sábado, 19 de octubre de 2013

LIBERTAD: La Verdadera Anarquía de la Vida en la Tierra, John Lash


Figura arcóntica vista flotando sobre la ciudad de
Gaucin, España. Abril de 2011
La Verdadera Anarquía de la Vida en la Tierra - El Papel que Juega el Ser Humano en la Corrección de Sophia

por John Lash, 01 Junio 2011
Andalucía, del Sitio Web Metahistory
traducción de Adela KaufmannVersión original

Último día de doble turno bajo Bhuvaneshvari y el Colérico Tara Verde, el Selector.

Cuando Pistis vio la impiedad del Señor Arconte se llenó de ira.

Actuando en su forma invisible, habló de esta manera:
"Estás equivocado, ciego -. falsa deidad que no puedes ver. Hay un niño inmortal luminoso, el Anthropos, que entró en existencia antes de que tú y que aparecerá entre tus formas moldeadas (plasmata).
Este niño luminoso te pisoteará con desprecio al igual que se muele la arcilla del alfarero (en un bulto). Y tú te hundirás de inmediato a su zona apropiada, el abismo (de gravedad), junto con aquellos que pertenecen a tu legión.
"Porque en la consumación de yu trabajo, todo el defecto [de la ilusión arcóntica] expuesto a la luz de la verdad será abolido, y [esa ilusión] será como si nunca hubiera existido."
- Sobre el Origen del Mundo (On the Origin of the World), 103.15-30
Hablando en La charla en-Grok- en abril de 2011, me aventuré a una grandiosa afirmación: es decir, la corrección de Sophia inició el 19 de marzo, ocho días después del terremoto de Fukushima.

Si las enseñanzas gnósticas que sobreviven de los Misterios son correctas, este evento sería de singular y trascendental importancia para la especie humana y el futuro del planeta. Por un lado, significa que la Terma del Despertar de Gaia (Terma of Gaia Awakening), que he descubierto en agosto de 2008 está ya totalmente en marcha como un evento interactivo yendo hacia adelante en un tiempo lineal - y, posiblemente, también, en tiempo paralelo.

Por "tiempo paralelo" me refiero a un evento de bifurcación de la humanidad que implica la toma simultánea de dos cursos diferentes: di-órtesis, la solución dual o de división.

Para hacer lo más claro posible los distintos aspectos y perspectivas y de esta fantástica oportunidad, les ofrezco este ensayo.
 


Atrevimiento Divino
En este momento, a tres años desde el descubrimiento de la Terma del Despertar de Gaia, de la corrección (diorthosis griego) de la diosa de la sabiduría Sophia hay grandes posibilidades de que se convierta en un tema de considerable fascinación.

Su corrección es el único elemento destacado del escenario de la diosa caída, o historia de la visión de los misterios que se dejó abierta, sin definir. Es también la clave de la interactividad humana con Gaia-Sophia:
el papel del ser humano en la corrección, de alguna manera determina la forma en que se logrará.
¿Por qué?

Bueno, de acuerdo con las fuentes textuales gnósticas, que es como Pistis - nombre de la diosa que tiene confianza en la humanidad - desea que sea! Así que el mito nos informa, según lo registrado en un importante texto cosmológico, El origen del mundo - On the Origin of the World (citado anteriormente).

La corrección consiste en una especie de desafío cósmico, o atrevimiento divino. Un acto de desafío por el Eón Sophia en su forma pre-terrestre, dirigido contra las fuerzas Arcónticas y asegurándoles su derrota final. Su desafío a los engañosos poderes que amenazan la experiencia divina en la Tierra es una declaración de pistis, su confianza en la humanidad, la especie clave en el experimento.

Griego pistis: "fe, confianza."
 
Figura Arcóntica
vista flotando sobre Gaucin, España. Abril de 2011

 
Sueño Extraterrestre - El Enigma de los Arcontes (Alien Dreaming - The Enigma of The Archons) presenta la imagen del tipo Arconte embrionario ("como un feto prematuro"), parecido a una fuga de gas que emana de la Coco de Mer (CDM).

Hay dos versiones del CDM, siendo lo que representa el protennoia trimórfico o sistema de tres cuerpos de la intención original de Sophia. El CDM representa la semilla mundial, el germen de la conjunto de tres cuerpos para un experimento divino en el potencial humano.

En su sueño de un mundo en el que una cepa del Anthropos pudiera surgir y evolucionar, promulgando una experiencia divina, Sophia tuvo la visión de una estrella, un planeta y una luna o satélite. Ya que la tierra aún no se había formado, la parte central de la carne del CDM preterrestre no tiene X para marcar el lugar de la metamorfosis de Sophia en un planeta vivo.

La estrella-sol prototípica y la luna son de color azul oscuro, sugiriendo que estos cuerpos aún no han salido a la luz de la oscuridad del fondo cósmico.

En la segunda versión del CDM, la semilla del mundo es de color verde claro, la estrella-sol es roja, la luna es de color malva, y un suave X o hendidura cuadrada marca el lugar donde la tierra ha aparecido:
Este CDM (imagen de arriba) es el icono para el sueño del mundo del Eón Sophia, ya que llegó a ser realizado por su metamorfosis en el contexto de la experiencia divina que había previsionado en el Pleroma, el núcleo galáctico.

El original sistema de tres cuerpos está intacto, pero llega a ser capturado en la relojería celestial del sistema planetario inorgánico construido por los Arcontes. Tal es la perspectiva de dos mundos de la cosmología gnóstica.

¿Cuál es la "confianza" de Sophia en la humanidad? 
En consonancia con la línea del trama del mito gnóstico, ella espera que el Anthropos (Adam Kadmon) se de cuenta de su potencial original en el sistema de los tres mundos, a pesar de que está capturado en otro sistema. En otras palabras, ella cuenta con la especie humana para despertar y liberarse de la Matrix de los poderes arcónticos e involucrar a la divina oportunidad de la vida en la tierra, de forma interactiva con su propio despertar a la pesadilla de la historia humana.

Ahora hay una clara propuesta para la práctica de imágenes.

El CDM del momento preterrestre muestra que hay una especie de fuga o falla en el sueño original. Sophia no esperaba que la influencia desviada de los Arcontes viniera a influir en el experimento divino con el Anthropos. Bajo esta influencia, la humanidad está sometida a una segunda realidad sustituta o realidad simulada.

Este es el reino de las "esferas planetarias", donde la tierra es capturada, que se describe como un sistema penitenciario en los escritos gnósticos. Por lo tanto, el prototipo del "planeta prisión", un meme asociado con el movimiento de guerra de información de Alex Jones .

Los Telestai (los gnósticos como los entendemos hoy en día) describen los Arcontes como guardas y porteros en el laberinto de la prisión planetaria. El recinto penitenciario indicado aquí no es la Tierra, que es el escenario edénico para un experimento divino en libertad, descubrimiento y novedad.

No, es LA MATRIX, el laberinto holográfico de engaños arcónticos en la que la raza humana parece ser la progenie de dioses de fuera del planeta, esclavizados por intra-especies predadoras que dicen descender de tales dioses, o que pretenden actuar como dioses enseñoreándose sobre el resto de la humanidad y reclamando todos los recursos del planeta para ellos mismos, o que están falsamente atribuidos de poderes divinos por los seres humanos que caen bajo su hechizo de control mental, incluso en el mismo acto de exponerlos a ellos, etc. etc. etc.

El señorío de los Arcontes, por supuesto, es la afirmación ampliamente aceptada del escenario Anunnaki de Sitchin, que ha demostrado ser desinformación teocrática, expuesta y deconstruida por el telestai de los Misterios.
"Y la monarquía (autoridad teocrática) descendió del cielo", como afirma la mentira en las primeras líneas del mito babilónico de la creación, Enuma Elish.
Con la historia de la visión Sofiánica como marco de referencia, esta mentira puede ser expuesta y la historia verídica de la prehistoria de nuestra especie puede ser desarrollada, en consonancia con la ciencia astronómica y evolutiva (aunque no necesariamente los conceptos y nociones actuales aceptados por la ciencia).

El CDM preterrestre presenta la sub-trama del "sueño alienígena", es decir, el esquema de las mentes-parásitas de los Arcontes insinuándose en la realidad humana y tomando el control, haciendo que los humanos se vuelvan como ellos, robóticos, serviles, incapaces de intención, descubrimiento o novedad.

En realidad, la tierra, la luna y el sol son inmunes a la presencia arcóntica, fuera de los límites.

Al igual que el sistema inmunológico humano, pueden sufrir ataques esporádicos sin ser completamente aplastados. Así los Arcontes hacen incursiones esporádicas en el sistema de tres cuerpos, pero no pueden permanecer allí, no pueden lograr efectos a largo plazo, y no pueden conquistar ni habitar permanentemente, ya sea al sol, la luna o la tierra.

Los tres cuerpos operan como una unidad, estructuralmente acoplados para usar un término de la teoría Gaia.

Ellos, en efecto, forman un solo súper-organismo con la tierra como su núcleo central sensible. La amenaza del sol acabando con la vida en la tierra, es decir, siendo esencialmente hostil a las criaturas terrestres, o que la luna sea un puesto de avanzada de extraterrestres depredadores, y otros escenarios relacionados con esta línea tendría que ser descartado como paranoia delirante, si el Telestai estuviera en lo correcto en su percepción del orden cósmico.

Si realmente estuvieran en lo correcto, su punto de vista fuera epistémico, y por lo tanto se puede probar. Sin embargo, la prueba ha de realizarse en rigurosa observación de la continuidad de la historia de la visión, es decir, encajado en la trama.

Tal es el desafío a la imaginación humana que representa el mito supremo de participación que ha sido producido por nuestra especie.
 

Insectos ácaros
La fuga en el sueño de Sophia se debió a la generación espontánea de la especie como-langosta afines a los arcones, debido al impacto de su vida y se intencional luminosidad plasmática (Luz Orgánica) en el caos (la material de la sombra) de las extremidades galácticas:
Existe un velo entre el mundo de arriba [en el centro galáctico], y los reinos que están por debajo [exterior, en las extremidades galácticas], y la sombra llegó a la existencia bajo el velo. Algunas de las sombras [masa oscura] se convirtieron en materia [atómica], y se proyectaron hacia fuera [parcialmente formados en matrices elementales, la dema].

Y lo que Sophia creó [por su impacto] se convirtió en un producto en la materia [la dema], [una forma neonata] como un feto abortado.

Y [una vez formado] tomó una forma de plástico moldeado de la sombra, y se convirtió en una arrogante bestia que se asemeja a un león. Era andrógino, porque era de la materia [neutral, inorgánica] de la que se derivó.
(La Hipóstasis de los Arcontes - The Hypostasis of the Archons - II, 4, 93:30 y siguientes, con mis glosas entre paréntesis.)
El mito de la creación de los misterios puede ser entendido, no como un mito en el sentido de una ficción sin fundamento o una invención cocinada debido a la ignorancia de los hechos, sino como un verdadero relato de los acontecimientos que sucedieron en el cosmos, dictado en los términos mito-poéticos y metafóricos.

Esta descripción no es una mera alegoría, sino una metáfora funcional que codifica los hechos, fenómenos, procesos que se despliegan en la escala cósmica durante largos períodos de tiempo.

Plutarco, uno de los últimos iniciados conocidos, condenó la alegoría e insistió en que los mitos eran descripciones de hechos reales:
"Quienquiera que aplicase estas alegorías a la Bendita Naturaleza Divina, merece ser tratado con desprecio. Sin embargo, no debemos creer que eran meras fábulas sin sentido, como aquellas de los poetas. Estas representan para nosotros lo que realmente ocurrió". (Isis y Osiris - Isis and Osiris)
Cuando originalmente restauré el mito gnóstico de la creación con su vívida descripción de la generación espontánea de los Arcontes, me pregunté cómo alguien le daría crédito a tal extravagante evento.

Desde entonces, he descubierto el notable y aún inexplicable caso de la abiogénesis de los insectos Acari:
En 1837, Andrew Crosse informó a la Sociedad eléctrica de Londres respecto a la espontánea generación eléctrica accidental de la vida en forma de insectos del género Acurus, mientras estaba realizando experimentos en la formación de cristales artificiales por medio de una exposición prolongada a una débil corriente eléctrica.

A lo largo de numerosos y estrictos experimentos en una amplia variedad de condiciones totalmente contrarias a la vida tal como la conocemos, los insectos continuaban manifestándose. El gran Michael Faraday también reportó ante el Instituto Real de él había reproducido el experimento.

Poco después, todos los aviso notaron que este fenómeno dejó de ser reportado, y el asunto no ha sido resuelto desde entonces.
La Luz Orgánica, la luminosidad plasmática del núcleo galáctico, es la forma de energía natural de los Eones, o divinidades cósmicas.

No es eléctrica, como tal, pero acarrea un componente de luz eléctrica. Este hecho es evidente en contacto directo con el OL, que induce en el testigo un aumento sutil de la fuerza estimulante, como un leve choque eléctrico, que produce un fino sudor frío.

Significativamente, el experimento de Crosse sólo se requiere una carga eléctrica de luz para genera ar los insectos en un medio inorgánico de partículas similares a los dema de los brazos de la galaxia.

He terminado la exposición de mi caso.

Teniendo en cuenta este evento cosmológico, la aparición de los Arcontes similares a Acari antes de la formación de su eventual hábitat, el sistema solar, es importante tener en cuenta la secuencia cosmológica tal como Sophia vivió a través de ella:

  1. En el Pleroma o núcleo galáctico, Sophia, junto con su consorte Thelete (el "Anticipado") diseñaron el genoma humano, el Anthropos. Lo codificaron con una capacidad de evolución en una variedad de cinco: ennoia, metanoia, dianoia, epínoia, todas las variaciones del nous (inteligencia divina), y cargado de entímesis, pasión o deseo.

     
  2. El Anthropos es sembrado en los brazos galácticos, depositado en una nube molecular en la Nebulosa de Orión, donde se puede propagar a través de esporas que flotan libremente (propágulos) y echar raíces en diversos sistemas planetarios. Por lo tanto, la panspermia, declarada por videntes gnósticos milenios antes de Svante Arrhenius en 1903.

     
  3. El Eón Sophia se dedica a soñar unilateralmente, sin cónyuge o contraparte Eónico. Al hacerlo, envisiona un sistema de tres cuerpos, donde una cepa de Anthropos podrían surgir y evolucionar de acuerdo a sus diseños, su idea preconcebida de un experimento de lo divino en novedad y aprendizaje - un experimento totalmente abierto, que no finalizará en ningún evento final o resultado determinado de antemano por Sophia o cualquier otra divinidad Plerómica.

    Ella establece las condiciones iniciales y deja el resultado abierto. En otras palabras, Sophia prevé el experimento de desarrollo dentro de ciertas pautas conforme a las capacidades dotadas en el Anthropos, pero sin imponer su prescrito "plan divino" de esa especie. Ella misma no sabe el resultado final o el último fruto del experimento.

    De acuerdo con la generosidad sublime de los Eones, Sophia desea ver cómo el experimento humano se desempeña de manera independiente, en sus propios términos.

     
  4. Debido a la intensidad de su propia entímesis, deseo, Sophia es arrastrada desde el centro galáctico, el Pleroma, el reino del potencial infinito. Fuera de los límites que definen, se cae o se hunde en la región del Kenoma, el reino de la materia y la sombra potencial finita.
    La diosa en realidad se somete a la contradicción y a la confusión: ahora está dinámicamente involucrada en el experimento para el cual no ha determinado un resultado específico.

    ¡Ya no es individual, está implicada en el resultado! Al desarrollarse las condiciones iniciales del experimento con el Anthropos, también lo hace hipóstasis de Sophia, su enredo en reducción en la física de los brazos de carrousel de la galaxia. Se trata de un desarrollo anómalo e imprevisto en el orden cósmico.

     
  5. El impacto de Sophia en el DEMA, los densos y elementales despliegues de materia de las extremidades galácticas producen una zona de fractura en donde los Arcontes, como langostas, surgen por generación espontánea, como los insectos Acari en el experimento de Crosse. Este es el primer evento imprevisto en la aventura de Sophia en los brazos del carrusel.

     
  6. Los Arcontes salen en enjambre en una masa circular, como abejas. Se trata de una especie mímica con un mentalidad de colmena, no poseyendo ninguna de las capacidades o atributos codificados en el genoma humano. Son drones inorgánicos, robóticos en su naturaleza, sin embargo, sobresalen en imitación y simulación, HAL, la técnica de la realidad virtual.

    Sophia abarca este extraño enjambre con la columna de su luz orgánica, dándose forma a sí misma en una especie de Uróboros, una serpiente mordiendo su propia cola. De esta manera, ella trata de atraparlos, arriándolos hacia un espacio con fronteras definidas. Dentro de estos límites, el disco protoplanetario del emergente sistema solar tomará forma.

     
  7. Varados en los brazos galácticos, y gradualmente perdiendo el contacto con los eones del núcleo, Sophia revolotea en las proximidades de la Nebulosa de Orión, donde el genoma humano es depositado como un patrón de rocío en una tela de araña.

    Al mismo tiempo, se enfrenta a los arcontes y es testigo de la aparición de una violente mutación en medio de ellos. Una figura dracónica o reptil asume el papel de amo de la colmena: el Señor Arconte,Ialdabaoth (Yaldabaoth) también llamado Samael y Saklas, "el ciego". Este es el segundo evento inesperado en su aventura fuera del núcleo galáctico.

    Aquí el mito se pone bastante complejo. Las interacciones entre Sophia y el Señor Arconte implican varios episodios cosmológicos a gran escala. Voy a cubrir estos eventos en detalle en otro ensayo... Por ahora, vamos a considerar la escena descrita en Sobre el origen del mundo.

     
  8. Sophia se enfrenta al Señor Arconte, invocando la presencia del Anthropos, que esa entidad no puede ver o comprender.
    Ella le dice,
    • "Hay un niño inmortal luminoso, el Anthropos, que entró en existencia antes que tú, y que aparecerá entre tus formas modeladas (plasmata)."
    Con su propia atención fijada en el Anthropos, le lee al Señor Arconte su destino: ser derrotado por la humanidad en el momento en que éste completa su obra, es decir, el acto de engaño por el cual se desvía la raza humana de la experiencia divina, de como Sophia originalmente lo había soñado.

    En pocas palabras, esta es la pistis de la diosa de la sabiduría: su confianza en la humanidad para detectar y superar los poderes arcónticos, las Autoridades o Gobernantes.

    Diálogo del Salvador, NHC III, 5,85:
    • Judas dijo: "He aquí, las Autoridades (Arcontes) moran sobre nosotros, por lo que son ellos los que gobernarán sobre nosotros."

      El Salvador dijo: «Eres tú quien va a gobernar sobre ellos. Pero sólo cuando os liberéis de la envidia, y toméis la protección de la Luz, y entréis en la nymphion (cámara nupcial) ".
    De la escasa evidencia textual sobreviviente del mito, está claro que la telestai se imaginó que Sophia podía prever la amenaza de las Autoridades para la humanidad y el divino experimento de su sueño original.

    Bien, sí, pero la pregunta que cabe hacerse ahora es:
    • ¿Habrá podido ella anticipar hasta donde llegaría esa influencia antes de que fuera detectada y derrotada?
    Incluso antes de que la Tierra se formara por la metamorfosis de sus propias corrientes energéticas - ¡otro evento inesperado en su aventura! - Sophia contaba con la intrusión de los Arcontes en el experimento divino.

    Pero, ¿fue ella capaz de prever el alcance de la intrusión?

    Tal vez incluso la propia diosa de la sabiduría no anticipó cuan lejos penetrarían los Arcontes en la realidad humana y desviarían el experimento divino que ella previó para el Anthropos. Esto podría explicar, en términos mitológicos, por qué se tarda hasta el último minuto antes de detectar el error e iniciar su corrección.

    En el Origen Del Mundo se presenta una especie de advertencia profética pronunciada por la diosa de la sabiduría, sugiriendo un cambio de última hora:
    • "Porque en la consumación de su trabajo, todo defecto que se ha hecho visible a la luz de la verdad será abolido, y será como si nunca hubiera sido."
En este escenario, Sophia, antes de transformarse en la tierra, prevé un momento en que los poderes arcónticos serán vencidos, el momento de la consumación de sus obras.

En otras palabras, la derrota llega en el momento de desesperación extrema al completar su agenda, la hora undécima.

En el año 2011 estamos viviendo en esa última hora, e incluso hacia el final de la hora. 11/11/11 es una fecha que obliga a poner atención e incluso a una fijación obsesiva de interés.
Arconte Plexus
Muchos de los que pretenden exponer la "agenda alienígena" de las Autoridades (Psicópatas del Nuevo Orden Mundial, o NOM) le atribuyen como poderes mágicos a esos perpetradores.

Esto es una exageración que, a mi modo de ver, los perpetradores no merecen. Les invierte con un aura de poder oculto, como si fueran los amos del universo, tan invencibles como los monstruos de ciencia ficción de los cómics. Les mistifica a la exclusión de cualquier consideración de poderes mágicos inherentes a la raza humana en su conjunto. Exagera sus capacidades y su visión del futuro, de capacidad de planificación.

Tenga cuidado con este tipo de crédula exageración en depredadores de intra-especies.

Por supuesto, los 'cerebros' globalistas usan o parecen utilizar ciertas fechas simbólicas o claves numerológicas y códigos cronológicos en orquestaciones de maldad social. Estos patrones son innegables, pero pudiera ser un error considerarlos como indicando deliberadas operaciones mágicas.

En realidad, pudiera haber otro mecanismo de operando en ventaja de las Autoridades, muy distinto de las habilidades y estrategias que les atribuyen aquellos que los exponen, como David Icke, Michael Tasrion, y Jordan Maxwell.

¿Y cuál sería ese mecanismo?
 
El complejo R (Arconte Plexus)
se compone de la parte extendida del tronco cerebral
integrado en el sistema límbico o cerebro medio de los mamíferos (resaltado en amarillo)

 
Basándome en mi larga relación con estas entidades, combinado con las instrucciones adquiridas en trance chamánico, propongo lo siguiente:
Los Arcontes y sus contrapartes humanas ganan control sobre la humanidad a través de una particular "convulsión" que opera en la parte posterior del cerebro y en el campo de la visión periférica de forma simultánea.
La “toma” de la parte trasera del cerebro del fascinante poder de encanto arcóntico puede ser detectada en las funciones del complejo R: juego de palabras en Arconte plex, el plexo Arconte o cerebro reptil en su modo anormal o exagerada.

Cuando esta parte del cerebro domina, reemplaza o sobre-escribe los programas de adaptación del cerebro medio y el cerebro anterior, el comportamiento humano toma una inclinación demente y un rígido doblez repetitivo, que puede ser leído como ritual.

Sin embargo, el comportamiento ritual no es lo mismo que la acción ritual intencional, es decir, actos deliberados de magia.

Un robot pre-programado no actúa de manera ritual, ya que no hay intención auto-determinada detrás de sus espeluznantes gestos mecánicos. Sus acciones muestran una mímica predeterminada, y noautonomía auto-determinada: al igual que con los arcontes y los seres humanos Arcontificados, incluyendo a los depredadores globalistas y los asesinos en serie, que son una y la misma raza de manipuladores, asesinos desviados

La observación de fechas y números por las Autoridades no son evidencia de su dominio de una fascinante magia negra, sino que evidencia de sus "mentes rutinarias", según señaló Castañeda, en relación con los 'voladores' (ver 
El Lado Activo del Infinito).

Ellos repiten estos programas para mantenerse en buen camino, ya que no tienen autonomía guía, habiendo renunciado a ese aspecto de nuestra herencia divina en favor de la ilusión de poder arcóntico, promulgada a través de misteriosos juegos de engaño y dominación. ¿Está claro mi amigo?

Un psicópata asesino en serie trabaja compulsivamente en estrictas rutinas, a menudo usan patrones repetitivos preservados en códigos, cifras y símbolos.

Pero teniendo en cuenta que esto es así, ¿se podría decir que una persona asesina, engañosa, está ejecutando verdadera y eficaz magia? Creo que sería más una sobre-atribución. Él o ella están simplemente actuando por rígidas compulsiones, comportamientos impulsados por el temor inherente al ansioso plexo Arconte con un cerebro posterior estresado, sobre-trabajado.

Esta distinción es fundamental.
Caer bajo el hechizo de las Autoridades es concederle el poder a su falsa magia: bajo el poder del engaño, nos engañamos acerca de lo que realmente es el poder y perdemos todo el sentido de nuestro propio poder.

Nuestro poder es inherente a la oportunidad única de nuestro papel en la experiencia divina de Sophia, la magia interactiva con la diosa de la sabiduría. Afirmando este poder es la única manera segura y directa, y la mejor manera, para detectar y derrotar el poder ilusorio de las Autoridades.
Según esta definición, que es puramente telestica, las Autoridades son seres humanos, desviados por el exceso de trabajo del plexo Arconte, el cerebro reptil. En gran medida, el poder casi mágico u oculto atribuido a los perpetradores globalistas es un engaño, que opera bajo el efecto del Mago de Oz.

Tenga en cuenta que para hacer valer sus presuntos poderes mágicos, los perpetradores necesitan ejercer un enorme y continuo esfuerzo de dos tipos:
lavado de cerebro a través de los medios de comunicación, y amenaza de fuerza a través de los militares.
Sin un constante aluvión de doble cañón, requiriendo la complicidad de los seres humanos para reprimir y engañar a sus semejantes, su tan cacareada magia rápidamente se desvanecería y se disiparía.

En realidad, el Nuevo OM sólo se puede mantener la ilusión de supremacía mágica, siempre y cuando reprima y desvíe el potencial humano, donde mora la verdadera magia: es decir, en la capacidad innata de nuestra especie de magia interactiva con los poderes de animación de la diosa planetaria.

A menos que el Nuevo OM pueda todo el tiempo suprimir la capacidad de una manera brutal, natural y espontáneamente se afirmará a sí misma. Cuando lo haga, la verdadera magia del Anthropos, el "niño luminoso," entrará de inmediato en acción. Esto es lo que Sophia misma desea: que la humanidad sea dueña y habilite su verdadero potencial para la magia y lo utilice para derrotar a los arcontes y desterrarlos a su propio dominio, el pozo de gravedad (abismo) del sistema planetario inanimado.

En términos geofísicos, la fuerza de gravedad no es inherente a las leyes de bioenergéticas del planeta viviente, ya que permite a los arcontes colonizar el Complejo R y manipular así el comportamiento humano mediante la exageración de los patrones rígidos y habituales del cerebro reptiliano.

Repito, la repetición que se hace evidente en los números, símbolos y códigos, no es una prueba de genuina habilidad mágica, sino simplemente de la compulsión a la repetición que es la marca del área reptil del cerebro: la repetición de reptil.

Las funciones del complejo R tienen un valor limitado de supervivencia, pero cuando es exagerado actúa en contra de la supervivencia y hacer cumplir y permite a los poderes arcónticos a desviar los impulsos humanos en una red de comportamiento de esclavitud robótica.
Esa desviación en una robótica sin sentido es la esencia de la influencia arcóntica: no se debe a nada original por parte de los parásitos alienígenas, sino simplemente a la exageración de las tendencias preexistentes en la estructura psicosomática de la humanidad - en el plasmata, forma modelada del Anthropos.
En términos físicos, los Arcontes disfrutan de esta toma de las funciones del cerebro posterior, porque la tierra está capturada en el pozo de gravedad del sistema solar.

En consecuencia, los objetos en la tierra parecen caer a la misma tasa, sin importar su tamaño. Un mito erróneo de la ciencia dice que Galileo demostró este fenómeno dejando caer de dos objetos de pesos diferentes desde la torre inclinada de Pisa.

Este es un bonito cuento de hadas, en el mejor de los casos.
 

Este experimento pudo nunca haber ocurrido.

En cualquier caso, puede ser repetido con un resultado bastante diferente. Con una estrecha observación, es claro que los objetos de diferente peso y masa, u objetos cargados con un campo magnético, no caen a la misma tasa uniforme.

La afirmación de la caída uniforme para todos los objetos independientemente de su peso, tamaño y masa es falsa - un"efecto especial" arcóntico que se ha convertido en un dogma establecido de la ciencia.

Y hay más a este dogmático engaño.

La ciencia establecida enseña que los objetos en caída libre demuestran aceleración por gravedad: caen a una velocidad creciente, ganando velocidad a una tasa de 32 pies por segundo.

Este aumento en la velocidad de caída libre es planteada como una ley universal de la física, como si nada pudiera ser de otra manera en el cosmos. Es cierto que hay un efecto detectable de la aceleración de los objetos en caída. Puede ser observado y medido, pero, ¿Cuál es realmente la causa? Y, ¿es realmente universal e invariable, como se supone?

La aceleración por gravedad es repetición ciega de un efecto mecánico:
la velocidad de caída libre se incrementa cada segundo por la misma, infinitamente repetida cantidad de 32 metros por segundo.
Puramente arcóntico...

Pero uno se puede imaginar un estado diferente de las cosas, una operación diferente de las leyes físicas: cada objeto se comenzaría a acelerar (de lo contrario se quedaría suspendido en el espacio y no cayera en lo absoluto), y luego alcanzaría un único límite de velocidad de descenso en función de su masa relativo a la tierra. En otras palabras, por otro conjunto de leyes físicas todos los objetos caerían a la tierra a una velocidad constante, sin aceleración, determinada únicamente por la relación de la masa de ese objeto específico, a la masa de la Tierra.

Así es como podría suceder la caída libre si la tierra viviente no estuviera capturada en el pozo gravitatorio de los planetas inorgánicos.

Conclusión desde una perspectiva gnóstica:
la aceleración por gravedad es el insinuado efecto fantasma del sistema planetario arcóntico sobre la viviente dinámica de la tierra, no una propiedad inherente de la tierra o del sistema de tres cuerpos.
Este mismo efecto que actúa sobre el cuerpo humano permite que los parásitos arcónticos de la mente "confisquen y congelen" las funciones instintivas del Complejo R.

En consecuencia, los Arcontes nos agarran por esa parte del cuello donde se siente un cosquilleo cuando es sujeto de una mirada constante desde atrás. Ellos realmente alcanzan un control sobre el comportamiento humano de esta manera, y simultáneamente congelan o bloquean la percepción humana a través de otro tipo de influencia de parálisis que ejercen en el campo de la visión periférica, frontalmente.

Ellos nos hacen ir y venir, como lo dice la vieja expresión.
 

Revelación hecha Oficial
En Origen del Mundo se nos informa que la derrota de los Arcontes es un asunto de última hora que depende del alcance de toda la extensión de sus poderes fantasmas sobre la humanidad.

El resultado depende de la intervención de la humanidad en el último momento. El mito indica claramente un drástico y repentino giro.

Sophia le advierte al Señor Arconte:
"Hay un niño inmortal luminoso, el Anthropos, que entró en existencia antes que tú, y que aparecerá entre tus formas modelados (plasmata). Este niño luminoso te pisoteará con desprecio al igual que es golpeada la arcilla de alfarero (en un trozo de nada)."
En lugar de moldear a la humanidad a su imagen, los Arcontes serán reducidos pulpa, al igual que el descarte de un extractor de jugos.

En abril estuve en el pueblo blanco de Gaucín al atardecer, cuando observé una formación de nubes en el cielo (en la foto arriba). El sol se había puesto detrás de El Hacho y sobre los tejados de la ciudad flotaba una figura que me recordó vívidamente la imagen del Arconte que yo había diseñado en los primeros días de este sitio.

El parecido era notable, especialmente en el primer momento en que observé la larga formación de nubes horizontales, antes de darme cuenta que la podía fotografiar con mi teléfono celular. Durante un período de media hora vi la cabeza de la criatura transformarse en un cráneo tipo-ET, a una apariencia como de perro o de mono. Asumió la cabeza de un perro - mono.

Los textos cosmológicos, tales como el Apócrifo de Juan (Apocryphon of John) menciona Arcontes, tanto con cabeza de mono como con cabeza de perro.

Yo estaba muy obsesionado por esta aparición en el cielo sobre el pueblo de postal en Andalucía. Se me metió como un presagio. Al releer el texto antes citado, pude ver lo que el presagio era, tal vez indicando:
el momento de la "revelación", cuando los poderes arcónticos alcanzan toda la extensión completa de sus poderes.
En ese momento, la verdadera forma de las Autoridades por fin será revelada.

Su presencia en la tierra como poderes fantasma operando a través de sustitutos humanos serán expuestos para que todos los vean.
 
Típica imagen de Hollywood de una invasión alienígena hostil por parte de naves aéreas extraterrestres de alta tecnología.
¿Acontecimiento real, ilusión holográfica, operación de bandera falsa, guerra psicológica (psyops), divulgación arcóntica,
o combinación de los anteriores?

 
En la visión gnóstica, la divulgación o revelación no es el momento en que las Autoridades gubernamentales anuncian la presencia de extraterrestres en la tierra, haciéndolo así "oficial".

Nada hecho oficial en este mundo cuenta para nada más que para otra táctica en el engaño globalista, avanzando en la agenda de las Autoridades. Sin embargo, para que los arcontes hagan su movimiento final, deberán revelarse.

Debido a que su naturaleza es el engaño, lo harán de forma engañosa. Incluso al mostrar su presencia, jugando su carta de triunfo sobre la especie humana, ellos van a engañar, porque eso es todo lo que ellos hacen, todo lo que pueden hacer.

La prueba de ese momento cae sobre la humanidad: de ver cómo las Autoridades están estafando al mundo con su magia engañosa del control de la mente, las tan cacareada operaciones psicológicas globales.
Sophia tiene la intención de que la humanidad tenga la oportunidad de llevar a cabo el experimento divino que ella pensó originalmente para ella, libre de la desviación arcóntica - es decir, libre de la falsa coerción de las Autoridades que afirman que su agenda de dominación asegura la seguridad social y libertad del caos moral .

Pero este tipo de libertad es realmente esclavitud.

En términos Sophiánicos, la libertad es la verdadera anarquía de la vida en la tierra, que se distingue de la falsa amenaza de caos social ideado por las Autoridades.
¿Qué medidas definitivas requeridas en el juego final arcóntico? ¿Hasta dónde llegará antes de la consumación de las obras del Señor Arconte? Y cuando el momento crucial venga, será la humanidad tal vez capaz de utilizar la guerra psicológica en contra los la misma inter-especie de los depredadores? De liquidarlos con sus propias tácticas?

Se podría suponer que el factor arcóntico en el comportamiento humano se jugará en varios movimientos finales, no sólo un evento. Podría ser asumido que el factor arcóntico llegará a su fin en varios movimientos finales, no solamente en un acontecimiento.

Por ejemplo: la Tercera Guerra Mundial, en parte escenificada y en parte real. También, un evento simulado de invasión alienígena con la utilización de armas holográficamente encubiertas desarrollado en los programas de operaciones negras. Además, un evento Armageddon, haciendo cumplir la profecía bíblica, incluyendo el regreso de un "Mesías" (Operación Rayo Azul - Operation Blue Beam), tal vez en coordinación con la Tercera Guerra Mundial y un ataque nuclear sobre Jerusalén? 

Cualquiera que fuera caso, el engaño arcóntico no terminará hasta que el último acto del guión haya sido dramatizado en la historia del mundo.

Ese acto final está escrito en el libro del Apocalipsis, la antigua escritura forzada y aprobada incluso por aquellos que no creen en ella.
 


Ilusión Moral
En una ilusión óptica, uno ve con sus propios ojos algo que realmente no está allí, o al menos no existe en la forma que uno supone.

Por lo tanto, un espejismo. En una ilusión psicológica, en la que uno proyecta en la realidad externa aquello que existe en su propia psique. Tale como el término "satánico", un término comodín para las proyecciones paranoicas de la mente humana. En una ilusión moral, uno lo atribuye a las capacidades de la conducta humana o condiciones que no aplican a la manera en la cual los seres humanos realmente actúan.

Por ejemplo, el dogma religioso del pecado original atribuye culpa a la acción humana, incluso antes de que haya habido algo para sentirse culpable. Para hacer que la gente se sienta y actúe desde la culpa, y luego decir que lo hacen debido a un evento anterior que nadie ha experimentado, es una ilusión moral en absurda extravagancia.

El supuesto pagano de la bondad innata (ver Marco Aurelio) también pudiera ser considerado como una ilusión moral. Sin embargo, la evidencia de que las personas actúan a partir de la bondad innata, sin que nadie les tenga que decir que lo hagan, es lo suficientemente fuerte, y contrasta con la acción impulsada por la culpa que debe ser artificialmente forzada desde el exterior - con la amenaza de la condenación eterna, por ejemplo.

Las ilusiones morales pueden ser sutiles o directas. El tema es un enorme pantano, terreno ideal para que los arcontes tomen su última resistencia.

Sin embargo el juego final arcóntico tiene como escenario los acontecimientos mundiales - un falso ataque alienígena junto con la llegada de un Mesías holográfico, sazonado con una fuerte dosis de una guerra nuclear, quizas - El Modus Operandi de los parásitos alienígenas de la mente revela dos características sobresalientes: la ilusión moral y el factor de lo absurdo.

Este último será eminente, si no preeminente, en la consumación de sus obras que tienen que ocurrir antes de que sean derrotados por la humanidad.
Para deleite de las Autoridades es amargo y su belleza es depravada. Su disfrute es el engaño y su diseño es la carencia de divinidad.NHC BG 56.6-8
Y el plan que ellos diseñaron para mí [el Revelador], liberar su error y absurdidad - Yo no sucumbí a ellos, como ellos lo habían planeado ".
NHC VII, 2, 55.10
La ilusión moral de los Arcontes es sobre la "autoridad".

Puesto que ellos pudieran ser llamados Autoridades o Gobernantes, esta ilusión se aplica a su propia naturaleza. En otras palabras, ellos hacen cumplir la ilusión de su propia naturaleza, para ejecutar su efecto sobre la humanidad. Mienten para hacer cumplir el engaño sobre lo que realmente son: zánganos sin sentido, impulsados por una mezcla de envidia y enemistad.

Al no tener agenda, lo absurdo se convierte en la táctica del juego final, la firma del alcance total de sus esfuerzos en contra del Anthropos.

La ilusión moral suprema confrontando a la humanidad opera de esta manera: aquellos que falsamente asumen la autoridad sobre otros demandan obediencia a sus órdenes, afirmando que la desobediencia resultaría en un caos social y en anarquía. Ellos afirman preservar el orden social y moral por medio de reglas y restricciones impuestas y mantenidas por pura fuerza brutal.

Las auto-nombradas Autoridades propagan la creencia de que los seres humanos, abandonados a sus propios impulsos, producirían un mundo de desorden, conflicto y caos. Todos somos terroristas potenciales, en la mente de las Autoridades.

En nuestro estado natural de libertad y autonomía, somos supuestamente peligrosos para nosotros mismos y debemos ser frenados, acorralados, y protegidos por un poder superior.

En resumen, las auto-denominadas Autoridades afirman salvar a la humanidad de tendencias caóticas o anarquistas de la naturaleza humana.

Quieren hacernos creer que solos, sin su dominación, crearíamos un mundo de caos social. En realidad, la evidencia día a día muestra que aparentemente, ellos organizan y provocan el caos para mantener su intento de controlar el mundo. Más y más a menudo lo hacen hasta el punto de la absurdidad teatral que produciría carcajadas de burla y ridículo si estuviese siendo actuada en un escenario, ante un público.

Sin embargo, pasa por ser normal.
 
Revisión de las autoridades, de un niño sospechoso de terrorismo.
Un ejemplo de lo extremo absurdo extremo de las Autoridades "en la consumación de sus obras."
Desafortunadamente, el absurdo comportamiento de este tipo es un acto de violación.
También puede ser mortal y asesino.
Alentado-y con legitimidad concedida por las Autoridades,
el Complejo R hace que las personas actúen inhumanamente.
 
La mentira acerca de la naturaleza propia de poner en peligro los impulsos humanos es muy insidiosa.

Representa la raíz de todas las variantes del mal social. Esta ilusión moral particular es el último desafío al discernimiento humano, la prueba suprema para la genuina integridad moral de nuestra especie.

Romper a través de eso es la clave para la liberación del engaño arcóntico.

Los Gnósticos enseñaban que el mal no es un poder autónomo en el cosmos, sino que es un fenómeno de desviación que surge al amparo del engaño. Sin engaño y ocultación, el mal no se puede cometer. ¿Por qué no? Debido a que siendo expuesto y opuesto, inmediatamente sería derrotado por la tendencia natural de la naturaleza humana a elegir la verdad, la bondad y la convivencia.

Pero las Autoridades afirman que nuestras tendencias naturales deben ser reprimidas y controladas, si no totalmente erradicadas y reemplazadas por la obediencia robótica.
El poder de las Autoridades es una ilusión moral forzada como una mentira tan transparente que necesita la aplicación continua de la fuerza bruta para ser sostenida. Esta mentira es lo contrario de la verdad: sólo la libertad para explorar y expresar sus tendencias naturales permitirá a la humanidad alcanzar su verdadero potencial.

Esta libertad es la verdadera anarquía de la vida en la tierra. Es la base de la confianza de la sabiduría de la diosa Sophia, el fundamento de su dependencia en las especies que ella diseñó.
Los textos gnósticos que desarrollan el tema de lo que la diosa desea para la humanidad, o a través de la humanidad se suele llamar su Pistis, "fe" o "confianza".

Pistis Sophia, "la fe de la diosa" significa que la madre planeta o madre tierra tiene confianza en su especie favorita, o mascota, el ser humano. Esta confianza brilla desde el reto divino que Sophia expresa la hora de afrontar al Señor Arconte en aquel episodio de El Origen del Mundo (On the Origin of the World).

El drama cosmológico es el escenario cósmico de un reto social y existencial que viene a ser promulgado en el escenario mundial en nuestro tiempo, en estos momentos.
Su fruto es un veneno sin cura y su promesa es una muerte en vida. Y en cuanto a su diseño de vida, el implante que falsea el verdadero diseño, le voy a enseñar acerca del misterio de sus maneras.

Es el espíritu de falsificación (antimimon pneuma), el poder gastando una broma dentro de ellos, que los conduce por mal camino. Por ello, a su vez no llevan por mal camino, desviando el verdadero potencial del Anthropos a fin de que uno no pueda saber de su propia plenitud, su don infinito

El árbol de su diseño es amargura, y sus ramas son oscurecidas por la muerte. Sus hojas son el odio y el engaño, y su aroma rebosa del mal (poneria). 
NHC BG (Apócrifo de Juan) 56ff
El genio de la creación de mitos gnósticos es inherente en el doble aspecto de su mensaje a la humanidad:
Presenta una clara y veraz descripción de los hechos que realmente ocurrieron en los reinos cósmicos, con la participación del Eón Sophia y los Arcontes, y convierte ese escenario cósmico de lleno en el marco de las condiciones sociales, psicológicas y existenciales reflejadas en las situaciones reales que enfrenta la humanidad en la prueba de poseer y poner en práctica nuestro potencial divino.
"El conocimiento de lo que está vivo, y es el único que puede desterrar el terrorismo".
Para enfrentar el terrorismo, la firma de las Autoridades, uno debe estudiarse a uno mismo y preguntar,
¿Qué es lo que es más vivo en mí?
¿No es su amor por la libertad, ser y hacer lo que usted gusta sin dañar a otros? Si la respuesta fuera algo menos que esto, usted bien pudiera estar preparado para el esquema globalista de esclavitud que está en estos momentos acercándose a su Escenario del JuegoFinal.

La historia de visión Sophianic de los Misterios es actional, capaz de ser promulgado. Tal acción tiene que ser apoyada por el conocimiento específico, la experiencia para la supervivencia humana. Principal en nuestra experiencia sería la capacidad para descubrir a depredadores y psicópatas. El nuevo género de ponerología introducido por el psiquiatra polacoAndrés M. Lobaczewski puede ser enormemente instructivo a este final. Esto representa una especie de método telestico forense para detectar el cruel engaño de las Autoridades.

Derivado de la palabra griega poneria encontrada en los escritos gnósticos (arriba), ponerología es el diagnóstico y la deconstrucción de las causas y los mecanismos del mal social. Lobaczewski utiliza el sorprendente término patocracia para describir la dominación de la sociedad por una facción de miembros psicópatas, estimados de ser un 4-5 por ciento de la población.

Si usted no puede perfilar a un psicópata, usted no es un miembro responsable de la sociedad humana.

Si usted no puede detectar y vencer el comportamiento psicopático, como se presenta a sí mismo en su realidad personal inmediata, usted no está calificado para vivir en un mundo libre. La libertad no es un almuerzo gratis. Tal es la humilde opinión de un guerrero del equio de Kali.

Por último, se podría decir que el desafío presentado al Señor Arconte por Sophia representa el forma en que la humanidad se compromete en su corrección y regresa a la experiencia divina, libre de interrupciones y subterfugios arcónticos.

La diosa de la sabiduría cuenta con nuestra especie para hacer precisamente eso ...

Sin embargo, pude requerir demasiado un gran tramo de imaginación para darse cuenta de esta proposición de confianza divina en el ser humano mortal. Para poner la misma proposición, en estricto lenguaje secular: no podemos darnos cuenta de nuestra verdadera humanidad sin golpear a las Autoridades.

Hay más de una manera de hacerlo, pero la forma central y decisiva es elegir la anarquía en desafío de cualquier autoridad que no demuestre benevolencia hacia la vida en todas sus formas.
La verdadera anarquía de la especie humana es la garantía de Sophia del éxito del divino experimento que ella preconcibió para el Anthropos, sin establecer un fin predeterminado a ella.

La Gnosis hoy es la espiritualidad abierta de potenciación del código imaginal y moral que optimiza las perspectivas de la anarquía creativa. Así, en la Gnosis, podemos cumplir la promesa edénica de la vida en la tierra.
Incluso la palabra lleva el mensaje esencial:
an-arc-, "en contra de la autoridad, en contra de los arcontes".
He señalado antes que el compromiso en la corrección de Sophia es un proceso voluntario que implica un acto de des-selección para cada individuo humano. Dar marcha atrás del amenazante absurdo de las Autoridades, uno se des-selecciona de su corrección.

Haciendo esto, uno también renuncia a su verdadera identidad como ser humano, la oportunidad de vivir y desarrollarse como un miembro activo en funciones del Anthropos.
"Los Arcontes me obligaron a hacerlo".
No, usted pierde un papel en la corrección de Sophia. Usted se derrota a sí mismo perdiendo la mayor oportunidad que la vida puede ofrecerle.

Las Autoridades sólo les han cedido el poder a través de la ignorancia y la negación de nuestro potencial divino, nuestra dotación de la madre animal planetaria y los Eones.

Un pasaje en el Segundo Tratado del Gran Seth - The Second Treatise of the Great Seth (64.4f) capta la tragedia básica de la raza humana:
ser engañado de su verdadero potencial por medio de la simulación, cayendo a una versión falsa de uno mismo.
Esta advertencia parece ser exclusiva de la protesta radical de los gnósticos.

Las palabras aplicadas aquí a Jesús, Moisés y a los patriarcas puede también ser aplicada a aquellos de la raza humana que sucumben a la ilusión moral de las Autoridades:

Ellos nunca conocieron la verdad,
ni la conocerán
porque hay un gran engaño
en su alma, y no pueden
nunca encontrar el espíritu de
la libertad, a fin de conocer
ellos mismos, en verdadera humanidad.

http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_matrix34.htm

1 comentario:

  1. Veo que no hay comentarios, si fuese algo tan irrelevante como farándula o politiquería de seguro habrían muchos; una excelente exposición de las verdaderas causas de nuestra condición como humanidad, muestra como somos condicionados y manipulados desde que nacemos por una sociedad materialista e irreverente,donde todos quieren manipular a sus congéneres a beneficio propio, definitivamente esto debe cambiar.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails