miércoles, 6 de enero de 2016

¿QUÉ ES UN ARCONTE?, por John Lash


¿Qué es un Arconte?

por John Lash, del sitio Web MetaHistory

Del griego archai, “orígenes, comenzar cosas, anteriormente en el tiempo”.

En el mundo clásico mediterráneo, arcón era comúnmente usado para el gobernador de una provincia, o, más sueltamente, cualquier autoridad religiosa o gubernamental. Por lo tanto, el plural, Arcontes es a menudo traducido en los textos gnósticos como “las autoridades”. (No hay palabra cóptica para Arconte, y así, los textos gnósticos usan el término griego en la transcripción cóptica).

Pronunciado Ar-konte. Adjetico, Arcóntico (Ar-KON-tik).

En mi hábito usual de procurar lo imposible, propongo tres definiciones, o tres niveles de definición:

Nivel Uno: Cosmológico


En la cosmología gnóstica, Arcontes son una especie de seres inorgánicos que emergieron en el Sistema Solar antes de la formación de la tierra. Ellos son cyborgs habitando el sistema planetario (exclusivo de la Tierra, Sol y Luna), el cual es descrito como el mundo virtual (stereoma), ellos construyen por imitación las formas geométricas emanadas del Pleroma, el reino de los Generadores, los Dioses Cósmicos.

Los Arcontes son una especie genuina con su propio hábitat, y pudiera incluso ser considerado ser casi divino, pero carecen de intencionalidad (ennoia: capacidad auto-directiva), y tienen una repugnante tendencia a salirse de sus límites, imponiéndose en el reino humano. Se dice que los Arcontes sienten intensa envidia hacia la humanidad, porque nosotros poseemos la intencionalidad de la cual ellos carecen.

El Mito de Gaia describe cómo los Arcontes fueron producidos por impacto fractal en los densos campos de formación elemental (dema) de los brazos galácticos, cuando el Eón Sophia se arrojó unilateralmente desde el núcleo galáctico. Ver especialmente el Episodio 10.

Este acontecimiento es también descrito en detalle en Alien Dreaming (Sueño Alienígena).


Nivel Dos: Noetico-Psycológico


En la psicología gnóstica, la ciencia noética de las Escuelas de Misterio, los Arcontes son una fuerza alienígena que invade subliminalmente a la mente humana y desvía nuestra inteligencia lejos de sus aplicaciones apropiadas y sanas. No son los que nos hacen actuar inhumanamente, ya que todos nosotros tenemos el potencial de ir en contra de nuestra humanidad innata, violando la verdad en nuestros corazones, pero nos hacen sacar comportamiento inhumano hacia extraños y violentos extremos.

La aberración contenida es que, dejados a nuestro propio albedrío, nosotros a veces actuaríamos inhumanamente para luego corregirlo. Obviamente, nos siempre lo hacemos. En la exageración de nuestras tendencias insanas e inhumanas, y en una extrema y no corregida desviación de nuestra inteligencia innata, los gnósticos vieron la firma de una especie alienígena que cosquillea en las peores fallas humanas.

Por lo tanto, los Arcontes son parásitos psico-espirituales. Sin embargo, como retoños del Eón Sophia (ver inserto abajo), ellos son también nuestros parientes cósmicos.

Eon

Gk: “emanación, poder divino, ciclo de tiempo cósmico” Pronunciado E-ON, Adjetivo, Eónico. Es decir, “filones de eónicos soñando.”

(Mito de Gaia)

Este término esencial en la cosmología gnóstica pudiera ser útil alejándose de los torpes términos Dios y dioses. Un Eón es un dios entendido, no en términos teológicos, sino en términos de las física de la conciencia.

Eones no son entidades, sino procesos que pudieran ser mejor conceptualizados como corrientes inmensas, pero corrientes que están vivas, auto-conscientes, sensibles. La Diosa Sophia, quien se incorpora como Gaia es un Eón, por lo tanto, el Eón Sophia.

Los Eones tienen género. En algunos escenarios gnósticos, la contraparte masculina al femenino Eón Sophia es el Eón Cristo. Ver también Generadores en los Comentarios de los Mitos de Gaia.

Como entidades inorgánicas de dos tipos, embriónica y reptil, los Arcontes pueden por momentos penetrar la atmósfera terrestre y aterrorizar a los humanos, aunque no haya razón u orden para estos saqueos, ya que los alienígenas no pueden permanecer durante mucho tiempo den la biosfera y, de todas formas, no tienen un plan maestro que lograr aquí.

El estado ontológico del Arconte es dual:

Existen como una especie alienígena independiente de la humanidad.

Existen como una presencia en nuestras mentes, más bien como un sistema de programas operando en nuestro ambiente mental.

El riesgo que suponen invadiendo nuestro software mental es mucho mayor que cualquier riesgo físico que pudieran plantear de manera irregular por irrumpir erráticamente la biosfera.

Trabajando a través de telepatía y sugestión, los Arcontes hacen la tentativa de desviarnos de nuestro curso apropiado de evolución. Su técnica más exitosa es usar la ideología religiosa para insinuar su manera de pensar y, en efecto, sustituir su forma de pensar por la nuestra.

Según los gnósticos, el salvacionismo Judeo-Cristiano es la trama primaria de los Arcontes, un implante alienígena.

Nuestra capacidad de discernir fuerzas alienígenas trabajando en nuestras mentes es crucial para la supervivencia y la co-evolución con Gaia, quien, como Sophia, accidentalmente produjeron los Arcontes, en primer lugar. (Este comentario pertenece al Nivel Uno, la definición cosmológica, pero, como sucede a menudo con las enseñanzas gnósticas, elementos noéticos y cósmicos tienden a combinarse).

Reconociendo y repeliendo a los Arcontes, nosotros demandamos nuestro poder, definimos nuestras fronteras en el marco de trabajo cósmico, y establecemos nuestro propósito relativo a Gaia, la inteligencia propia del planeta.


Nivel tres: Sociológico


En la visión gnóstica de la sociedad humana, los Arcontes son fuerzas alienígenas que actúan a través de sistemas autoritarios, incluyendo sistemas de creencia, de forma que causan que los seres humanos se vuelvan en contra de su potencial innato y violen la simbiosis de la naturaleza.

LIVE (vivir) deletreado al revés es EVIL (maldad), pero los Arcontes no son malvados en el sentido de que ellos poseen poderes autónomos de destrucción, capaces de ser aplicados directamente sobre la humanidad.

Ellos son agentes de error más bien que malvados – pero error humano, cuando se va sin corregir y corre más allá de la escala de corrección, se vuelve hacia la maldad y trabaja en contra del plan de vida universal. Los gnósticos enseñaron que los Arcontes explotan nuestra tendencia de dejar que nuestros errores se vayan sin corregir.

Porque los arcontes necesitan la complicidad humana para ganar poder sobre la humanidad, cualquiera que los asista puede ser considerado una clase de Arconte, un accesorio. ¿Cómo le ayudan los humanos a los Arcontes?

Una forma (sugerida en la definición del Nivel Dos) es aceptando los programas mentales de los Arcontes – es decir, adoptando la inteligencia alienígena como si fuese basada en humanos – e implementando aquellos programas realmente reforzándolas en la sociedad. Otra manera es activa o pasivamente conforme a las agendas así propuestas e impuestas.

Jacques Lacarriere sugiere que los gnósticos detectaron la fase humanizada de los Arcontes en todas las estructuras autoritarias y sistemas que niegan autenticidad y auto-determinación para el individuo.

El argumenta que los gnósticos reconocían,

“el carácter fundamentalmente corrupto de todas las empresas humanas e instituciones: tiempo, historia, poderes, estados, religiones, razas, naciones…” (Los Gnósticos, Pág. 24)

La corrupción ocurrió, no porque nosotros cometemos errores, sino porque los errores que hacemos se van sin corregir y se extrapolan más allá de la escala de corrección. Lacarriere dice que los gnósticos alcanzaron esta conclusión “fuera de la observación racional del mundo natural y comportamiento humano.”

En última instancia, ellos afirmaron:

“la contención de todo poder – cualquier clase que sea – es una fuente de enajenación… Todas las instituciones, leyes, religiones, iglesias y poderes no son nada sino una vergüenza y una trampa, la perpetuación de un engaño de edades de antigüedad." (Pág. 28-29)

Esto podría parecer como una visión oscura de los asuntos humanos, pero dada la evidencia de la historia (sin mencionar los sucesos actuales), no puede decirse que es injusto o exagerado.

Para una ojeada íntima de las enseñanzas gnósticas de los Arcontes, incluyendo consejo de cómo actuar cuando son enfrentados directamente por ellos, consideran el pasaje del Primer Apocalipsis de Juan, citado en Un Catecismo Gnóstico

traducción de Adela Kaufmann
Versión original
Regresar a The Archons - Los Arcontes
Tomado de: http://www.bibliotecapleyades.net/vida_alien/alien_archons06.htm
---

Los arcontes y la mano cornuda
noviembre 10, 2012 de movimientoporlaverdad con la etiqueta arcontes

Del griego archai, “orígenes, comenzar cosas, anteriormente en el tiempo”.

En el mundo clásico mediterráneo, arcón era comúnmente usado para el gobernador de una provincia, o, más sueltamente, cualquier autoridad religiosa o gubernamental. Por lo tanto, el plural, Arcontes es a menudo traducido en los textos gnósticos como “las autoridades”. (No hay palabra cóptica para Arconte, y así, los textos gnósticos usan el término griego en la transcripción cóptica).
Pronunciado Ar-konte. Adjetico, Arcóntico (Ar-KON-tik).

En la cosmología gnóstica, Arcontes son una especie de seres inorgánicos que emergieron en el Sistema Solar antes de la formación de la tierra. Ellos son cyborgs habitando el sistema planetario (exclusivo de la Tierra, Sol y Luna), el cual es descrito como el mundo virtual (stereoma), ellos construyen por imitación las formas geométricas emanadas del Pleroma, el reino de los Generadores, los Dioses Cósmicos.

Los Arcontes son una especie genuina con su propio hábitat, y pudiera incluso ser considerado ser casi divino, pero carecen de intencionalidad (ennoia: capacidad auto-directiva), y tienen una repugnante tendencia a salirse de sus límites, imponiéndose en el reino humano. Se dice que los Arcontes sienten intensa envidia hacia la humanidad, porque nosotros poseemos la intencionalidad (cuerpo emocional o emociones) de la cual ellos carecen.

En la psicología gnóstica, la ciencia noética de las Escuelas de Misterio, los Arcontes son una fuerza alienígena que invade subliminalmente a la mente humana y desvía nuestra inteligencia lejos de sus aplicaciones apropiadas y sanas. No son los que nos hacen actuar inhumanamente, ya que todos nosotros tenemos el potencial de ir en contra de nuestra humanidad innata, violando la verdad en nuestros corazones, pero nos hacen sacar comportamiento inhumano hacia extraños y violentos extremos.

La aberración contenida es que, dejados a nuestro propio albedrío, nosotros a veces actuaríamos inhumanamente para luego corregirlo. Obviamente, nos siempre lo hacemos. En la exageración de nuestras tendencias insanas e inhumanas, y en una extrema y no corregida desviación de nuestra inteligencia innata, los gnósticos vieron la firma de una especie alienígena que cosquillea en las peores fallas humanas. Por lo tanto, los Arcontes son parásitos psico-espirituales.

Entonces un arconte es un cyborgs, entidades alienigenas que invaden la mente humana que significa esto, que te invaden tu mente pensamientos confundiendote, logrando a veces reprogramarte y tengan otras ideas que según les convengan.

Esto lo hacen porque los arcontes o cyborgs son solo cuerpo mental, sin emociones, intencionalidad, ni amor, ni sentimientos.

A este tipo de entidades arconticas es a lo que se llama un gris, una entidad de solo cuerpo mental y solo cuerpo mental es a lo que hacen mención todos los politicos, artistas y otra gente cuando hace la mano cornuda.

estrella de 5 puntas invertida, se obtiene la cruz normal.

La cabeza de chivo indica solo el cuerpo mental, un ser gris sin emociones. ni sentimientos.

Un cuerpo mental es masculino, solo se usa la lógica, razón, la fuerza, es la dureza de ahi la palabra Rock, por tal mótivo muchos artistas musicales hacen señales con cuernos, simbolizando todos estos atributos de seres mentales puros.

Haciendo alusión al Padre, al cuerpo mental.

Alusión al Padre, el cuerpo mental.


¿Quien es el Padre entonces?





Coincidencia que Obama haga los cuernos y tres veces se haya postulado en la premier de batman, Batman es el murcielago, un murcielago es un vampiro.

Un vampiro solo se alimenta de energía, ya sea del sol o de los humanos, energía psiquica de los humanos.

El Batman de Obama se refiere a su esperado gran faraon final obtenido del disco solar de ISIS y hacer el decimo descenso del dios, decimo avatar, su proposito quieren es el de reactivar las escuelas de misterios o sociedades secretas o discretas que tanto daño han hecho a la humanidad con otro Serapis.

Recordemos que los grises saben como hacer de nuevo el regreso o la segunda venida, lo hacen por la violación sexual de ASHTAR-TE, como vimos en la sección anterior.

Los arcontes se dicen autoridades, pero violan a la verdadera autoridad después de haberse separado de la autoridad, autoridad del latin autoritas derivado de auctor que significa “el que inicia, el que comienza, cuya raiz es augere que significa aumentar, promover, hacer progresar, la autoridad desde el punto de vista verdadero o etimologico es la cualidad creadora del Ser.



---
por Elva Thompson
07 Abril 2015
del Sitio Web HeartStarBooks







"Tenemos un depredador que vino de las profundidades del cosmos
y se hizo cargo de gobernar nuestra vida. 
Los seres humanos son sus prisioneros. 
El depredador es nuestro amo y señor. 
Nos ha convertido en dóciles, indefensos. 
Si queremos protestar, suprime nuestra protesta. 
Si queremos actuar independientemente, exige que no lo hacemos así... 

Los hechiceros creen que los depredadores
nos han dado nuestros sistemas de creencias,
nuestras ideas de bien y el mal,
nuestras costumbres sociales. 
Ellos son los que establecieron nuestras esperanzas y expectativas
y sueños de éxito o fracaso.
Nos han dado la codicia, la avaricia y la cobardía. 
Son los depredadores los que nos hacen
complacientes, rutinarios y ególatras."
Carlos Castaneda

 


El secuestro de una Plantilla

Hay muchos ejemplos en el mundo "natural" que muestran cómo los parásitos hackean el programa de sus anfitriones y lo reemplazan con su propio mecanismo de supervivencia.

Tomemos el caso del gusano Dicrocoelium dendriticum, mejor conocido como la lanceta fasciola hepática. 

Para alcanzar el hígado de los animales de pastoreo, primero infecta un caracol. Miles de larvas parasitarias son empacadas en bolas de limo y excretadas, y a lo largo viene una hormiga y con avidez engulle el limo. Una vez que el parásito entra en la hormiga, el secuestro de su conciencia comienza.

La plantilla de la hormiga es borrada por la mente del parásito y en contra de todos sus instintos naturales, la hormiga zombi se arrastra hasta la parte superior de una brizna de hierba y espera ser comida por una vaca o una oveja.

¡El parásito ha dado a la hormiga su mente!




El Astuto Espejo

En 'El Lado Activo del Infinitode Castañeda, Don Juan le dice a Carlos, que el tema de los temas en la brujería es la depredación por una inteligencia alienígena:
un depredador que nos dio su mente. 
Todo es un espejo y si un parásito puede secuestrar la conciencia de una hormiga, araña, oruga o pescado, y reemplazarla con su propio mecanismo de supervivencia egoísta, ¿por qué no puede suceder a un ser humano?




El Parásito Cerebral

El Arconte es un parásito cerebral que ha hackeado nuestra divinidad.

Ha secuestrado nuestra conciencia y ha dividido nuestro plan para crear la ilusión de la dualidad, y la realidad de la separación llamada la tercera dimensión. Ha creado un ilusorio mundo artificial que es alimentado por la energía electro-magnética de nuestro desenchufado ADN. 


Así que echemos un vistazo a la tercera dimensión y ver si podemos descubrir qué parte de nuestra conciencia ha reclamado como propio el parásito.




La Tercera Dimensión

La tercera dimensión se compone de los tres chakras inferiores de la Tierra, Agua y Fuego:
refugio, sexo y supervivencia. 
El sólido platónico de la tercera dimensión es un tetraedro, un principio de fuego. 

El foco del fuego se encuentra en el tercer chakra de nuestro cuerpo, el plexo solar... el pequeño sol. Este pequeño sol corresponde a nuestro ADN del 10% y el gran sol [90%] a nuestro ADN desenchufado. 

El asiento del fuego es dual y dividido en 'fuego que sube' y 'fuego que cae'.






El Tercer Chakra de Fuego que Sube

En la polaridad, el fuego se eleva y cae. 

El Fuego que sube toca el cuarto chakra del corazón. Son los grandes hombros y pulmones del noble león; es el guerrero de calidez, ternura y amor. Es la divinidad en acción... y la puerta de entrada a nuestra multidimensional consciente de Todo, el quinto chakra del Espacio.




El Tercer Chakra de Fuego que Cae

El Fuego que cae, cae en el segundo chakra de Agua elevándose a Fuego, el asiento del deseo sexual; donde las emociones de la competencia, la lujuria, la violación, la tortura, el odio y el asesinato reinan supremamente... y es aquí donde encontraremos la verdadera fuente de todos nuestros problemas. 

La conciencia Arcóntica crea un constante deseo para el sexo [la replicación de su huésped] y la necesidad del poder sobre otros como un medio de control.

La violencia y la opresión son las frecuencias de un campo de fuego disonante y dan lugar a conflictos y miseria para la manada, creando miedo y angustia emocional que es alimento para el parásito.

Este alimento es llamado 'loosh rote'.

La frecuencia del Fuego que Cae se ha visto comprometida por el parásito, y estamos atrapados en su corrupta esquina del infinito.




El Loosh Rote y la granja humana

El Loosh Rote es el término acuñado por el gran pionero de los viajes astrales y experiencias fuera del cuerpo, Robert Monroe. 

Él fue conducido a la comprensión de que el mundo de la Tierra es una granja, creada con el único propósito de cosechar la energía del miedo y el sufrimiento de sus criaturas.

El parásito obra por división, y chupa la energía emocional causada por el constante conflicto del juego de 'nosotros contra ellos'.

Como dice Morfeo en La Matrix, 'todos somos baterías de alimento'...



Matando al parásito

Sólo hay una manera de matar a un parásito y es matándolo de hambre. Pronto se irá si el miedo es sustituido por el amor... pero es un pequeño astuto bastardo... así que cuide sus pensamientos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails