martes, 6 de agosto de 2013

Manifiesto de la Cumbre Antiimperialista de Cochabamba (Bolivia): Seis Estrategias por la Soberanía, la Dignidad y la Vida de los Pueblos (pdf)


CONTRA EL IMPERIALISMO Y LA COLONIZACIÓN: SEIS ESTRATEGIAS POR LA SOBERANÍA, LA DIGNIDAD Y
LA VIDA DE LOS PUEBLOS
(extracto)

En Bolivia se celebra una Cumbre Antiimperialista y Anticolonial de los Pueblos de América Latina y el Mundo, en un momento de contraofensiva imperial que busca silenciar la voz de rebeldía de los pueblos que luchan por otro mundo posible en el que se conquiste la emancipación del ser humano y de la Madre Tierra.

Por eso, reunidos en Cochabamba, desde el 31 de julio al 2 de agosto de 2013, manifestamos lo siguiente:

La actual crisis del capitalismo es una crisis de múltiples dimensiones: financiera, productiva, climática, alimentaria, energética y político-ideológica; es decir, es una crisis civilizatoria que amenaza la vida del capitalismo como tal, pero también de la humanidad y del planeta. Sin embargo, ante la crisis del capitalismo, y en el marco de acciones desesperadas de revivirlo y fortalecerlo, los gobiernos afines y acólitos del capital y sus imperios promueven más acciones de privatización, de depredación de la Madre Tierra, de destrucción de los derechos sociales, y de saqueo de los recursos naturales.

En plena crisis, el guerrerismo y el golpismo promovidos por el imperio se constituyen en medios para la instalación de gobiernos títeres y para la captura de los recursos naturales estratégicos. La invasión a los países y el sabotaje a los procesos de cambio son las respuestas que el imperio viene dando a la crisis del sistema capitalista.

La contraofensiva imperial tuvo un primer momento con la intervención de la OTAN en el desmembramiento de muchos de los países del campo socialista y de la antigua Yugoslavia, donde se puso en marcha una estrategia de fragmentación territorial que el imperialismo ha tratado después de usarla en Bolivia, Venezuela y Ecuador.

También forman parte de este momento histórico las invasiones a Afganistán e Irak, donde el imperio ha buscado apoderarse de los recursos naturales y desplegar una serie de estrategias geopolíticas para seguir imponiendo las relaciones Norte-Sur e impedir el fortalecimiento de las relaciones Sur-Sur.

Asimismo, con la administración de Barak Obama, a partir de 2008, el imperialismo ha emprendido el camino de una mayor ofensiva militar con el objetivo de encarar la resolución de la crisis del capitalismo. Libia se ha convertido en su primera víctima y ahora se encuentran en la mira Siria e Irán, en medio de la complicidad de las Naciones Unidas, cuyo Consejo de Seguridad se encuentra virtualmente secuestrado por Estados Unidos, Inglaterra y Francia.

El brazo militar transnacionalizado de EEUU se llama OTAN que, a partir de su nuevo concepto estratégico, ha convertido al planeta en el teatro global de sus operaciones de dominación. América Latina también se encuentra amenazada con la petición de Colombia de incorporarse como socio cooperante de la OTAN. 

Otra manifestación de la contraofensiva mundial del imperialismo es la violación de los convenios y tratados internacionales que surgieron después de la II Guerra Mundial. Desde la invasión a Irak, EEUU y sus socios europeos en la OTAN han dejado más que claro que por encima del orden internacional están sus intereses geopolíticos para apoderarse de los recursos naturales que hay en el mundo.

Una de las últimas violaciones de ese orden internacional es el secuestro del Presidente Evo Morales, el 2 de julio pasado, cuando cuatro países europeos le negaron el derecho a repostaje y uso de espacio aéreo, atentando contra su vida. Es evidente que hay un antes y un después desde el 2 de julio de 2013. Tampoco es casualidad que el único país que le permitió el aterrizaje fuese Austria, país que no es miembro de la OTAN.

La contraofensiva mundial del capitalismo se expresa en América Latina con la apertura de más bases militares en nuestro continente; la puesta en marcha del Plan Colombia, la Iniciativa Mérida, la Iniciativa Andina y la Iniciativa del Caribe; los fracasados y derrotados golpes de Estado contra Chávez en Venezuela (2002), Morales en Bolivia (2008) y Rafael Correa en Ecuador (2010); el golpe militar contra Manuel Zelaya en Honduras (2009), y la activación de la IV Flota (para controlar el océano y tener posibilidades de rápido despliegue).

Una vez derrotada el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) en la Cumbre de Mar del Plata de 2005, el imperialismo se ha rearmado en el escenario político y económico impulsando la Alianza del Pacifico, un bloque de países defensores del libre comercio que pretende contrarrestar política, económica e ideológicamente los procesos de integración en la región, apuntando especialmente a reconfigurar los equilibrios geopolíticos y hacer un contrapeso a la creciente influencia del ALBA que sí apuesta por fortalecer la UNASUR y la CELAC. Es decir, la Alianza del Pacifico supone un intento por reeditar el modelo neocolonial del ALCA.

El imperialismo y el colonialismo vienen empleado los medios de comunicación como los instrumentos más apropiados para crear desequilibrios en nuestros pueblos y deteriorar el apoyo social a nuestros gobiernos progresistas; también se vienen desarrollando sofisticadas redes tecnológicas como parte de la intromisión y la injerencia del imperialismo estadounidense en nuestros países. 

Para enfrentar este contexto bastante difícil, los movimientos y pueblos del mundo reunidos en Cochabamba hemos acordado la implementación de seis estrategias por la soberanía, la dignidad y la vida de los pueblos, contra el imperialismo y el colonialismo.


ESTRATEGIA 1

LUCHAR CONTRA LOS INSTRUMENTOS IMPERIALES Y GUERRERISTAS 

DE DOMINACIÓN COMO LA OTAN, FORTALECIENDO LA SOBERANÍA DE 

LOS PUEBLOS DEL MUNDO


El imperialismo es la barbarie y el genocidio, la pobreza y la destrucción de la Madre Tierra el saqueo y la opresión de los pueblos. La OTAN es uno de sus instrumentos.

Durante la postguerra, un 4 de abril de 1949 se firma en Washington el Tratado del 3 Atlántico Norte o Alianza Atlántica (OTAN) con el objeto de e enfrentar el nuevo escenario internacional de guerra fría, este organismo se forma con países de tradición imperial a la cabeza de Estados Unidos. La OTAN constituye la Alianza Imperialista Militar más grande del mundo y agresiva del mundo, que defendió y defiende los intereses del imperio y concepción de un Sistema-Mundo capitalista unipolar...



ESTRATEGIA 2 

ALIANZA Y MOVILIZACIÓN DE LOS PUEBLOS PARA IMPEDIR LA RESTITUCIÓN DEL NEOLIBERALISMO Y EL ALCA


Las Alianza Pacífico es una de las herramientas de la contraofensiva imperialista que tiene componentes económicos, políticos y militares. Es parte de un lineamiento geopolítico del imperialismo para reposicionar la dominación imperial en América Latina y el Caribe y constituye un instrumento para revivir el ALCA.

Esta alianza ha sido diseñada para enfrentar y disputar el proyecto político y económico del ALBA y procesos de integración como el MERCOSUR, UNASUR y CELAC, saboteando proyectos de auténtica integración y unidad política por la soberanía...


ESTRATEGIA 3

DESCOLONIZACIÓN Y ANTIIMPERIALISMO

El modelo de colonización impuesto por los países del norte se basa en el saqueo y el sometimiento de nuestros pueblos, en el uso de instrumentos guerreristas, en el sabotaje a los procesos de emancipación, a los procesos de nacionalización, en el Neo Golpismo usando perversamente falsos argumentos democráticos, en la perversión de la democracia para el enriquecimiento de pocos.

No es posible hablar de liberación nacional y recuperar la soberanía económica y política sin plantearse la construcción de una visión alternativa al capitalismo salvaje, extractivista y depredador...



ESTRATEGIA 4

FORTALECIMIENTO DE LOS DERECHOS HUMANOS Y DE LA MADRE TIERRA DESDE LA VISIÓN DE LOS PUEBLOS


Los derechos humanos desde la perspectiva del imperialismo son un medio para consolidar un modelo de sociedad individualista, privatista, jerárquica, y donde el mercado tiene el control y dominio sobre nuestros pueblos. Es así que el capitalismo no hace más que debilitar y destruir los derechos humanos de los pueblos. Esta es la visión de los derechos humanos que se ha incubado en la comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y en otras instancias internacionales y que imponen medidas cautelares en contra de nuestros pueblos. Esta visión y estructura de los derechos humanos ha entrado, sin embargo, en una completa decadencia. 

Los pueblos ya no podemos confiar en países y en organizaciones internacionales que dicen defender los derechos humanos pero que al final solamente agreden a nuestros pueblos. Las acciones internacionales en contra del Presidente Evo Morales no son solamente una vulneración del derecho internacional por parte de los Estados imperiales, sino que también demuestran la decadencia de las sociedades europeas...



ESTRATEGIA 5

LUCHA CONTRA EL ESPIONAJE Y LA INJERENCIA PARA LIBERAR A LOS PUEBLOS DEL DOMINIO DEL TERROR IMPERIALISTA


El imperio ha decidido emprender una contraofensiva de gran impacto en Latinoamérica y el Caribe como parte de su guerra de baja intensidad contra los países progresistas del mundo, empleando el espionaje y la injerencia en nuestros países. El capitalismo ha creado agencias de espionaje internacional como la CIA para reprimir la visión progresista y liberadora de nuestros pueblos. Estas acciones en nuestros países han venido de la mano de los regímenes dictatoriales que han derramado la sangre de nuestros pueblos. Actualmente seguimos viviendo de manera sistemática la interferencia de la CIA y del imperio en los gobiernos progresistas de la patria grande a través del financiamiento y apoyo a procesos neogolpistas. La agresión del imperio estadounidense que se basa en el uso de los instrumentos de injerencia: espionaje, golpes de Estado y el magnicidio, están generando miedo y terror global a nivel mundial, con la finalidad de obtener y ejercer el dominio sobre nuestros países, sin importarles los tratados internacionales y las soberanías de las naciones.

Condenamos las nuevas formas de espionaje por parte de la CIA que empleando sofisticadas tecnologías de la comunicación han construido una red mundial de inteligencia con múltiples tentáculos que violan la privacidad y soberanía de los países progresistas de la patria grande. El caso de Snowden reveló este sistema mundial de espionaje perpetrado por la Agencia de Nacional de Seguridad símil de la CIA...



ESTRATEGIA 6

CONTROL DE LOS PUEBLOS SOBRE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN CONTRA EL COLONIALISMO DE LA DESINFORMACIÓN 


El imperialismo ha creado nuevas formas de dominación y opresión a nuestros pueblos, por el que los medios de comunicación se han constituido en uno de los soportes y poderes del imperialismo. 

El orden capitalista mundial está vinculado con un orden comunicacional hegemónico que está manejado por las corporaciones privadas de comunicación, las que persiguen objetivos políticos, económicos y sociales en beneficio de sus propios intereses. 

Las redes de comunicación están orientadas a crear mentiras, manipulación y odio para desestabilizar a las posiciones antiimperialistas, anticolonialistas y anticapitalistas de nuestros países, profundizando procesos disociadores, enajenantes y contrarios a los equilibrios y armonía política, social y económica de nuestros pueblos y naciones. Esta forma de dominación se basa en la creación de malestar social que impide el avance de los pueblos y sus gobiernos revolucionarios. Un ejemplo de esta lógica de dominación fue el golpe mediático de Estado perpetrado en Venezuela contra el Presidente Hugo Chávez en el año 2002, así como la sistemática campaña comunicacional en contra del proceso de cambio liderado por el presidente Evo Morales que buscó generar un clima de desestabilización política en Bolivia, y la oposición política y mediática en el Ecuador. El Presidente Correa también ha denunciado la dictadura de los negocios dedicados a la comunicación...


FORTALECIMIENTO DE LA POTENCIA EMANCIPADORA DE LOS PUEBLOS

El mundo es hoy un escenario de disputa entre las fuerzas sociales y políticas que buscan la superación de todas las formas de emancipación y las fuerzas del imperialismo que apuestan a recuperar el espacio perdido y mantener las múltiples formas de dominación. De este modo, se enfrentan la cultura de la vida y la cultura de la muerte.

Los pueblos resisten con dignidad y continúan con su lucha en defensa de la soberanía. 

Primero fueron los pueblos y movimientos sociales en su lucha contra el neoliberalismo, después de las resistencias de los pueblos se pasó en varios países de América Latina a disputar el poder político a las clases dominantes. Venezuela fue el primer país en quebrar el proyecto neoliberal con el triunfo de Hugo Chávez en 1998, al que luego le seguirían Lula en Brasil y Tabaré Vásquez en Uruguay. A esos triunfos populares en las urnas, le siguieron luego Bolivia con la victoria de Evo Morales, Rafael Correa en Ecuador, Daniel Ortega en Nicaragua, Néstor Kirchner en Argentina y Lugo en Paraguay.

Reconocemos la herencia de la revolución cubana que abrió el camino a todos estos gobiernos populares y defensores de las mayorías sociales. Reconocemos también la herencia del chavismo que permitió articular un proyecto político de integración latinoamericana bajo el horizonte del socialismo. Este es un socialismo comunitario que nace desde nuestros propios pueblos indígenas, originarios y trabajadores, cuya memoria larga y sabiduría nos reafirma no solo la necesidad sino la posibilidad real de construir un orden de la vida social fuera de las lógicas del capital.

América Latina vive uno de sus ciclos más extraordinarios de toda su historia. A pesar de la ofensiva mundial del capital y sus esfuerzos por recolonizar el planeta, con el objetivo de apoderarse de sus recursos naturales y someter aún más a la humanidad, los pueblos del Abya Yala, tanto desde su condición de clase como desde su condición indígena originaria campesina, se han alzado para caminar hacia su definitiva y plena independencia. Esta posibilidad de alcanzar la emancipación, a más de 500 años de la invasión europea y a 200 años de las gestas independentistas, no se presentó nunca antes con la fuerza que lo hace ahora en las condiciones actuales: ascenso en el grado de organización y conciencia de los pueblos, gobiernos revolucionarios y progresistas, líderes de una gran dimensión histórica y el surgimiento de iniciativas de unidad e integración latinoamericana.

Pero a esos problemas estructurales, que no son otra cosa que los resabios del viejo colonialismo, se suman otros desafíos para enfrentar los problemas del nuevo colonialismo: la recuperación de los recursos naturales para beneficio de los pueblos; una integración que sobre la base de lo avanzando en la última década promueva las relaciones de colaboración, cooperación, solidaridad y complementariedad entre pueblos y Estados; y el desarrollo de tecnología para cambiar nuestra matriz productiva sin afectar a la Madre Tierra.

Por ello, debemos fortalecer la potencia emancipadora de nuestros pueblos. Esto se basa en la integración de los movimientos populares, e inspirados en las batallas anticoloniales, anticapitalistas, antipatriarcales y antiimperialistas, que desde más de 500 años vienen librándose en estas tierras y que tiene como principios fundamentales los siguientes: la solidaridad permanente entre los pueblos, a través de acciones concretas, frente a cada una de las luchas contra la dominación del capital, y contra todas las formas de opresión y dominación; el respeto a la autodeterminación de los pueblos, a la soberanía nacional y popular; la defensa irrestricta de la soberanía en todos los órdenes: política, económica, social, cultural, territorial, alimentaria, energética; la integración tecnológica y productiva, de acuerdo con un modelo sustentable, al servicio de los pueblos.

Llamamos a la unidad de los movimientos sociales, indígenas, campesinos, de estudiantes, mujeres, jóvenes, clase medias, trabajadores, empresarios progresistas, académicos, intelectuales y sectores populares en general.

Hermanos y Hermanas, expresamos al mundo nuestro compromiso con la lucha contra el imperialismo, el capitalismo y el colonialismo para construir una sociedad más incluyente, más participativa, más democrática, más complementaria y solidaria para vivir bien en armonía con la Madre Tierra.

Descargar texto completo en: http://rebelion.org/docs/172176.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails