jueves, 20 de junio de 2013

COLOMBIA: Aprobación del TLC con Corea del Sur, un Carro-Bomba contra la Industria


Aprobación del TLC con Corea del Sur, un carro-bomba contra la industria

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, 
Bogotá, junio 19 de 2013
--------------------------------------------------------------------------------------------
 
Graves daños a la industria, en especial a la textil y a la automotriz y de autopartes. Un engañabobos, la argucia del gobierno sobre aumento de exportaciones agropecuarias.
 
Si el Congreso da vía libre al TLC con Corea del Sur, será un acto de una irresponsabilidad mayúscula, porque se aprueba contra la razón y contra los hechos, afirmó el senador Jorge Enrique Robledo al dejar constancia en la Comisión Segunda del Senado en nombre del Polo Democrático Alternativo.
 
El debate ya no es abstracto y académico, agregó, porque ahí está la fría realidad de las cifras. El TLC será un carro-bomba contra la industria. Corea del Sur es la economía a número 13 del planeta; el cuarto exportador mundial de textiles y confecciones; el quinto fabricante de automóviles y autopartes; su productividad es cinco veces la de Colombia y sus subsidios a la industria y a la agricultura son descomunales. Es como poner a competir a un bebé de tres meses con un jayán de 21 años.
 
¿Va Colombia por el mercado agropecuario de Corea del Sur, como arguye el ministro de Comercio? Es otro engañabobos, dijo Robledo, porque el mercado ya tiene dueño. En carne bovina, Australia participó con el 57%, Estados Unidos con el 25,43% y Nueva Zelanda con el 14,95%. En lácteos, la Unión Europea aporta el 55,97%, Estados Unidos el 28,92%, China el 2,33%, y el 13% restante Australia y Nueva Zelanda. En hortalizas, el 98,45% de las importaciones provienen de China. En las exportaciones de América Latina a Corea, el panorama no es distinto: en soya, la nación asiática importa de Argentina y Brasil, en frutales, de Chile, y en productos de mar, de Perú. “¿A cuál de todos va a desplazar Colombia?”, preguntó Robledo.
 
“Sincerémonos, senadores”, concluyó pidiendo el senador del Polo Democrático. Los TLC están destruyendo literalmente a Colombia, pero el gobierno de Juan Manuel Santos va a seguir impulsándolos a ojos cerrados, porque con ellos, como ocurre en el caso coreano, se enriquecen todavía más unos cuantos gatos gordos y lustrosos, intermediarios de las trasnacionales.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails