martes, 5 de mayo de 2015

¡¡¡ALERTA ROJA!!!: GOBIERNO COLOMBIANO PRETENDE ENTREGAR EL RÍO MAGDALENA A CHINA (MAYOR GENOCIDIO Y ECOCIDIO)...


El Magdalena, el río más importante de Colombia,
inicia su recorrido desde el Huila, donde nace.
Su enorme potencial contrasta con el abandono
que ha sufrido a lo largo de décadas. Foto LA NACIÓN
RÍO MAGDALENA DEJARÍA DE SER DE COLOMBIA 

“La noticia que hoy traemos es supremamente dramática, triste, nos deja preocupados, pero a su vez, queremos entregarles a ustedes como una forma de denuncia para que la retrasmitan por favor, porque necesitamos que todo el pueblo colombiano se ponga en pie, como lo estamos haciendo un grupo grande de cultores, escritores, pintores, la parte intelectual de Colombia, los comités ambientales de los departamentos de toda Colombia, las Ongs que también nos están acompañando. La noticia es que el río Magdalena se lo va a entregar el gobierno nacional a la república de China”.
 “Es decir, por el río Magdalena van a ondear barcos con bandera china y nosotros no vamos a hacer absolutamente nada para impedirlo sino nos movilizamos, sino tenemos el valor de decir: No”.

“No queremos decir que estamos incitando a la violencia. Al contrario. Somos un pueblo culto y como tal, vamos a hacer una serie de marchas y de recorridos sobre el río Magdalena, para concientizar a los diferentes municipios de Colombia, porque recuerden muy bien: El río Magdalena lo es todo para Colombia y no podemos perder la arteria más importante, que es la arteria de nuestra vida, el agua que es todo para nosotros”.

Con estas sentidas palabras el ambientalista Gustavo Prada Fernández, se presentó en el taller “Incidencia para el desarrollo y la paz” dictado por Huipaz en la ciudad de Ibagué (Tolima) durante los días 25 y 26 de marzo. La noticia, ciertamente, quema la piel e hiere la dignidad nacional, por cuanto el río grande de la Magdalena es el río patrio, el símbolo fluvial de Colombia, el cual se encuentra en capilla para ser entregado a transnacionales con la pusilanimidad que le caracteriza al gobierno nacional, en el marco del nefasto neoliberalismo.

 
El principal río de Colombia durante siglos brindó alimento, historia, lucha, nostalgia, inspiración a poetas y compositores, libertad y esperanza. Hoy se encuentra a punto de ser entregado a una transnacional china para su usufructo a cambio de unas sucias monedas, las cuales no irán al bolsillo del pueblo, irán a engrosar las arcas putrefactas de la rancia y criminal oligarquía, la misma que no tiene sentido patrio y solidaridad por la soberanía nacional. Bien dijo Marx: “La burguesía no tiene nacionalidad”.

 
El megaproyecto consiste en construir 19 hidroeléctricas desde Pitalito (Huila) hasta Honda (Tolima) y dragado para meter barcos chinos desde Bocas de Ceniza en Barranquilla hasta Honda (Tolima). Al parecer el proyecto es que naveguen por estas aguas barcos chinos con capacidad hasta de 7 mil toneladas, para sacar por allí todos los recursos naturales de la madre tierra (Pachamama) que las transnacionales tienen proyectado robarse con la complicidad de la clase dirigente nacional que lidera Juan Manuel Santos C.

 
El impacto ambiental, social, económico, político y cultural, de un proyecto leonino de esta envergadura, resulta monstruoso para Colombia, concretamente para el país nacional del cual hablara Jorge Eliécer Gaitán Ayala. Implicaría, entre otras cosas, según Gustavo Prada Fernández, de acuerdo a un texto leído: “El fin de los peces, la inundación de fincas planas que bordean, contaminación del río, el desalojo forzado de finqueros y habitantes que siempre ha tenido el río Magdalena, pérdida de territorio y vida”.

 
Una jornada de sensibilización vienen desarrollando grupos ambientalistas desde el 14 de marzo e irá hasta el 14 de octubre, con la consigna: “El río nos llama”. Dicha actividad busca educar y crear conciencia en las comunidades rivereñas del imponente río de la Magdalena sobre las graves implicaciones que generaría la concreción del leonino proyecto. El viernes 27 de marzo la gigantesca caravana llegó al encantador municipio de Ambalema (Tolima) y el 28 arribó al municipio de Honda (Tolima). Allí, se realizó una gigantesca movilización por las principales con actos artísticos y culturales invitando a todos y a todas a romper con la indiferencia y asumir una posición política patriótica de defender esta importantísima arteria fluvial. ¿Qué sería Honda – la ciudad de los puentes – sin el río Magdalena? 

 
Mientras el presidente habla de paz en la Habana (Cuba) entrega sin ruborizarse la soberanía nacional a las multinacionales y transnacionales, entrega la patria al voraz capitalismo internacional sin contraer un gesto en su rostro. El río Magdalena debe seguir siendo para los pescadores, los turistas, los escritores y poetas, debe seguir siendo de todas y todos, del pueblo colombiano y no de multinacionales y transnacionales. ¡Qué dirá de esto Bolívar!

---
El Río Magdalena en la mira de la Privatización

El infame y desalmado proyecto al parecer fue concebido y elaborado en inglés, documento que supera las 800 páginas y que los ambientalistas a duras penas han podido traducir hasta ahora el 50% aproximadamente.
Nelson Lombana Silva
Marzo 04, 2015
A cuentagotas viene conociendo la comunidad la infame decisión de la burguesía en cabeza del presidente Juan Manuel Santos Calderón de privatizar el río de la Magdalena, el río patrio de tanta historia y reconocimiento nacional e internacional.
Una decisión apátrida y miserable de entregar este imponente río a las multinacionales y transnacionales para que se hagan más ricas y poderosas a costa de lo que es de todos los colombianos.
El infame y desalmado proyecto al parecer fue concebido y elaborado en inglés, documento que supera las 800 páginas y que los ambientalistas a duras penas han podido traducir hasta ahora el 50% aproximadamente.
Hace poco se hizo un evento en el municipio de Natagaima (Tolima) precisamente para socializar esa parte traducida. Los ambientalistas y líderes comunitarios que habitan la rivera de la fuente hídrica lanzaron una campaña que busca crear conciencia entre los campesinos e indígenas de Colombia sobre este exabrupto del régimen capitalista liderado por el presidente Santos.
Al parecer se proyecta construir diez hidroeléctricas utilizando estas aguas, energía para exportar a las grandes urbes de países extranjeros, en detrimento de la Madre Naturaleza y del río sumido en la más espantosa contaminación.
La libertad de comercio es la única ideología predominante en el capitalismo. El dios dinero es la lógica y se impone destruyendo toda manifestación de solidaridad y humanismo. ¿Dónde queda el respeto por la naturaleza? ¿Dónde queda la soberanía nacional? ¿Dónde queda el interés colectivo de la nación?
Todo queda reducido al cálculo egoísta de la clase dominante, la burguesía, como bien lo enunciaron Carlos Marx y Federico Engels en el Manifiesto Comunista escrito en 1847. Esta clase dominante no maneja relaciones humanas, maneja relaciones económicas.
La intención de privatizar el río no es un hecho aislado y circunstancial. Es el desarrollo del Plan Colombia que concibió los Estados Unidos a partir del año 2000 y que tuvo pleno respaldo por parte de la clase dirigente nacional, la cual habla español pero piensa en inglés. Es la ejecución siniestra de la ofensiva al sur o Estrategia Andina diseñada por el imperialismo.
Bien dice Germán Castro Caycedo: “Se trata de una guerra que no confronta a un enemigo en particular – aunque esgrima pretextos como la guerrilla y el narcotráfico –, sino que busca apropiarse de los recursos estratégicos. En nuestro caso, el agua dulce y la espectacular diversidad de nuestras selvas”1.
Agrega el destacado escritor: “La orientación de este conflicto privatizado está en confrontar todo aquello que se oponga o se resista a la privatización y apropiación de recursos previamente ubicados: gas, petróleo, agua dulce, biodiversidad”2.
El cuento peregrino de los Estados Unidos y la oligarquía colombiana era que el Plan Colombia era para acabar con el narcotráfico, después se pudo establecer que era contrainsurgente y ahora se sabe que era para apoderarse de nuestras riquezas naturales.
El plan contempla que quien se oponga será neutralizado usando los métodos más ruines como la cooptación, la amenaza o el asesinato. Todo está fríamente calculado, como diría el Chapulín Colorado. No en vano dicen el inglés Mackinder y el estadounidense Spykman:“Quien controle el agua dulce controlará la economía universal y, como corolario, controlará la vida en un futuro no lejano”.
En esas condiciones, se debe globalizar la lucha y la resistencia por la defensa de la soberanía nacional, la defensa de nuestros recursos naturales, nuestra biodiversidad y la dignidad de los pueblos. Debe ser una lucha unitaria. Una lucha ambientalista, pero sobre todo, una lucha política. Separar la lucha política de la lucha ambientalista es un error, porque la entrega de la patria a las multinacionales y transnacionales son decisiones políticas. Resulta contradictorio decir que se lucha por el ambiente y a renglón seguido apoya a los mismos que han venido entregando la soberanía nacional. Allí no hay coherencia.
  1. Castro Caycedo, Germán. Nuestra guerra ajena. Editorial Planeta. 2014. Primera edición. Página consultada 80. 
  2. Ibíd. Página consultada 80. 

¿Plan maestro para el río Magdalena o privatización del caudal más importante del país?

Agosto 11 de 2014

El debate no es nuevo pero volvió a cobrar vigencia luego de que se conocieran detalles del documento que presentó Hydrochina.
fundarteyciencia.wordpress.com
El Plan Maestro de Aprovechamiento del río Magdalena se lo entregó la compañía estatal china en mayo pasado a la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena) —en representación del Estado colombiano— y establece, entre otras cosas, temas clave como navegación, generación de energía hidroeléctrica, protección y conservación ambiental, publicó La Nación.

El plan también contempla aspectos generales, como el uso de la tierra (control de inundaciones y riego), uso de orillas, mantenimiento del canal del río, aprovechamiento de los recursos pesqueros y recreación, según el informe ejecutivo conocido por el diario de Neiva.
En cuanto a las hidroeléctricas, el Plan tiene previsto construir a lo largo del río entre 13 y 17 de diferente capacidad, asegura Portafolio, y relaciona como posibles lugares para las represas a Guarapo, Chillurco, Oporapa, Pericongo, Quimbo, Betania, El Manso, Veraguas, Bateas, Balsillas, Carrasposo, Nariño, Lame, Ambalema, Cambao, Honda y Piedras Negras.
Sin embargo, el mismo estudio, de acuerdo con La Nación, depura las posibilidades de cada proyecto y advierte que las represas conllevan impactos sociales, económicos, ambientales “y sobre zonas de protección arqueológica y desarrollo turístico. Incluso, uno de los proyectos en Natagaima, Tolima, tendría impacto sobre el desierto de La Tatacoa”.
Pero el desarrollo de las hidroeléctricas no solo le traería más energía al país. Hay quienes piensan que, en el caso del departamento del Huila, los chinos a través de Hydrochina llegarían incluso al punto de “apropiarse del río”, continúa el portal web del diario opita.
“Se trata de la privatización del río Magdalena en el marco de los Tratados de Libre Comercio para la extracción intensiva de nuestros recursos naturales —aseguró a ese medio el académico Míller Dussán, opositor de esas iniciativas por los problemas derivados de El Quimbo—, con inversión privada suministrada por el sistema financiero y la expropiación de nuestros bienes públicos para la acumulación de capital por parte de las corporaciones transnacionales”.
El proyecto fue entregado como parte del convenio de cooperación entre Colombia y la República Popular China, reportó la Cancillería en ese momento, y explicó que permitirá el aprovechamiento sostenible de los recursos y servicios que el río provee y su implementación a futuro.
A esa ceremonia asistieron el presidente de Hydrochina, Li Linglong, y el representante de Cormagdalena, Paulino Galindo, y desde esa fecha se anunció que con el documento se iniciaría el proceso de socialización y ajuste a las realidades locales, de acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores. El debate está abierto.

Temas Relacionados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails