jueves, 5 de junio de 2014

Las amenazas de las FARC contra Colombia (Un análisis resumido en diez puntos)


De la Calle e Iván Márquez
Las amenazas de Iván Márquez contra Colombia

Junio 03, 2014

Las FARC buscan el desmantelamiento de las Fuerzas militares y de policía, encarcelamiento y eliminación de la oficialidad y de los altos mandos actuales, y creación de un “ejército popular” al servicio de los intereses de Cuba y Venezuela. Creación de milicias “populares” para reprimir al pueblo
Por Eduardo Mackenzie
3 de junio de 2014 
En diez puntos, Luciano Marín, alias Iván Márquez, resumió desde La Habana lo que las Farc quieren hacer con Colombia si logran, de alguna manera, apoderarse del Estado, ya sea mediante un exitoso asalto militar contra Bogotá (variante poco probable), ya sea mediante un golpe político palaciego con ayuda de traidores ya instalados en los sectores claves del poder público (variante que intentan realizar en estos momentos).

El jefe terrorista, al final de su aburridora arenga del 25 de mayo de 2014, poblada de frases hechas e idéntica a los discursos farianos de hace 30 años, intercambiable en todo momento, mencionó diez puntos. Esos 10 puntos son la única parte original de esa prédica.
Desentrañar el contenido real de esos diez puntos es urgente. Pues una cosa es su envoltura y otra su lógica interna. Captar ésta última es más fácil si se invierte el orden de presentación que utilizó Iván Márquez. Comenzaremos, pues, por el último punto e iremos de allí hacia el primero.
El último punto, primero de nuestro análisis, es:
1. “Restablecimiento de la soberanía e integración en nuestra América”. Observe el lector que el jefe fariano no habla de
De la Calle e Iván Márquez, cocinando la entrega de Colombia al marxismo
De la Calle e Iván Márquez, cocinando la entrega de Colombia al marxismo
“soberanía nacional”. Habla de “soberanía”. Pues para él no hay soberanía nacional. El sigue pensando en términos de “poder soviético”, el cual era internacional, global. Cuando habla de “restablecimiento de la soberanía”,  Márquez se refiere a abolir la soberanía de Colombia y adjudicarle otra muy diferente a nuestro país: Colombia debe ser convertida en una provincia de Cuba, como lo es hoy Venezuela. Cuba debe extender su dominio imperialista sobre Colombia y los demás países del continente, antes de tratar de destruir a los Estados Unidos. Esa es la lógica de los jefes farianos. Esa es la esencia de ese punto. Por eso la palabra “nacional” ha sido eliminada de ese programa.
2.  “Nuevo modelo económico e instrumentos de la dirección de la economía para el bienestar y el buen vivir”. Ello quiere decir abolición del capitalismo, de la libre empresa, de la iniciativa privada e instauración, mediante la violencia, de un sistema colectivista, de miseria y gasto improductivo, bajo el control de la burocracia inepta de un partido, las Farc, bajo el nombre que sea. Buen marxista, Márquez estima que el capitalismo no debe ser reformado sino destruido por la fuerza.
3. “Reorganización democrática de los territorios urbanos y rurales”. Léase: trastorno del espacio urbano y rural en su versión más extrema. Una vez destruido el capitalismo, mediante la abolición de la propiedad privada de los medios de producción (fábricas, empresas, talleres, haciendas),  se debe eliminar la propiedad urbana (casas, apartamentos, oficinas), y pasar al hacinamiento de individuos y familias en soluciones “colectivas” de vivienda. Ello implica la “reeducación” masiva de la clase propietaria en granjas estatales y su destrucción como clase. Expropiación de las fincas y tierras de los campesinos (pobres, medios y ricos)  y erección  de granjas colectivas y de prisiones-gulags bajo control del partido-Estado.
4. “Recuperación socio-ambiental de los recursos naturales y reapropiación social de los bienes comunes”. Es decir, confiscación de las empresas nacionales y extranjeras dedicadas a la extracción y transformación de recursos naturales y apropiación de sus activos, plantas y tecnologías por el partido-Estado. Desastres ecológicos ante la explotación totalitaria de los recursos naturales y de la naturaleza.
Iván Márquez junto a Piedad Córdoba, Granda, y Santrich
Iván Márquez junto a Piedad Córdoba, Granda, y Santrich
 5. “Desprivatización y desmercantilización de las relaciones económico-sociales”.  Confiscación de toda empresa privada y creación de un sector público único encargado del comercio, de la actividad industrial y de los servicios. Lo de la “desmercantilización” es un anuncio paroxístico. Recuerda lo que hicieron los comunistas de Pol Pot en Cambodia en 1975, quienes, fuera de liquidar físicamente la tercera parte de la población, suprimieron la moneda y el mercado,  para tratar de alcanzar el comunismo en sólo dos años y dar ejemplo a la misma China de Mao Zedong.
6.  “Justicia para la paz y materialización de los derechos de las víctimas del conflicto”. Las “víctimas del conflicto” son, aquí, exclusivamente, las Farc como partido-Estado, el cual se apropiará la riqueza nacional a título de “compensación” por haber sido “víctima del conflicto”. “Justicia para la paz” será la justicia sin derecho, la justicia de los “tribunales populares”, erigidos únicamente para reprimir toda disidencia, todo “enemigo del pueblo”, y destinados a proteger los designios de la dictadura.
7.  “Desmonte de los poderes mafiosos y de las estructuras narco-paramilitares”.  Aniquilación de todo cartel de la droga rival de las Farc. Centralización del negocio del narco tráfico.  Represión inmediata, masiva e implacable de los partidos, grupos y facciones defensores del liberalismo político y económico.
8. “Desmilitarización de la vida social”. Léase desmantelamiento de las Fuerzas militares y de policía, encarcelamiento y eliminación de la oficialidad y de los altos mandos actuales, y creación de un “ejército popular” al servicio de los intereses de Cuba y Venezuela. Creación de milicias “populares” para reprimir al pueblo.
9.  “Reestructuración democrática del Estado”. Eliminación de la democracia representativa, de sus instituciones y ritos (elecciones libres, división de poderes) y su reemplazo por órganos de control ligados a un poder central. Destrucción de bibliotecas y transformación de los medios de información (diarios, revistas, radios, televisión, ciberespacio) en órganos bajo control estatal. Censura de la vida intelectual y académica del país. Persecución de todas las religiones.
10.  “Democratización real y participación en la vida social”. Es la consolidación de los disturbios anteriores y el perfeccionamiento de los instrumentos represivos del nuevo Estado comunista-fascista para someter a la población y proyectar ese modelo hacia el exterior.  “Democratización real” es, según el castro-chavismo,  control de los aspectos más ínfimos de la vida de las personas, de las familias, de las ciudades y de los departamentos, por parte del nuevo poder, como en Cuba a través de los siniestros “comités de defensa de la revolución”.
Todos quedamos advertidos. Obremos en consecuencia el próximo 15 de junio.
Escuche lo que dijo Iván Márquez:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails