básico, de debate indispensable. Debate que -como ya nos tienen acostumbrados-, tanto medios de “desinformación” como políticos nos ahorran.

La cuestión de los mercados alimentarios, su influencia en todo el planeta y las herramientas de dominación global en este terreno fueron ya tratadas en los artículos anteriores de la serie: MERCADOS ALIMENTARIOS - ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA.

Hemos abordado también - saltándonos el paso intermedio de los transgénicos - la biología sintética en BIOLOGÍA SINTÉTICA O LA COMPETENCIA DE DIOS.

Os ofrecemos a continuación, un “collage” obtenido de varias fuentes dedicadas a la lucha contra la expansión de las semillas transgénicas.

No os perdáis los dos vídeos que recogen la entrevista realizada por la cadena de televisión catalana Canal 3/24 a Josep Pámies. Os dará muchas pistas de por dónde van las cosas en el terreno de nuestra alimentación y nuestra tierra.

Con fecha 24 de mayo de 2007, Amigos de la TierraCOAGEcologistas en Acción y Greenpeace inician un proceso de adhesiones a una declaración contra el uso de transgénicos en la agricultura y la alimentación.
“Frente a las promesas de la industria queremos aportar un documento que muestre la realidad de la introducción de los transgénicos. Queremos conseguir una declaración que sea de la sociedad civil, y buscamos el apoyo de representantes de organizaciones, asociaciones, ONG’s, sindicatos, investigadores y gente de la Universidad, para dejar claro que el debate sobre los transgénicos es un debate que afecta al conjunto de la sociedad”.
Dicha declaración comienza:
“Los Organismos Modificados Genéticamente (OMG) se obtienen mediante la ingeniería genética, que permite crear plantas, animales y microorganismos manipulando sus genes. En los últimos años, esta técnica se ha utilizado para intentar introducir nuevas características en cultivos y, desde hace poco más de una década, se siembran en algunos países variedades modificadas genéticamente (MG) principalmente de sojamaízalgodón y colza. A pesar de la ingente propaganda sobre multitud de funcionalidades, las variedades comerciales incorporan tan sólo dos características: la resistencia a insectos plaga y/o la tolerancia a un herbicida determinado."
Un 81% de la superficie de OMG cultivada en el mundo son plantas resistentes a herbicidas.
Esta tecnología no es una simple prolongación de la mejora vegetal llevada a cabo por la agricultura tradicional: al permitir franquear las barreras entre especies, crea seres vivos que no podrían obtenerse en la naturaleza o con las técnicas tradicionales de mejora genética.

Por otra parte, los conocimientos científicos actuales no son suficientes para predecir con exactitud todas las consecuencias de la manipulación del nuevo organismo en el que se han introducido genes extraños (frecuentemente desregulados en su nuevo entorno), ni su evolución e interacción con otros seres vivos una vez liberado un OMG al medio ambiente.
Según la propia Comisión Europea,
“el proceso de creación de organismos modificados genéticamente está rodeado de incertidumbres, que pueden dar lugar a multitud de efectos imprevistos”
Hoy por hoy, se trata, de una tecnología con un nivel de imprecisión muy elevado y cuyos efectos son impredecibles tanto a corto como a largo plazo.

Tras 11 años de cultivo, se ha comprobado que las semillas modificadas genéticamente no reportan los beneficios prometidos por la industria biotecnológica:
  • En promedio no reducen el empleo de productos químicos en el campo, sino todo lo contrario. Por ejemplo, en EE.UU., los tres principales cultivos MG han conducido desde 1996 a un aumento en el uso de agrotóxicos de 55.000 toneladas, con enormes incrementos en el volumen de herbicidas aplicados a la soja, al algodón y al maíz tolerantes a herbicidas.
  • Sus rendimientos son menores, o en el mejor de los casos equivalentes a los de las variedades no MG, tal y como lo ha reconocido recientemente el Departamento de Agricultura de EE.UU., por lo que los argumentos de eficiencia en el uso de recursos como suelo, agua o combustibles carecen de fundamento.
     
  • Sus impactos sobre el medio ambiente están cada vez más documentados: contaminación de especies silvestres emparentadas, reducción de la biodiversidad, contaminación química del suelo y de los acuíferos son algunos de los problemas asociados al cultivo de OMG.
     
  • No han aportado mejoras en la calidad de los alimentos, sino grandes incertidumbres sobre la inocuidad de los productos que contienen ingredientes MG, sobre todo a medio y largo plazo.
  • Para los agricultores, la aparición de malas hierbas y de adventicias resistentes a varios herbicidas asociada a los cultivos MG, empieza a ser motivo de preocupación en EE.UU. y en Canadá. En el caso de los cultivos insecticidas, se reconoce que es inevitable la evolución y proliferación de insectos plaga resistentes: cuestión de tiempo únicamente. Ello obligará a los agricultores convencionales a recurrir a plaguicidas cada vez más agresivos y costosos, mientras que la pérdida de eficacia de insecticidas naturales, como el Bt, será un grave perjuicio para la agricultura ecológica.
     
  • No contribuyen a aliviar la pobreza ni el hambre en el mundo. Al contrario, las aplicaciones comerciales de la biotecnología en la agricultura están aumentando la brecha que separa a pobres y ricos.
Un dato significativo: la mayor parte de las cosechas MG se destinan a alimentación ganadera para satisfacer el consumo de carne – excesivo en muchos casos de los países ricos.
Entre otras cosas, la declaración afirma:
Los estudios científicos sobre los que se basa la evaluación previa a la autorización son realizados por las propias empresas, sin que sea posible en muchos casos verificar los datos y resultados de forma independiente.

Pero lo que más desconfianza ha generado son los casos de OMG aprobados pese a la existencia de grandes incertidumbres, o peor todavía, a pesar de evidencias sobre su peligrosidad para la salud y/o el medio ambiente.

Por ejemplo, recientemente un grupo de expertos del Departamento de Ingeniería Genética de la Universidad de Caen, Francia, publicó en la revista científica “Archives of Environmental Contamination and Toxicology” un estudio en el que se demuestra que las ratas de laboratorio alimentadas con el maíz MON 863 de Monsanto muestran signos de toxicidad en el riñón y en el hígado.
El estudio analiza los resultados presentados por Monsanto a la Comisión Europea para obtener la autorización de comercialización en la UE del MON 863, un maíz que produce un nuevo insecticida llamado “Cry3Bb1 modificado”.

Sin embargo, la Comisión Europea concedió licencias para comercializar este maíz tanto para el consumo humano como para el consumo animal.
Otro ejemplo es el del maíz Bt 176. El cultivo comercial de transgénicos llegó a la agricultura española en marzo de 19986 con este maíz de Ciba Geigy, hoy Syngenta.

Este maíz contiene una modificación genética con tres genes que permiten producir una toxina capaz de matar insectos como el taladro y otros lepidópteros (mariposas y polillas), ser tolerante al herbicida glufosinato de amonio y aportar resistencia al antibiótico ampicilina.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) retiró, en octubre de 2001, las variedades Bt 176 de la lista de productos transgénicos registrados, dado que presentaban riesgo de aparición de resistencia en los insectos.
A pesar de esto, el Gobierno español autorizó nuevas variedades Bt 176 casi un año y medio más tarde de la aparición de estas evidencias.

En abril de 2004, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) publicó un informe en el que recomendaba la prohibición, a partir de enero de 2005, del cultivo de determinados transgénicos, entre ellos el Bt1769. Posteriormente, laAgencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA) anunció que en esa fecha la siembra de maíz Bt 176 quedaría prohibida en territorio español.

En el año 2005 el Gobierno siguió reconociendo que se está permitiendo el cultivo de un maíz cuya comercialización está prohibida según el Artículo 4 (2) de la Directiva 2001/18, a partir del 31 de diciembre de 2004.

Todavía no se ha informado acerca de los impactos generados durante los más de siete años de cultivo.
El análisis de riesgos del maíz MON 810 (el tipo de maíz transgénico que se cultiva en España), aprobado por la UE en 1998 bajo la Directiva 90/220/CE, no incluyó aspectos fundamentales como los efectos a largo plazo sobre la salud humana y/o animal o los impactos indirectos o diferidos sobre el medio ambiente, exigidos por la actual legislación.

Es imprescindible actualizar dicho análisis de riesgos, sobre todo teniendo en cuenta la falta de información exacta sobre los genes contenidos en el ADN del evento MON 810 en el momento de su aprobación y los resultados de estudios de caracterización posteriores, que sugieren que el ADN del maíz ha sufrido reordenaciones y/o supresiones a raíz de la transformación.
Asimismo, resultan preocupantes las similitudes de la proteína Cry1Ab producida por el MON 810 con la proteína Cry9C del maíz StarLink (retirado en 2000) que presenta características potencialmente alergénicas.

Con respecto a los impactos de estos maíces MON 810 sobre la salud o el medio ambiente, es importante reseñar que el único Plan de Seguimiento disponible a nivel europeo es un documento entregado por Monsanto en 1995, cuando la compañía solicitó el permiso de comercialización, sin que haya habido ninguna actualización desde entonces.
DEBATE SOBRE CULTIVOS TRANSGÉNICOS
El debate sobre los cultivos MG va mucho más allá de la mera aplicación de una tecnología nueva, y plantea ciertas cuestiones éticas que la sociedad no puede eludir:
  • En la actualidad, dichos cultivos benefician exclusivamente a las pocas multinacionales que los desarrollan y comercializan, y que los están intentando imponer agresivamente en todo el mundo. Los grandes intereses económicos en juego dan lugar a todo tipo de presiones políticas por parte de las empresas biotecnológicas y de algunos gobiernos, despreciando totalmente consideraciones ambientales y sociales.
     
  • Está en juego nada menos que el control de la agricultura y la alimentación en unas pocas manos, lo que puede conducir a una situación muy peligrosa para la independencia y supervivencia de pueblos, países y del conjunto de la Humanidad.
  • La utilización de la ingeniería genética en la agricultura no hace más que exacerbar los efectos perniciosos de una producción industrializada e insostenible, que no favorece a los pequeños agricultores, ni respeta el medio ambiente ni reparte equitativamente las riquezas.
El mundo necesita enfoques agrícolas sostenibles y es hora de que los gobiernos y los especialistas dediquen sus energías y recursos a desarrollar tecnologías y políticas compatibles con la protección del medio ambiente, una producción segura y de calidad y un reparto justo entre todos los seres humanos.



¿TRANSGÉNICOS EN LOS ALIMENTOS ECOLÓGICOS?
“La UE ha decidido esta semana aceptar la presencia de Organismos Genéticamente Modificados en los productos ecológicos, sin informar en las etiquetas”.
(12/06/2007)
El Consejo de Ministros de la Unión Europea ha decidido legalizar la presencia de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) en los productos ecológicos, sin necesidad de que los consumidores puedan informarse a través del etiquetado.

Hasta ahora, la legislación europea prohibía la presencia de transgénicos en la agricultura ecológica y, según organizaciones como la Unión de Agricultores y Ganaderas de Aragón (UAGA-COAG), el umbral actual de detectabilidad de transgénicos en los productos ecológicos no debe ser mayor al 0,01%.

El reglamento que se ha aprobado permitirá que los productos ecológicos contengan hasta un 0,9% de presencia “accidental o técnicamente inevitable”, algo que para UAGA-COAG tendría “gravísimas consecuencias”.
En este contexto, Amigos de la Tierra publicaba hace unos días una investigación que explicaba los beneficios de promover los cultivos ecológicos y su mayor competitividad ante los cultivos de productos transgénicos.

La Unión Europea,
“se prepara para dar un mayor apoyo político y financiero a los cultivos modificados genéticamente a pesar de que cada vez es más evidente el fracaso de este sector”, advierte David Sánchez, responsable del área de transgénicos de Amigos de la Tierra.

“Si el objetivo es desarrollar una economía competitiva y dinámica en Europa sería más razonable dar más apoyo político y económicos a los métodos agrícolas sostenibles”, señala David Sánchez, que afirma que la Unión “debería utilizar la revisión parcial de su estrategia biotecnológica para apoyar y promover prácticas agrícolas más sostenibles, que son económicamente competitivas y además crean empleo en el medio rural”.

TRANSGÉNICOS EN ESPAÑA
Como denuncian las ONG, en la actualidad España es el país de la Unión Europea que cultiva “mayor superficie de transgénicos a gran escala”.

Datos de Greenpeace revelan que sólo en 2006 se cultivaron “unas 53.000 hectáreas de maíz modificado”.
“A España llegan unos seis millones de toneladas de soja, de las cuales aproximadamente el 66% es transgénico; y un millón y medio de toneladas de maíz que han sido cultivadas en países que han optado por el uso masivo de transgénicos”, añade la entidad ecologista.


¿QUE PUEDO HACER YO?
Canal Solidario sugiere:
  • Propón a tu ayuntamiento que se convierta en ‘municipio libre de transgénicos’.
  • Greenpeace te invita a convertirte en observador y observadora de transgénicos, y avisar a la organización en el caso que encuentres un producto que no especifique si contiene o no OGM.
  • Amigos de la Tierra, COAG, Ecologistas en Acción y Greenpeace piden que firmes una declaración contra el uso de transgénicos en la agricultura y la alimentación.
  • Más información: Plataforma Transgénicos Fuera
  • Información sobre transgénicos de Greenpeace, Amigos de la Tierra y Ecologistas en Acción.
  • Otras noticias sobre cultivos transgénicos y agricultura publicadas en Canal Solidario.
- Josep Pàmies -
 
Os presentamos la entrevista realizada por el canal de televisión catalana 3/24 al agricultor catalán Josep Pàmies, miembro de la plataforma “Som lo que sembren” (“Somos los que Sembramos”) sobre la amenaza de los transgénicos. Algo que muchos – si no la mayoría - ven como hechos puntuales y que, sin embargo, ha invadido nuestros mercados, nuestras cocinas y nuestros campos.

Las mayores extensiones cultivadas de transgénicos en la Unión Europea son Aragón y Cataluña; en este orden. Algunas comunidades se han declarado “libres de transgénicos”.

En España, comunidades autónomas de momento: Asturias, País Vasco, Islas Canarias y Baleares. Además de algunos municipios.
Pero el asunto no es tan sencillo.

La contaminación debida a la polinización es inevitable. Y las administraciones parecen mirar hacia otro lado en cuanto a la afección que esto tiene en cuestión de salud, medioambiente, biodiversidad,…

Los transgénicos provocan una dependencia absoluta respecto a las grandes corporaciones semilleras mundiales, y arrasan con la soberanía alimentaria de los pueblos.
La creación y venta de semillas transgénicas está en manos de la industria farmacológica que, según varios premios Nobel de Medicina, hacen transformar medicamentos que curan en sustancias que cronifiquen para toda la vida. “EL MEDICAMENTO QUE CURA NO ES RENTABLE”.

Es necesaria la reacción ciudadana para retomar los cultivos tradicionales y evitar así semillas que no necesariamente están libres de enfermedades, y que llevan aparejado un uso indiscriminado de fertilizantes, herbicidas, pesticidas, insecticidas que, no sólo aumentan el precio de la cosecha, sino que entre otras cosas contaminan el agua de las capas freáticas.


 
Artículo de ecoportal.net:
“El 13 de septiembre de 2003, Assemblea Pagesa de Cataluña conjuntamente con Ecologistas en Acción de Aragón, realizaron una protesta a causa de la proliferación de campos de experimentación transgénica en nuestras tierras.

Con la mayoría absoluta del PP, el estado español se estaba convirtiendo en el principal laboratorio transgénico de Europa, mientras la mayor parte de los pueblos europeos vivían intensos procesos de debate, moratoria y hasta referéndums. …siguiendo una convocatoria internacional de Vía Campesina, unas cincuenta personas se concentraron en un campo de experimentación de Syngenta en la localidad de Alcoletge (Lleida), que no reunía ninguna medida de seguridad.
Esta multinacional comercializaba entonces el maíz BT176, prohibido en los Estados Unidos, desde 2001, por generar resistencia a los antibióticos en las personas.

Después de hacer una siega simbólica y recoger unas muestras, las personas concentradas fueron a la subdelegación del gobierno en Lleida para entregarlas conjuntamente con un manifiesto. Al no encontrar ningún representante de la administración, se encerraron pacíficamente hasta la llegada de alguna autoridad competente.

Justo después de entregar el manifiesto al secretario de esta institución e identificándose convenientemente, las 13 personas que habían ocupado el edificio, lo abandonaron”.
“…Más de un año después, Josep Pàmies, histórico sindicalista agrario de Balaguer (Lleida) y activista por las libertades y la dignidad en el campo, recibía una notificación de una denuncia de Álvaro Giménez y Sacanell, guardia civil de puerta de aquel día.

…Desde la Campaña en Solidaridad con Josep Pàmies, denunciamos la falta de fundamento de las acusaciones y el que creemos que es un intento de criminalizar y reprimir la lucha contra la imposición transgénica.

El hecho que se haya denunciado, solamente, a uno de los implicados y que este sea uno de los miembros más visibles de la lucha de base, confirma la voluntad de los aparatos estatales para escarmentar toda disidencia organizada.

Una vez más, se quiere decapitar el movimiento, tal y como se pretendía hace pocos meses con el juicio aAlbert Ferré, portavoz de la plataforma Transgènics Fora! .”
El juicio, segundo de estas características en el estado español, tuvo lugar el 11 de junio de 2007 en Lleida. La acusación pidió 4 años de cárcel y una indemnización de 50.000 euros a Josep Pàmies, agricultor y sindicalista histórico, por una ocupación pacífica de la subdelegación del Gobierno en Lleida el 13 de septiembre de 2003.

Su argumento es la versión tergiversada de un guardia civil que ha manifestado que ese día se le produjo una lesión que le impedirá reincorporarse a la carrera militar.Injusta sentencia sobre Josep PámiesLa defensa anuncia un recurso en la Audiencia Provincial. En primer lugar, manifestamos nuestra disconformidad con la sentencia judicial 181/2007 del juzgado nº 2 de lo Penal de Lleida.

La sentencia ha absuelto a Pàmies de los delitos imputados por la fiscalía y la acusación particular, declarándolo inocente de atentado a la autoridad y de lesiones. Ahora bien, incomprensivamente, la jueza considera que Josep es culpable de dos faltas leves (desobediencia y lesiones) y responsable civil de los 329 días de baja del guardia Sacanell y de las supuestas secuelas.

Esto supone dos pequeñas multas y la indemnización de 22.000 euros al guardia civil, además de los costes judiciales. La defensa presentará un recurso en la Audiencia provincial de LLeida.
Desde la Campaña consideramos que en el juicio quedaron demostradas la mala fe del agente y la irregularidad del proceso que siguió la denuncia.

En ningún momento, se probó que Pàmies agrediera el denunciante ni que estuviera en primera línea en el momento de los hechos. La jueza ha dado por buena la versión del agente, único testimonio que incrimina a Josep y, la credibilidad del cual se puso repetidamente en entredicho por su interés personal en jubilarse con doble paga, si salía vencedor del juicio.

El día de los hechos, Jiménez Sacanell, no pidió refuerzos para que se pudiera detener a ninguno de los manifestantes pero, curiosamente, acusó a Pàmies de agresión un año después.
¿Por qué esperó tanto?

Hoy sabemos que Sacanell recibió presiones para que denunciara a Pàmies y justificara la penetración de los manifestantes en el edificio. Sacanell tampoco fue a visitarse hasta tres días después, vía médico de cabecera cuando lo habitual en fuerzas de seguridad es que lo hagan en el momento después de los hechos y a través de urgencias.

Ninguna de las pruebas y resonancias magnéticas mostraron lesiones importantes durante los meses de baja del denunciante, antes de la operación quirúrgica exploratoria que se le practicó tras insistir del dolor.

En el juicio quedó demostrado que Sacanell había tenido una lesión en la misma parte del cuerpo, dos años antes, cosa que hace sospechar de la denuncia y del origen real de la baja de 329 días.

En todo caso, no tiene ninguna lógica que la jueza considere responsable civil a Pàmies, cuando ella misma reconoce probada la posibilidad de que la baja fuera causa de un empeoramiento de la lesión antigua.
¿CON QUÉ NOS ESTÁN ALIMENTANDO EN ESTA GRANJA DE CONSUMISTAS INCONSCIENTES?
¿QUÉ RESPIRAMOS?
¿QUÉ CONSECUENCIAS TENDRÁ ESTO EN NUESTRAS VIDAS, EN LAS DE NUESTROS HIJOS Y NIETOS?
¿DÓNDE ESTÁ EL ESTADO Y SU OBLIGACIÓN COMO PADRE PROTECTOR DE LOS CIUDADANOS?
¿QUIÉN DEBERÍA DE ASUMIR RESPONSABILIDADES?


LA DEMOCRACIA ES - POR DEFINICIÓN - EL GOBIERNO DEL PUEBLO.
Y EXIGE EL COMPROMISO DE CADA UNO DE NOSOTROS.
EL COMPROMISO DE INFORMARSE Y
PEDIR CUENTAS A QUIENES NOS REPRESENTAN.

¡MANTENTE ALERTA!



ARTÍCULO DEDICADO:

JOSEP PÀMIES POR SU VALENTÍA Y DEDICACIÓN
A FLOTIS SIEMPRE DISPUESTO A AYUDAR SUBTITULANDO CON LA MEJOR DE LAS VOLUNTADES
A TODOS LOS HOMBRES Y MUJERES QUE LUCHAN INFATIGABLEMENTE...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails