viernes, 9 de octubre de 2015

Todo lo que no sabes del reloj astronómico de Praga


Todo lo que no sabes del reloj astronómico de Praga


El símbolo de la ciudad, doodle de Google, esconde una historia terrorífica con su creador al que le quemaron los ojos y otras leyendas muy curiosas

Vida | 09/10/2015 - 12:07h | Última actualización: 09/10/2015 - 14:56h

Todo lo que no sabes del reloj astronómico de Praga
El reloj astronómico de Praga, reclamo de la ciudad Archivo

(Redacción, Barcelona). Sin duda es uno de los muchos símbolos de la ciudad de Praga, una de aquellas reliquias que no se pueden dejar de ver si se visita la capital de la República Checa. El reloj astronómico de Praga es uno de los tesoros de la urbe, junto a otros encantos como el castillo, el puente Carlos o las calles del casco viejo. Google ha decidido dedicarle su doodle al mítico reloj que fue construido en 1490. Pero, ¿qué esconde realmente este reloj?
La maldición de Hanus

Cuenta la leyenda que allá por el año 1490 un maestro relojero construyó en Praga un reloj de una belleza extraordinaria. La creación de Hanus cuyo nombre real era Jan Ruze, pronto se hizo muy famosa en toda la región, además de ser un adelanto tecnológico de la época, un fenómeno similar a lo que supone hoy en día cualquier presentación de Apple con su IPhone. El reloj se llegó a hacer tan famoso que eran mucho los mercaderes que decían desviar sus rutas por Europa solamente para pasar por Praga y poder disfrutar de él. Era tal la popularidad del nuevo símbolo, que incluso un supuesto aristócrata alemán hizo una oferta a Hanus para poder hacer una réplica del reloj para una ciudad de su país.




El rumor hizo que Hanus acabara ante los mandatarios de la ciudad quienes, enfadados, le preguntaron si sabría hacer otro reloj como este. Pensando que le estaba haciendo una oferta respondió que sí, y como castigo le quemaron los ojos. La mayor pena del relojero era no volver a ver nunca más su obra maestra, así que un día pidió a su ayudante que lo acompañase a tocar por última vez su reloj. Al llegar allí, Hanus metió la mano en el mecanismo y destrozó el reloj de Praga. Perdió la mano y murió desangrado allí mismo. Mucho tiempo pasó hasta que se consiguió reparar el reloj astronómico de Praga.




Se dice que Hanus, con su muerte, maldijo el reloj, y que cada vez que se para algo malo le ocurre a la ciudad. De las últimas veces que se paró, una fue durante la invasión de los nazis, y la otra en el año 2002, cuando una grave inundación asoló la ciudad vieja de Praga.




Más que un reloj, una obra de arte




El reloj astronómico no sólo da la hora, es un espectáculo de gran belleza en sí mismo. Tiene tres partes y cada una tiene una función concreta que os vamos a detallar ahora mismo. A cada hora en punto entre las 8 de la mañana y las 9 de la noche el reloj astronómico se convierte en todo un escenario teatral, que tiene como actores principales a las figuras animadas del reloj astronómico. Esta parte del reloj es la más nueva de todas, y se añadió en el siglo XVII. Las cuatro figuras que flanquean el reloj son cuatro alegorías. De izquierda a derecha son: La Vanidad representada por un hombre que sostiene un espejo, la Avaricia representada por un comerciante judío con su bolsa. la Muerte representada por un esqueleto con un reloj de arena y la Lujuria representada por un príncipe turco con su mandolina.

El calendario fue añadido al reloj en 1870. Los doce medallones representan los doce meses del año. Son obra del pintor checo Josef Mánes. Las cuatro esculturas laterales son de izquierda a derecha: Un filósofo, un ángel, un astrónomo y un cronista. Las manecillas del reloj tienen los símbolos del sol y de la luna, además de una mano dorada que es la que indica la hora centroeuropea, y sirven para mostrar su posición a lo largo del día.

Una de las cosas que llama la atención del reloj es su colorido, algo que no es simplemente estético. El círculo azul del centro representa nuestro planeta y el azul más oscuro la visión del cielo desde el horizonte. Las áreas rojas y negras indican las partes del cielo que se encuentran sobre el horizonte. Durante el día el sol se sitúa en la zona azul del fondo, mientras que por la noche pasa a situarse en la zona oscura.

Otra de las particularidades que tiene el reloj astronómico y que lo convierten en único en el mundo es su capacidad de hacer una medición horaria según la estación en la que nos encontremos. En invierno es más corta, mientras que en verano es un poco más larga. En el año 2010, el reloj astronómico conmemoró sus 600 años, para lo que el ayuntamiento de la ciudad no escatimó en gastos y organizó numerosas actividades de celebración, una de ellas el videomapping que se pudo ver sobre la fachada del reloj.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/vida/20151009/54437131118/no-sabes-reloj-pragaastronomico.html#ixzz3oCL3uCOr

Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails