sábado, 23 de junio de 2012

Jubileo de Diamantes de la Reina Isabel II (60 años en el Trono)



Jubileo en la familia Sajonia-Coburgo-Gotha

Cuatro días han estado celebrando en el Reino Unido el Jubileo de Diamantes de la Reina Isabel II (60 años en el trono).
El evento londinense ha tenido unas dimensiones que resultan perturbadoras, especialmente teniendo en cuenta el tamaño de la crisis económica y financiera en la que nos vemos envueltos a escala global.
Las imágenes hablan de que en Inglaterra y especialmente en Londres (capital de la Nueva  Babilonia),  la hipnosis de masas adquirió un carácter casi irreal.
¿Es esto “normal”?
¿Es este mundo “normal”?


La cara de la pobreza ya no tiene el aspecto de “tercer mundo”. Millones de familias en el “primer mundo” han pasado a vivir en régimen de subsistencia en los últimos cinco años.
Aquí un alucinante homenaje a Isabel II en forma de canción (‘Sing’). Por momentos, uno cree estar viendo una película de animación de Disney, es algo que se antoja absurdo, parece una completa locura que todo un país se levante en pie de guerra de esta manera para dedicarle tal colosal atención y energía a una señora que posee una buena parte de los recursos del planeta.
Estas son imágenes de su Jubileo de Oro hace 10 años, ocasión en que , entre otras cosas, le regalaran un extraño huevo gigante decorado con serpientes y dragones.

Si lo pensamos unos segundos, ¿no es todo completa y absurdamente desproporcionado para la medida humana?
¿Quién es esa señora verdaderamente? , ¿qué significa todo esto?,  ¿qué clase de planeta es éste donde a alguien  se le hace una fiesta de trabajo (porque es eso ¿no?) de este tamaño cuando hay millones de personas en el mundo  que no saben si podrán comer ese mes?, ¿ cómo es posible que en un mundo informatizado como el nuestro pueda alguien  tener tantos privilegios a la vista de todo el mundo?.
Básicamente, la respuesta sobre el colosal privilegio que  posee esta dama inglesa (y su familia) está en  su genética.
La Casa de los Windsor se llamaba antes Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha y fue renombrada en 1917 durante la I Guerra Mundial por aquello de que a los ingleses no les apetecía mucho tener al enemigo dirigiendo su casa.  De manera que la familia real inglesa no es inglesa de origen, sino alemana.
No hace mucho se conoció también que  la reina de Inglaterra es descendiente del noble rumano que inspiró la novela “Drácula”, el conde Vlad Tepes  y todo esto fue confirmado por el propio príncipe Carlos que dice estar enamorado de Rumanía donde se siente “como en casa”.
Vlad Tepes, conocido como “el empalador” (‘tepes’ significa ‘el empalador’) fue un conde de Transilvania, tirano y cruel noble del siglo XV.
Uno de los descendientes del Empalador fue la condesa Claudine Rhédey von Kis-Rhéde cuyos descendientes ingresaron en  la familia real inglesa por  matrimonio  con Jorge de Inglaterra,   abuelo de la actual reina, Isabel II.
(El padre de Vlad Tepes era Vlad Dracul y es curioso averiguar que “dracul” (dragón) en rumano significa “Demonio” porque el pueblo llano no diferenciaba en absoluto entre el “demonio” del cristianismo y el símbolo del “dragón” . Este Vlad Dracul, padre del ancestro de la reina Isabel II,  fue miembro de  la Orden del Dragón creada por Segismundo de Luxemburgo, para defender la cruz cristiana de sus enemigos. )
Símbolo de la Orden del Dragón
Vlad Tepes, ‘El Empalador’, ancestro de la reina Isabel II,  desayunando frente a cuerpos de empalados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails