lunes, 29 de julio de 2013

Cómo evitar comer alimentos transgénicos se transforma en lucha de DD.HH.


© areweeatingfishyfood.com
Uno de los carros participantes es el Auto Pescado-Maíz, 
que creó en 2011 César Maxit y 51 artistas. 
Un tour de activistas partirá la tarde del 5 de agosto 2013 desde el Capitolio en Washington, y recorrerá 3.300 kilómetros del país hasta Nueva York, con el lema “Vamos a comer pescado. Tenemos derecho de saber si estamos comiendo transgénicos”. A su paso llegarán el 15 de agosto a Seatle donde los espera un Festival de comida de pescado.
Cómo evitar comer alimentos transgénicos se transforma en lucha de DD.HH.
Anastasia Gubin
La Gran Época
dom, 28 jul 2013 09:28 CDT

Especies transgénicos de reciente introducción exhiben rasgos inesperados y no deseados, y nuevos estudios sostienen que su introducción en el medio ambiente, junto con el insecticida que más a menudo se combinan, dan lugar a una mayor incidencia de problemas de salud.

Como evitar comer alimentos transgénicos, que los últimos estudios sostienen causan graves enfermedades progresivas y limitantes en los animales, incluyendo la muerte, se está transformando en una lucha por los Derechos Humanos.


Aunque docenas de naciones en el mundo exigen el etiquetado de los Productos Modificados Genéticamente (OGM), en muchos países esto no es una obligación. Sumado a este hecho, en los supermercados se venden alimentos como la leche, yogurt y queso con trazas de estos genes o proteínas extrañas por ser productos de animales alimentados con transgénicos.

En el caso de los consumidores estadounidenses "sólo pueden confiar en el etiquetado voluntario para determinar si los alimentos han sido alterados genéticamente a través de la tecnología de manipulación genética", señalan activistas que programaron un tour de automóviles con coloridas imágenes de transgénicos sobre sus techos. Ellos esperan que en las votaciones de noviembre de 2013 se elija por el derecho de que todos los alimentos genéticamente modificados sean debidamente etiquetados.

El tour de activistas estadounidenses partirá la tarde del 5 de agosto desde el Capitolio en Washington, y recorrerá 3.300 kilómetros del país hasta Nueva York, con el lema "Vamos a comer pescado. Tenemos derecho de saber si estamos comiendo transgénicos". A su paso llegarán el 15 de agosto a Seatle donde los espera un Festival de comida de pescado.

David Bronner, Presidente de la productora de Sopas Mágicas (Magic Soaps), destacó en un comunicado de julio, que el tour es para que "la gente hable sobre la importancia del etiquetado de los OMG". Bronner fue uno de los que colaboró con la decoración de los automóviles, señala la invitación de los activistas.

Mientras crecen en número investigaciones que avalan los serios daños a la salud, que incluyen incluso la muerte a mediano y largo plazo, además de cáncer y muchas "enfermedades modernas" desconocidas, (casos 1, 2, 3 ) el principal argumento de los opositores es que no hay ningún estudio serio que avale y certifique que los transgénicos no producen daño, sobre todo porque son experimentos que para probarse en seres humanos se requiere más de una vida. Pese a esto se están introduciendo en el mercado productos luego de meses de ser creados.


"La Ingeniería Genética significa más pesticidas.
Las empresas químicas modifican genéticamente el ADN de las bacterias en los cultivos de alimentos ya sea para producir o para tolerar los pesticidas que venden. Este ADN extraño produce proteínas extrañas en cada célula de la planta que comemos en nuestra alimentación", señalaron las ONG que programaron el tour.

"No hay estudios independientes a largo plazo de la seguridad sobre los efectos adversos para la salud. El uso excesivo de pesticidas es la creación de súper malezas y superbacterias resistentes, lo que conduce a que más pesticidas sean rociados", agrega el comunicado que destaca a las empresas químicas como Monsanto y Dow por "alimentos a herbicidas mucho más tóxicos como Dicamba y 2,4 D, el ingrediente principal en el Agente Naranja".

Una colorida carrera
Con coloridos pescados formados por granos de maíz, con manzanas e insectos, que muestran cinco tipos de mutantes sobre los automóviles, el tour estadounidense quiere crear conciencia colectiva de que se están violando los derechos de las personas al no permitirle conocer que en los alimentos, un grupo de científicos introdujo mezclas de genes. Para los consumidores pueden significar enfermedades avalan estudios, y un mayor uso de fármacos.


Para los activistas del tour que parte en Washington "hay algo raro en los OGM (Organismos Genéticamente Modificados), plantas o animales que han sido modificados genéticamente y no se producen de forma natural a pesar de lo que afirman Monsanto y otras compañías biotecnológicas", señalan en su campaña

"Estas especies transgénicos de reciente introducción exhiben rasgos inesperados y no deseados, y muchos sostienen que su introducción en el medio ambiente, junto con el insecticida que más a menudo se combinan, dan lugar a una mayor incidencia de problemas de salud", agregan los organizadores.

¿Son necesarios los transgénicos?

Según las ONG, los transgénicos son totalmente innecesarios, por su costo, por la necesidad de pesticidas que contaminan aguas y seres vivos del entorno. A los agricultores no les permite obtener sus propias semillas obligándolos a comprar nuevas para cada cosecha. Un derecho gratuito de semillas se transforma en un costo de éstas a pagar a las multinacionales, además de los insecticidas y fármacos asociados.

Para las transnacionales productoras de transgénicos, uno de sus primeros lemas fue que los transgénicos salvan del hambre al mundo. En el mes pasado la ONU destacó que en el mundo se producen más alimentos de los que se consumen, y estos no llegan a los necesitados. La mayoría de ellos se pierden en la basura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails