viernes, 16 de diciembre de 2011

Alumbremos, por Julio Andrés Pagano





Alumbremos

(Por Julio Andrés Pagano)


Inspirado por la fuerza armónica de mi esencia solar, atravieso el boscoso umbral de la razón y claramente afirmo, dentro de tu corazón, que somos aquellos a los que estábamos esperando. No encarnamos para llorar e implorar que otros vengan a ayudar a despertar. Vinimos a liderar los cambios. Internamente sabemos que infundiendo fe, brindando paz y dando amor, la Tierra encenderá su brillante halo cristalino. No somos obra del azar. Acudimos a sanar. Alumbremos.

Un nuevo año está por finalizar, pero nada va a cambiar si todos nos quedamos sentados, con los brazos cruzados, esperando que la transformación baje desde el cielo. Rezar y meditar nos permiten sintonizar con los planos sutiles, en busca de mayor claridad y profundidad, pero son nuestros cuerpos los que tienen que moverse en la densidad de la materia. Estamos acá para dinamizar, para transmutar. Para amar. Somos canales por donde el amor vuelve a sentirse.

Estas palabras hoy cruzan tu camino porque estamos comenzando a transitar la parte más crítica del proceso de ascensión, donde se torna vital mantener encendida la llama que nos alumbra y hermana en la frecuencia del amor. Es ahora cuanto más hay que tener abierto el corazón. Es ahora cuanto más hay que mantener viva la esperanza. Soñamos el nacimiento de un mundo iluminado por la luz de la consciencia, y estamos despertando para hacerlo realidad.

Haber peregrinado abriendo sendas de amor, no nos libra de volver a las huellas del dolor. Por eso es que debemos permanecer alertas. Sensibles a todo lo que acontezca. Sólo así podremos develar las heridas que deben cicatrizarse a través del aprendizaje. Necesitamos perdonar para poder sanar. Necesitamos sanar para rememorar lo que implica amar. Necesitamos trascender la ilusión de separación, para experimentar la indescriptible grandeza de poder sentirnos Uno.

Detrás del velo del olvido prometimos alentar. Acordamos que seríamos capaces de emplear la corriente movilizadora del caos para desplegar nuestros talentos, haciendo de la adversidad la mejor oportunidad para que todos podamos seguir creciendo. Es momento de honrar nuestra misión. Vibremos desde el corazón. Miremos bien adentro y despertemos. Somos los vibrantes destellos que impulsan el renacer de la humanidad. Vinimos a sanar iluminando. Alumbremos.


http://www.youtube.com/watch?v=xnGvILrr0-k&feature=fvsr

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails