sábado, 23 de noviembre de 2013

El dios Dagon o Dagan...


La implicancia de conocer un poco acerca de los antiguos dioses o deidades radica en el hecho que podemos en pleno siglo 21 encontrarnos con los vestigios de ellos e identificarlos fácilmente. Hoy: Dagón o Dagan.

Deidad filistea. Normalmente se admite que el nombre Dagón es una forma diminutiva, de un término coloquial, derivado de la raíz dag semítica, y significa, "pez pequeño." Por consiguiente, el nombre indica un dios en forma de pez.

Esto también lo sugiere la Biblia cuando hablando del dios Dagón al que rindieron culto en el templo de Asdot (I Samuel 5, 1-7), (Asdot o Azoto N.del T) de acuerdo con la interpretación más probable, tenía cara y manos, y una parte de su cuerpo era parecida a un pez, "el tronco de Dagón" (versículo 5).

Del texto recibido de lo Setenta parecería que también tenía pies, aunque la edición Swete da a este punto una lectura diferente. En la traducción griega esta frase, se muestra con las características de tener un aspecto de brillo pulido.

La descripción de la Biblia coincide con la que puede verse en las monedas de varias ciudades, filisteas o fenicias, en la mayoría de ellas Dagón se representa como una figura compuesta, la parte superior del cuerpo es humana, y la inferior es de pez.

De ello parece deducirse que Dagón era un dios pez, hecho que no sorprende en lo más mínimo, puesto que parece haber sido la deidad principal de ciudades marítimas, tales como, Asdod, Gaza (los lugares originales se supone que estan enterrados bajo las dunas de arena que corren a lo largo de la orilla), Ascalón, y Arvad. En los monumentos, y también probablemente en el culto popular, Dagón esta asociado a veces con una deidad hembra también medio pez, Derceto o Atargatis, a menudo identificadas como Astarté.
Todos los estudiosos están de acuerdo que tanto el nombre como el culto de Dagón se importaron de Babilonia.

Las cartas de Tel el Amarna (aproximadamente 1480-1450 a. C.), qué han aportado los nombres de Yamir-Dagan y Dagan-takala, gobernantes de Ascalón, dan testimonio de la antigüedad del culto a Dagón entre los habitantes de Palestina.
Sabemos por la Biblia que la deidad tenía templos en Gaza (Jueces, 16, 21, 23) y Asdod (I Samuel 5, 1-7); Suponemos que existieron estanques igualmente en otras ciudades filisteas. El culto a Dagón parece que se había extendido incluso más allá de los confines de su confederación. El testimonio de los monumentos es positivo para la ciudad fenicias de Arvad; más aun, el Libro de Josué menciona dos pueblos llamados Bét Dagón, uno en el territorio de Judá (Josué 15, 41), y el otro en la frontera de Aser (Josué 19, 27); Josefo también habla de un Dagón "más allá de Jericó" (Antiq. Jud., XIII, 8, 1; De Bel. Jud. I, 2, 3): todos estos nombres son anteriores a la conquista israelita, y, a menos que los derivemos de dagan, dan testimonio de a una amplia difusión del culto de Dagón a lo largo de Palestina. Este culto se mantuvo, por lo menos en ciertas ciudades filisteas, hasta los últimos siglos a. C. Este era el caso de Asdod; el templo de Dagón que estaba allí fue quemado por Judas Macabeo (l Mac.10, 84; 11, 4).
Dagon o DaganAl contrario de los Baales que, entre los cananitas, era deidades esencialmente locales,Dagón parece que era considerado por los filisteos como un dios nacional (I Crónicas 10, 10).
A él atribuyeron su éxito en la guerra; le dieron gracias con grandes sacrificios, ante él se regocijaron por la captura de Sanson (Jueces 16, 23); a su templo llevaron los trofeos de sus victorias, el Arca (I Samuel 5, 1, 2), la armadura, y la cabeza de Saúl (1 Samuel 31, 9, 10; I Crónicas 10, 10). Un semi relieve de bronce de trabajo asirio fenicio también sugeriría que Dagón tenía una función prominente en las doctrinas de la muerte y la vida futura. Acerca del ritual de su culto, poco puede recogerse o de los documentos o de la Escritura. Los acuerdos detallados para devolver el Arca (1 Samuel 5; 6) puede haber estado inspirado más por las circunstancias que por cualquier ceremonia del culto a Dagón.
Sólo conocemos por los autores antiguos que, por razones religiosas, la mayoría de la gente siria se abstenía de comer pez, una práctica que uno se inclina relacionar con el culto de un dios pez.


CHARLES L. SOUVAY
Transcrito por David M. Cheney
Dedicado a Ceil Holman (1907-1996), mi abuela
Traducido por Félix Carbó Alonso

1 comentario:

  1. Eso ya fue predicho hace miles de años atras por los 7 sellos:
    http://benditoseas.50webs.com/los-siete-sellos-apocalipsis.html

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails