lunes, 25 de noviembre de 2013

El EGO, la percepción de un Dios externo, y el olvido de nuestra divinidad, son el origen de nuestro SUFRIMIENTO!! / El MIEDO es la ausencia de AMOR!!, por Emilio Carrillo


“La percepción de un Dios exterior (tanto para los creyentes como los no creyentes) más el olvido de nuestra divinidad que hace que no nos demos cuenta de quienes somos, nos lleva a NO percibir la felicidad que es nuestro estado natural.

Erróneamente buscamos nuestro bienestar (nuestra felicidad) en el exterior.

Este es el resumen de nuestro estilo de vida hasta ahora, dónde nuestra evolución “conciencial” se ha basado en la dualidad haciéndonos clasificar y juzgar la vida con relación a nuestro bienestar, de tal modo que necesitamos controlar y programarlo todo, ya que en el fondo le estamos temiendo a la vida porque lo que no queremos son experiencias malas.
Con este modo de vida no vivimos sino SOBREVIVIMOS defendiéndonos, aunque no lo parezca, de la misma vida.

La idea de un Dios exterior y la búsqueda del bienestar en el exterior son el origen y la causa del sufrimiento humano”.

Me gustaría añadir que el que sufre no es nuestra divinidad o SER, sino nuestro personaje EGOICO…y ese personaje o máscara sufre por falta de CONSCIENCIA…CONSCIENCIA de quién es, que hace aquí, como funciona el universo y cómo este mundo de tercera dimensión no es más que un juego holográfico e ilusorio del que NO HAY NADA QUE TEMER…
art-ego2
Cuando uno sufre es porque está en su EGO…es el EGO, o al personaje egoico, al que le duele…y uno es incapaz  o no quiere salirse de ese estado egoico y egocéntrico… tal y cómo les pasa a los niños pequeños que están experimentando precisamente eso…su individualidad egoica…
Uno en la vida pasa por múltiples experiencias (uno de los objetivos del mundo material-físico de 3ª dimensión…), y algunas son dolorosas y  se puede llegar a sufrir en un momento dado…pero es nuestra CONSCIENCIA y nuestra capacidad para reconocer nuestro personaje EGOICO y de volver a nuestro SER, el equilibrio…., lo que evita que ese dolor se transforme en verdadero sufrimiento…o la capacidad también de controlar, no confundir con reprimir, nuestras emociones…nosotros, el SER, es el que tiene que tener el control del personaje-emociones y no al revés…
ego
En este sentido seguro que tenéis múltiples ejemplos cercanos en el queciertos SERES se identifican tanto con el EGO que viven en un continuo sufrimiento...Tanto que te intentan convencer de lo sufridores que son y de que todo lo que les pasa a ellos es lo peor del mundo y que ellos no tienen culpa de nada…en definitiva, se presentan como:

GRANDES VÍCTIMAS...

Y las únicas víctimas que conozco son los niños…niños físicos…y niños espiritualmente hablando que todavía NO SON RESPONSABLES o NO SE QUIEREN RESPONSABILIZAR de SUS PROPIOS ACTOS!
Niños que siguen echando balones fuera a la hora de buscar responsables…la culpa es tuya, la culpa es de mi jefe, la culpa es de los políticos, la culpa es de “dios”…la culpa o más bien la responsabilidad es de cualquiera menos de ellos mismos…

SEÑALANDO

El ego: hay algo acerca de ti que no sabes

Lo hemos dicho en muchas ocasiones en este blog…una cosa es tener la información, que el papel todo lo sostiene, y otra cosa es

INTEGRAR LA INFORMACIÓN…

De que sirve tener y supuestamente entender la teoría si a la hora de la verdad no somos capaces de ponerlo en práctica???
De que sirve SABER que NOSOTROS CREAMOS NUESTRA PROPIA REALIDAD, si cuando creamos una realidad que NO nos gusta, le echamos la culpa o responsabilizamos a terceros???
De que sirve SABER que TODO LO QUE NOS PASA EN LA VIDA tiene UN POR QUÉ, y que TODO, por DOLOROSO que pueda ser, nos ayuda en nuestro crecimiento, si cuando nos pasa algo que no nos gusta somos incapaces de interiorizar y reflexionar sobre el por qué de esa experiencia y buscarle el punto positivo o la oportunidad de esa crisis tan dolorosa??

Dónde esta la CONSCIENCIA????

Y no hay peros que valgan!!!!!
Y para rematar normalmente toda esta inconsciencia nos solemos meter en un bucle, o pescadilla que se muerde la cola, de NEGATIVIDAD!!!
Negatividad que si se mantiene en el tiempo nos puede llevar cómo diría Yoda,AL LADO OSCURO…o cómo mínimo a una depresión…

Depresión…no es más que el SER pidiendo CAMBIOS a GRITOS!!!!!

La gran trampa de las farmaceuticas ha sido hacer creer que la depresión es una carencia química en nuestro cerebro…y que EXTERNAMENTE podemos encontrar la solución a nuestros problemas internos…
ego2

“Si cambias tus pensamientos, cambias tus emociones…

Si cambias tus emociones, cambias de actitud…

Si cambias de actitud, cambias tu vida…

Si cambias, tu vida, cambias tu destino”

Stephen Crane
O cómo suele decir mi hermana…

Sí cambias la forma de ver las cosas, la forma de las cosas cambian!

elRotoPerspectiva2012
Y gran parte de esas realidades que nosotros mismos creamos y que no nos gustan provienen de nuestros MIEDOS…
Qué tipo de divinidad tiene MIEDO???
…aquella que NO  es CONSCIENTE de su propia divinidad…
foto120
El periodista y escritor uruguayo, nos invita a reflexionar acerca de cómo el miedo a tomado un lugar importante en nuestras vidas; de cómo influye en nuestro albedrio, en nuestras decisiones importantes y cotidianas; y cómo se fabrica y propaga esos miedos, muchas veces injustificados o exagerados, a través de los medios de comunicación en pro de una agenda de gobierno o interés económico (ILLUMINATIS…)

El MIEDO es incompatible con el AMOR…

Cómo se puede sentir miedo y amor a la vez??? Es IMPOSIBLE!!
El MIEDO es el inicio del viaje al lado oscuro, es la ausencia de AMOR…
que-es-el-amor
Ya me ha pasado varias veces en que sobre una determinada persona me comentan: ” es muy amorosa”!!…y cuando pregunto si es fulanito o fulanita con la que cada vez que hablo está mencionado este miedo o aquel, me quedo, cuando menos, con la boca abierta…
Cómo puede ser uno amoroso lleno de miedos???
Podrá ser cariñoso en todo caso…
Cómo bien comenta Galeano, el MIEDO nos aprisiona e influye en nuestro libre albedrío… y debemos irremediablemente ENFRENTAR nuestros MIEDOS para darnos cuenta de lo MENTAL de nuestros MIEDOS…
El que tiene MIEDO es el ego-mental…no el SER…
Estar alerta a los MIEDOS que surjan en vuestro día a día y enfrentaros a ellos…interiorizar el por qué de esos miedos, y no carguéis o trasladéis vuestros MIEDOS a terceras personas…no hagáis de ovejas guardianas del sistema de control!
Y con respecto a posibles realidades del tipo: grave accidente, muerte con violencia cómo las víctimas de ETA o de cualquier guerra, o cualquier otro tipo de REALIDAD en la que nos cuesta ver nuestra responsabilidad o reconocer la experiencia positiva que para nuestro crecimiento pueda tener una vez que nos salimos del personaje egoico sufridor…suelo poner un ejemplo que me gustó bastante del libro “conversaciones con dios” en el que una señora no creía en el dios bondadoso o universo perfecto por su caso concreto…
Tenía un hijo adoptivo con el que todo fluía de maravilla hasta que decidieron contarle que era adoptado…desde entonces su actitud cambió…se volvió un niño triste, problemático, etc…hasta que tuvieron que prometerle que cuando cumpliera la mayoría de edad le ayudarían a encontrarse con sus padres biológicos…y el día que cumplía 18 años era atropellado por un conductor borracho!!!!! Ella no entendió nada y culpaba a dios de su desgracia, hasta que supo que los padres de su hijo adoptivo habían muerto hace tiempo y que  simplemente se cumplió la voluntad del niño, reunirse con sus padres…
Con esto lo que quiero decir es que es muy difícil desde una perspectiva de tercera dimensión entender los recovecos y los caminos que toman nuestras vidas para nuestro crecimiento espiritual…pero sí podemos tomar la decisión de

CONFIAR!!!

confiaarmatucoso-confia-1966492
Y ya para acabar os dejo con este artículo del propio Emilio Carrillo en la página preparémonos para el cambio!
Nuestra fuerza y autoconfianza debe provenir de nosotros mismosy no de que terceros te den palmaditas en la espalda o te inflen el ego…

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” 

            La visión aún mayoritaria en la Humanidad de un Dios “exterior” –algo o alguien separado, distante y ajeno a nosotros mismos-  ha desfigurado lo que el amor al prójimo significa, implica y conlleva. 
            Cristo Jesús lo expresó muy bien en el mensaje que recoge el Evangelio de San Marcos (12, 31). Sus palabras exactas fueron: 
“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
            Es bastante evidente que en ellas conviven dos componentes: el “amor al prójimo” y el “amor a uno mismo”. Y el segundo componente -el amor a uno mismo- se plantea rotundamente como condición necesaria para ejercer el amor al prójimo. El adverbio de modo “como” denota idea de equivalencia y, por el orden en el que se muestran en la frase, supedita claramente el amor al prójimo al amor a uno mismo. Por lo que si el amor a uno mismo es pequeño o no existe, será pequeño o no existirá el amor al prójimo: ¡en la medida en que te ames a ti mismo, amarás al prójimo! 
Siendo tan obvio este mensaje, ¿por qué se malinterpreta y se cercena, poniendo el acento en el amor al prójimo y olvidando la premisa que lo antecede: el amor a uno mismo? Pues porque lo de amarse a uno mismo suena muy egoísta y egocentrista. Pero esto sucede debido a que, bajo la influencia del Dios externo, no nos percatamos de nuestro “verdadero ser” y “naturaleza esencial” y divinal y no reconocemos el Dios que es yo, tú, cada uno, todos y todo.

Endiosamiento

            Este reconocimiento de nuestra divinidad es el significado profundo de amarse a uno mismo y conlleva el “endiosamiento”: sentir, “ver” y percibir que Dios es yo y yo soy Dios cuando ceso de identificarme en exclusiva con mi componente físico, mental y emocional, con esa parte de mí que tiene “fecha de caducidad y que es el “vehículo” para que la dimensión espiritual y divinal que todos atesoramos experiencie y se despliegue en el plano humano y en esta Dimensión.
            Al hablar del amor a uno mismo y situarlo como condición imprescindible para poder amar al prójimo, Cristo Jesús hace hincapié en la necesidad del “endiosamiento”, ya que amarse a uno mismo supone descubrir y percibir que Dios es yo y yo soy Dios cuando ceso de ser “yo”, cuando dejo de identificarme con los sentidos corpóreo-mentales, los pensamientos, las emociones, la personalidad y el ego a todo ello asociado.
            Esto representa amarse a uno mismo: identificarse con el Padre/Madre y hacerse uno con Él; identificarse con el Dios que es yo, no con un ego que se empeña en separarse y aislarse de Él. 
            Y ningún egocentrismo hay en amarse a uno mismo. Todo lo contrario, pues se requiere mucha Humildad y mucho Amor para cesar de ser “yo” y propiciar que la “amada” se trasforme en el “Amado”, en expresión de San Juan de la Cruz, quien subrayó igualmente que“el más perfecto grado de perfección a que en esta vida se puede llegar es la transformación en Dios”. Y sólo al ocurrir esta transformación, sólo en ese punto del proceso evolutivo en el que se toma consciencia de nuestro “verdadero ser” y “naturaleza esencial” y divinal, el Amor que Somos se libera de todas las capas que lo cubrían.        

Amor

    Lo que comúnmente llamamos amor -el amor humano en sus diferentes expresiones- es maravilloso, pero es una emoción y un sentimiento. El Amor es otra cosa bien distinta, pues es una vibración muy especial: la Vibración Pura y Primigenia (VPP) que emana de la Fuente; la vibración de lo Inmanifestado; la vibración que brota de modo natural de la dimensión subyacente de Dios e impulsa la configuración de la dimensión superficial, de lo Manifestado. Y esta vibración se encuentra presente y subyacente en toda la Creación y, por supuesto, en el ser humano.
          Al tomar consciencia de nuestro “verdadero ser” y “naturaleza esencial”, el Amor subyacente en nosotros queda plenamente liberado y su vibración, la Frecuencia de Amor, brilla en nuestra vida, haciendo realmente posible el amor al prójimo, que se despliega de manera espontánea, sin trabajo ni esfuerzo y sin noción alguna de obligación, deber o imposición ética o moral. Hasta el punto de que ya ni siquiera se “ama”, pues seguiría entonces actuando un “yo” separado, sino que Somos Amor y Amor es intrínsecamente todo lo que compone y se desenvuelve en nuestro “Vivir Viviendo”: conscientes de la “innecesariedad de hacer” y ejercitando y compartiendo de manera natural y con entusiasmo nuestros dones y talentos, lo que supone un hacer “no haciendo”. 
           En cambio, cuando se vive en un estado consciencial que concibe a Dios como algo exterior a uno mismo, el amor al prójimo es muy a menudo una ficción mental y, hasta por extraño o duro que parezca, una manifestación del ego. Por esto, por el influjo de la “insoportable levedad del ego”, tantas personas ven en el amor al prójimo una vía para ser “buenos” o, incluso, “mejores” que los demás. O para alcanzar el Cielo; o para merecer el juicio positivo de un Dios ilusamente separado de nosotros y colocado mentalmente en las alturas, en la distancia. 
            También por ello son tantas las personas que, tras dedicar mucho tiempo y esfuerzo a amar al prójimo, se hallan insatisfechas y se preguntan: ¿cómo es posible que, después de todo lo que he hecho por los demás, lo que encuentro en mi interior no sean los frutos de esa siembra, sino una íntima y honda sensación de vacío y agotamiento? 
            La razón de todo esto radica en la falta de amor a uno mismo: no percatarse de nuestro “verdadero ser” y “naturaleza esencial” y divinal, separarse consciencialmente del Dios que es yo y concebir un Dios externo que nos observa desde la lejanía y la fragmentación. Con el amor a uno mismo, al ser uno con el Padre/Madre, el Amor que Somos todo lo inunda y su Frecuencia todo lo llena. 

Enamorarse de uno mismo 

Enamorarse de uno mismo es Reconocer a Dios en tu Interior. Amar-se… es sentir la Gratitud inmensa de Ser. 
¿Cómo Reconocerse? ¿Cómo hacer un giro de visión para Ver en el interior lo que muchos buscan fuera?
Tan sólo la calma, la quietud y el vacío interior pueden preparar el terreno fértil para que la Divinidad florezca y te inunde con su fresco aroma del Amor. 
Aferrarse a lo viejo, tan sólo provoca dolor y sufrimiento. Lo viejo es todo aquello que ya no encaja en tu vida, todo lo que te produce dolor e incomodidad. Es como tratar de ponerte un zapato viejo que se te ha quedado pequeño cada día…el cual ya no encaja en tu pie porque has crecido… 
Podrás intentar sobrevivir con esa sensación de incomodidad y presión constante… De hecho, lo intentarás inútilmente, porque el apego a ese objeto, trabajo, situación, persona, emoción o pensamiento te hará creer que está vinculado a tu identidad.  El pasado y el recuerdo constante de las experiencias, el enganche emocional hace que tu falsa identidad se identifique con ese objeto, y así tu ego poder sobrevivir. 
El miedo a Soltar, a vaciarte…te impide Ver lo que realmente Eres…sin ese adhesivo al que te has apegado. 
Sólo soltando y vaciándote interiormente….tus cadenas de dolor y esclavitud se romperán por si mismas. Deja de aferrarte a lo que ya no te sirve, agradece su labor hasta ese momento, y pasa página. Comprende lo que te aporta esa experiencia y por Amor a ti…por tu Felicidad y Libertad…Suelta…quédate sin miedos sin recuerdos…sin expectativas, y adéntrate en la amplia dimensión del Vacío, donde tienes todo el espacio para ti…para volar libre 
En ese espacio infinito donde te olvidas del pasado…de los apegos, es donde Recuerdas lo que Realmente Eres… porque el Espíritu ha encontrado en Ti su morada. En el vacío, te llenas de Ti mismo, y ese tú es Dios, y Dios es en ti, como tú eres en Dios. Ya nada de lo que te producía dolor importa, porque sabes que no es real, sabes que ese dolor solo estaba en tu mente cegando tu visión.
Ahora Despierto…sólo el Presente se despliega ante tus ojos, tan lleno de Vida…

…sólo el Presente existe!

Y por fin…puedes contemplar el bello paisaje que reluce en tu interior…Y en la calma y quietud, en el Silencio…sentir el Amor que fluye libre por cada rincón de tu cuerpo-mente y corazón.
Puedes recrearte en la sensación de sentir la Flor crecer en Ti. El terreno fértil hizo posible su nacimiento en tu interior. Y percibirás…que esa hermosa flor nacida del Amor hacia ti…comienza a expandir un hermoso aroma… único e irrepetible… Es el aroma de tu propia esencia, que emana hacia todas direcciones impregnando todo el espacio, bañándote por dentro e iluminando tu interior…por dentro y por fuera… abarcando tu alrededor y manifestándose en tu mundo. 
Abriendo la puerta de la Creatividad y el Entusiasmo donde se crean todas las cosas por si mismas…sin esfuerzo, sin intención, sin pretensiones. Ahí descubrirás tu propio perfume único…tus dones más preciados que trajiste contigo a este mundo para compartirlos con los demás.
Desde la quietud interior, el reposo y la calma. Desde el no-hacer. Por fin Serás.  Y te darás cuenta de que siempre has sido… Como un pájaro que se levanta cada mañana y es lo que es, sin buscar nada… Así Eres… y así serás… En Comunión con la Divinidad, con tu propia Naturaleza Esencial.
Y…. llegados a este punto, inevitablemente…. Te Enamorarás locamente de Ti. Habiendo Reconocido y Recordado a la Divinidad en ti, que Dios y tu sois sólo Uno. Y como consecuencia de ello…te enamorarás de todo aquello que forma parte de la Vida…de tu herman@, del Sol y de las nubes, del día y de la noche oscura del alma.
Y ya nada…será igual. Ni en ti…ni en tu mundo. Porque así vivirás… Enamorado de Ti. Dela Vida. Y de Todo lo que acontece en ella a cada instante eterno. Confiando y sabiendo que todo es Amor y está ahí para tu evolución. Abierto a la Vida como una hermosa flor en primavera. El Amor será en ti.
        Enamorarse de uno mismo es Reconocer a Dios en tu Interior.
Amar-se… es sentir la Gratitud inmensa de Ser.
Autores:
Diana Santos Cid & Emilio Carrillo

Fuente: www.planetagea.wordpress.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails