miércoles, 13 de junio de 2012

Colombia: Primer Decreto del Mohán contra la Minería a Cielo Abierto



Primer Decreto del Mohán contra la Minería a Cielo Abierto 

|POR COMITÉ AMBIENTAL EN DEFENSA DE LA VIDA|

El Mohán, primigenio patrono y protector de las aguas de estas tierras, en uso de sus facultades otorgadas por el sol, la luna, las estrellas y todos los seres vivos de estas llanuras y montañas, decreta:

Desde las leyendas, los imaginarios y la tradición, desde el fondo de mis ríos y mis aguas, he convocado a todas las huestes que velan por el cuidado de esta geografía desde los tiempos más antiguos: a mi cuadrilla mohanera y a mi corte real, a la madredeagua, a la madremonte, a la patasola, a la candileja, al sombrerón, a los duendes, a los tunjos, a la muelona, a las brujas y a los millones de espíritus de nuestros ancestros con quienes gobierno desde los mismos años en que fueron puestas a andar estas corrientes, dejadas a mi cargo por toda la eternidad.

Con mis tabacos y mi aguardiente, la simpatía de mis peces, mis pescadores, mis lavanderas y todo ser viviente que habita en mis dominios, me dirijo a ustedes, egoístas mortales,porque he decidido escribir estas letras y salir de mi encierro para expresar mi rechazo ante ese embeleco llamado “Minería a Cielo Abierto”, liderada por unos avaros rufianes de otros pueblos y otras aguas que no son las mías, quienes quieren venir a contaminar mis ríos, a matar mis peces, a condenar al hambre a mis pescadores y a mis campesinos.

No lo voy a permitir. ¿Acaso quiénes se han creído esos pequeños gobernantes para otorgar permisos de lo que no es de ellos? ¿Acaso qué se han creído esos mercachifles extranjeros para acabar con lo que no les pertenece? El oro no vale más que la vida, avaros ruines, por lo tanto exijo que se vayan.

Me han hecho despertar y estoy enfurecido y colérico.


La Colosa, La Arenosa, el Bermellón, el Coello, el Combeima, el Magdalena, toda el agua, el agua toda, ha sido mi hogar y la condición de posibilidad de mi existencia y la suya. ¿Hasta cuándo someterán los bosques, las aguas, los animales y todas las formas de vida a su maldita avaricia? Defenderé el agua hasta las últimas consecuencias, me llevaré al fondo de los ríos a quienes persistan en envenenar las aguas. Me queda energía, tabaco, aguardiente y mucha fuerza social para castigarlos como debe ser.

Ordeno al pueblo Tolimense, a los campesinos, a los estudiantes, a los trabajadores y a los gobernantes que cuiden la tierra, que protejan los animales y los bosques, que preserven el agua y todas las especies que nos dan la vida; y a los ingratos, mezquinos, cicateros, roñosos, pelafustanes e infelices de otros lugares, les exijo que abandonen mis dominios y devuelvan las tierras que le han robado a la gente.

Dado en mis dominios en todos los días de mi perenne existencia. Publíquese y cúmplase.

NOTA: Info. tomada de la Revista Bios & Ecos. Ibagué

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails