martes, 26 de junio de 2012

El infierno en el Petróleo: las atrocidades de Shell Oil en Nigeria


El infierno en el petróleo: las atrocidades de Shell Oil en Nigeria

Inicia juicio en Nueva York contra Shell Oil por graves abusos de los derechos humanos en Nigeria; la petrolera, sostiene movimiento de protesta interncional, ha devastado el ecosistema y participado en el asesinato de sus líderes
1-shell-oil-nigeria
Compañías como Royal Dutch Shell Oil son más poderosas que la mayoría de los gobiernos del planeta y, en algunos casos, aunque más sutiles, más atroces e inhumanas que algunas dictaduras. Y el lugar perfecto para proceder impunemente y explotar los recursos, desde el siglo 17, ha sido la oscuridad de África, tierra de enorme riqueza y conveniente ignorancia.

Royal Dutch Shell Oil, la segunda compañía privada más grande del mundo según Forbes (con ingresos de 458 mil millones dólares en 2008), llegó a Nigeria en 1938 y obtuvo licencia para exportar petróleo en 1958. Nigeria es el octavo país exportador de petróleo en el mundo, pero, y aunque tiene también grandes recursos como gas natural y minerales, es apenas el 177 en ingresos per capita con 866 dólares al año en promedio.
Esta enorme disparidad, entre los recursos y el dinero que regresa a los nigerianos, aunado a la devastadora presencia ecológica de grandes multinacionales como Shell y Chevron, es lo que ha mezclado esos dos líquidos espesos y oscuros, de alguna forma ligados para siempre: la sangre y el petróleo: las dos caras de la energía humana.
Esta semana estaba programado el inicio del juicio a la Royal Dutch Shell en Nueva York por cargos de “grave (egregia) complicidad en el abuso de derechos humanos en Nigeria”. El juicio se ha postergado para el 1 de junio, en medio de lo que parece un oneroso cabildeo leguleyo.
El juicio podría sentar un precedente importante, algo similar a los juicios de la Corte Internacional a las dictaduras militares ( junto con el de Exxon Valdez): la taimada dictadura de algunas multinacionales en connivencia con las dictaduras de países africanos en vías de desarrollo. La atrocidad de crímenes no sólo humanitarios, también planetarios, daños irreversibles al ecosistema y a la sociedad milenaria que los habita.
A principios de la década de los 90 surgió un movimiento opositor pacífico en la zona de Ogoni, en Nigeria. El Movement for the Survival of the Ogoni People (MOSOP) se oponía a la explotación del pueblo y de sus recursos por la petrolera Shell. Hasta el 50% de los habitantes de la reunión mostraron su apoyo al movimiento; en 19931-ken_saro_wiwa_ una protesta llegó a reunir 300 mil personas. El líder del movimiento, el escritor Ken Saro Wiwa, cobró notoriedad internacional e incluso fue nominado al Premio Nobel de la Paz.
Al mismo tiempo, según sostiene el hijo de Ken Saro Wiwa y los herederos de su movimiento, Shell, juntó con el gobierno militar (en los 90 el gobierno de Nigeria era un clásico ejemplo de un Estado de Renta), inició una campaña brutal en contra de sus opositores en Ogoni. En 1993 Karalolo Kogbara perdió un brazo luego de que un soldado le disprara por oponerse a la construcción de un ducto petrolífero por parte de Shell, el cual atravesaba sus cosechas. En 1994 Uebari N-na fue asesinado por unos soldados a un lado de una estación de Shell. Varios miembros del grupo de protesta fueron detenidos, sufrieron abusos (como la violación de sus hijas, etc).
1-shell-ogoni-nine
En 1994, el ejercito impidió, a Ken SaroWiwa y otros 8 lídres del movimientos MOSOP asistir a una reunión; en esa reunión 4 líderes de los Ogoni fueron asesinados. El gobierno rápidamente responsabilizó las muertes con Ken SaroWiwa y los otros ocho líderes (“Ogoni nine”). Al mismo tiempo, como parte de la investigación, se realizaron redadas militares en las cuales se detuvieron a cientos de hombre relacionados con el movimiento de protesta.
El 10 de noviembre el poeta Ken Saro Wiwa (para quien Nigeria era: ” A Shell-shocked land”) y 8 miembros del MOSOP fueron ahorcados, después de un juicio en el que no se les permitió defensa legal, y en el que se dice los testigos fueron sobornados. La última declaración de Ken Saro Wiwa en la corte fue:
La dictadura militar gobierna la áreas de producción de petróleo a través de decretos militares y amenazas o usando violencia física para que Shell pueda seguir su guerra ecológica sin merma. Esta cómoda relación, aunque criminal, se vio perturbada por la lucha no-violenta del pueblo de Ogoni y el movimiento del MOSOP. Los aliados decidieron llenar de sangre a los Ogoni para impedir que su ejemplo se propagara por la delta del Niger, abundante en petróleo”.
En la página del movimiento WiwayShell.org se dice que existen testigos que presenciaron una reunión entre Brian Anderson, el director adjunto de Shell Nigeria y el hermano de Ken Saro Wiwa, Owen, a quien se le ofreció la libertad de su hermano a cambio del fin de las protestas. Dos de los testigos que testificaron en contra de Saro Wiwa se arrepintieron y declararon que fueron sobornados con dinero y ofertas de trabajo por un abogado de Shell.
Un mes después de la ejecución de los Ogoni Nine, Shell firmo un acuerdo para invertir 4.4 mil millones dólares en un proyecto de gas natural en Nigeria.
En 1996 se inició una demanda por parte del Center for Constitutional Rights (CCR), el EarthRights International y el abogado de derechos humanos Paul Hoffman (Shell recientemente envío una moción a la corte en la que se oponía a la participación de este prominente abogado en el juicio).
Un estudio independiente del Niger Delta Natural Resource Damage Assessment and Restoration Project concluyó que el delta del Río Niger es uno de los ecosistemas más afectados por el petróleo en el mundo. Y es uno de los 10 ecosistemas acuáticos más importantes del mundo.
1-shell-oil-nigeria-camposSe calcula que 1.5 millones de toneladas de petróleo han sido derramadas en el Delta del Río Niger en los últimos 50 años, algo que equivale a un“Exxon Valdez cada año. . Los derrames contaminan el agua de la cual dependen la poblaciones locales para beber, regar, lavar y pescar, además de desprender a la atmosfera peligrosos contaminantes que provocan enfermedades y han hecho que algunos pueblos sean inhabitables. Existen demandas en Holanda en contra de Shell en este sentido.
Shell en los últimos años ha iniciado una campaña de publicidad promocionándose como una compañía “verde”, innovadora en energía limpia. Una práctica llamada “greenwahsing” (algo como lavado verde del cerebro). En 2007 la Advertising Standards Authority del Reino Unido encontró que lo que sostenía el mensaje ambiental de Shell, violaba el reglamento de publicidad.
Un anuncio en el que se sostenía que los desechos de dióxido de carbono de Shell eran usados para crecer flores, fue llamado “ridículo” por el director del Advertising Standards Authority, y obligado a salir del aire.
El siguiente video ha sido objeto de controversia y removido del sitio WiwayShell.org, el cual es administrado por el abogado Paul Hoffman. Al parecer parte del litigio de Shell en oposición a la participación de Hoffman en el juicio tiene que ver con su participación en la producción del video. Un video que Shell no quiere que veas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails