lunes, 3 de octubre de 2011

Control Mental Religioso, por Kyle Griffith

Control Mental Religioso

P. ¿Cómo funciona exactamente el control mental religioso? 
R. Esto implica lo que los modernos psicólogos llaman “acondicionamiento operante”: alterando la conducta y programando mentalmente por medio de un refuerzo a nivel físico y sensorial. Los teócratas fortalecen esto acondicionando a nivel físico, transmitiendo ideas y emociones directamente en la mente subconsciente de las personas por medio de la telepatía.

Las Técnicas de control-mental son más fáciles de entender si usted se da cuenta de que los teócratas utilizan los propios poderes psíquicos de las personas para controlar a otros miembros de la congregación.
 

P. He asistido a suficientes servicios religiosos de muchos y diversos tipos como para saber que ellos frecuentemente ponen a los creyentes en un estado alterado de conciencia y que a menudo genera mucho poder psíquico. ¿Es eso de lo que está hablando?


R. La clave de toda la técnica de control mental religioso es poner a la gente en un estado de conciencia mejor llamado el “trance religioso”. Es esencialmente un leve trance hipnótico en el cual la voluntad consciente está despierta, pero pasiva, en contraposición con el trance profundo, en el cual está completamente inactiva. Las personas en un trance religioso están completamente conscientes de lo que está pasando a su alrededor, y están grabando estos acontecimientos en sus memorias exactamente como lo harían en un estado normal de vigilia.

También son capaces de pensar y actuar voluntariamente, pero solo pueden hacerlo dentro de ciertos límites muy definidos sin quebrar el trance religioso y en condiciones normales de conciencia.
 


P. ¿Cómo entran las personas en un trance religioso?

R. Las personas caen en un estado muy similar al trance religioso cuando leen, escuchan música, ven televisión o una película, escuchan atentamente una conferencia o una transmisión por la radio, etc. El estado pasivo que asume la voluntad durante esas actividades es a menudo llamado identificación con el producto sensorial, como en la “identificación del lector” o “identificación de la audiencia”. Identificándose con lo que se está leyendo, viendo o escuchando realmente significa aceptar realmente el producto sensorial sin estar siendo creativo o crítico, tanto a nivel intelectual como emocional.

También significa estar de acuerdo con las ideas que están siendo presentadas, y sintiendo las mismas emociones siendo descritas en la canción, historia, juego, etc.
 

P. Es bastante común describir a alguien que se está concentrando intensamente en una lectura, escuchando música o viendo televisión como “hipnotizado”. Está usted diciendo que esto es literalmente cierto?

R. Sí, pero recuerde, es un trance más bien ligero o leve. Si el material que está siendo presentado comienza a contradecir las opiniones o conocimientos existentes de la persona, la identificación se rompe. El o ella asumen la plena conciencia normal y piensa, “No estoy de acuerdo con esto”, o “No entiendo esto”, o “Esto está equivocado”. Sin embargo, la identificación con una entrada sensorial puede hacer que la gente acepte cosas que rechazarían si estuvieran completamente conscientes, mientras la entrada no sea lo suficientemente controversial o extraña como para romper su concentración.

La identificación con la entrada sensorial es solamente el primer paso para entrar en estado de trance religioso. Una vez la voluntad consciente de vuelve pasiva, el flujo de caracteres, en el supuesto de un nivel cercano a aquel durante el sueño, que durante condiciones normales de vigilia. En una persona completamente entrenada a entrar en trance religioso, la actividad eléctrica en el sistema nervioso psíquico se vuelve estable a exactamente el nivel correcto para permitir un flujo igual de energía dentro y fuera del alma astral. Esto permite a la voluntad astral despertar parcialmente y crea un vínculo directo de dos vías entre la mente física y la mente astral.

Mientras dura el trance religioso, la información puede pasar bastante libremente entre la mente física y la mente astral y viceversa. También, la mente física puede recibir impresiones de los sentidos psíquicos del alma astral más o menos directamente.
 

P. ¿Cómo podría esto compararse al estado de trance en el que yo estoy para recibir esta comunicación? ¿Es el mismo?

R. No. Usted está en un “trance psíquico”, lo cual no es lo mismo que un “trance religioso”. Es un estado de conciencia mucho menos pasivo, e involucra flujos de energía mucho mayores hacia adentro y hacia fuera del alma estral. El trance psíquico es controlado por la voluntad física y la voluntad astral actuando de manera concertada. El trance religioso es controlado por la entrada sensorial exterior en ambas, la mente física y la astral. El trance psíquico es un estado activo de conciencia que nos da la libertad de hacer preguntas y comentarios utilizando sus plenos poderes creativos.

El trance religioso es un estado pasivo, utilizado para controlar y para lavar el cerebro de las personas.

El propósito de un trance psíquico es para que un individuo toma el control consciente de sus poderes psíquicos y usarlos para recibir mensajes telepáticos o realizar algún otro trabajo psíquico. Lo que sucede durante el trance religioso no es lo mismo. Uno vez la gente está completamente en el trance religioso, son capaces de recibir mensajes telepáticos de todos a su alrededor, y de cualquier espíritu desencarnado presente, pero el proceso no es ni siquiera así de consciente como lo que usted está haciendo en este momento en un trance psíquico.

Cuando los creyentes religiosos dicen que “sienten la presencia de dios” en los servicios religiosos, se están refiriendo a una comunicación telepática sin que siquiera se estén dando cuenta. Puesto que la voluntad individual es pasiva durante el trance religioso, los miembros de una congregación religiosa no pueden utilizar deliberadamente sus poderes psíquicos, bajo control consciente, como lo hacen las personas en trance psíquico.

Ellos simplemente se identifican con lo que les está siendo enviado, tanto intelectual como emocionalmente. La mayor parte del producto telepático recibido por un individuo en un servicio religioso viene de otros miembros de la congregación. Esto es generalmente una influencia más poderosa que cualquiera enviada por espíritus.

El verdadero proceso del control mental religioso, la técnica que proporciona refuerzo telepático emocional para ayudar a programar las mentes de las personas, es un tipo de “reacción psíquica en cadena” que sucede mientras un grupo de personas están juntas en trance religioso. En otras palabras, los mensajes telepáticos enviados por cada miembro de la congregación influencian las emociones y el pensamiento de cada otro miembro, como una caja de fósforos cogiendo fuego o una reacción atómica en cadena.

Este proceso crea una “mente grupal religiosa”: las transmisiones telepáticas de toda la congregación mutualmente se refuerzan mutuamente, hasta que todos los presentes estén pensando y sintiendo muy fuertemente lo mismo. Las personas en tal estado pueden sentir emociones extremadamente fuertes, tan fuertes como aquellas que acompañan a las más poderosas sensaciones físicas, tales como el orgasmo sexual o dolor extremo.

Pero esto se hace sin mucha estimulación sensorial – usualmente solamente predicandocantando himnos u orando – porque el refuerzo está viniendo de la reacción psíquica en cadena.
 

P. He escuchado esto descrito como “éxtasis religioso”, pero pensaba que era causado sobre todo por la estimulación sensorial del ritual mismo, combinado con los propios deseos de las personas de sentirse profundamente conmovidos emocionalmente. Yo sabía que la actividad psíquica a menudo ocurrió simultáneamente, pero nunca me di cuanta que era un factor clave para motivar todo este asunto.

R. Lo más importante acerca de este estado de éxtasis religioso grupal es que genera grandes cantidades de energía psíquica. Parte de esa energía pudiera estar siendo directamente absorbida por cualquier espíritu teocrático presente, pero la mayor parte es dirigida de regreso a las mentes físicas de los miembros de la congregación para adoctrinarlos con lo que sea que los teócratas quieren que ellos crean o sientan o hagan.

Esta el la esencia del control mental religioso.

En otras palabras, un espíritu teocrático envía un mensaje telepático hacia las mentes de la gente en tal estado de éxtasis religioso, y ellos generan poderosas oleadas de emociones transmitidas telepáticamente que los programan a creer y actuar según los mensajes que reciban. Por ejemplo, la idea “El aborto es asesinado” pudiera generar poderosas sensaciones de odio, mientras que “Todos los cristianos serán como hermanos” pudiera generar sensaciones de amor familiar entre todos los miembros de la congregación.

Dentro de ciertas limitaciones, este es un método extremadamente poderoso para controlar las motivaciones de la gente y su futuro comportamiento. Uno de sus peores rasgos es que la gente siendo controlada lo disfruta más que nada en la vida. Usted pudiera llamarlo el gran “levantón”. Y es más adictivo que cualquier otra droga química.
 

P. Esto significa que los fanáticos de Jesús en los años sesentas estaban hablando bastante literalmente cuando hablaban de “sentirse elevados en Jesús”. A primera vista, es más bien irónico que los fundamentalistas, que dicen que odian tanto las drogas recreacionales, están siendo literalmente “adictos de Jesús”. Pero una vez que se hunde el pensamiento, es realmente trágico, como todo lo demás que he escuchado hasta la vez acerca de la Teocracia.

R. Sí. Y los Teócratas deliberadamente hacen el proceso del control mental religioso tan adictivo como la posibilidad de esclavizar a los creyentes. Todo el círculo vicioso del pecado, la culpa, y el perdón fue deliberadamente diseñado para crear un ciclo de adicción que es casi imposible de romper.
 

P. El proceso del control mental religioso se asemeja a algunos de los controles mentales electrónicos descritos en una ficción anti-utópica. George Orwell exageró cuando pensó en el estado descrito en su novela 
1984 saldría de la moderna democracia y socialismo, pero se saló algo mucho más importante. Su estado totalitario con su control mental siempre ha existido. Está tan cerca como sus iglesias fundamentalistas locales.

R. Esa es una de las cosas más importantes que estamos tratando de decirle. La gente siempre ha sido “propiedad” y “cabezas de ganado”, tal como lo especuló Charles Fort, pero no a nivel físico.

Lo que ha sido esclavizado es la mente, durante la vida, y el alma después de la muerte física.
 

P. Esto es a lo que Lovecraft estaba realmente aludiendo en su mito de Cthulhu, ¿verdad? Y también explica el Deros de Shaver y cientos de otras referencias en ficción y seria especulación.

R. Muy poca de la gente que escribió estas referencias conocía mucho acerca de la teocracia como la estamos describiendo aquí. Lo que realmente sucedió es que fuimos capaces de transmitirles telepáticamente unas pocas palabras o algunas imágenes visuales.

A veces, éstos fueron recibidos en “destellos” conscientes de visión o inspiración, pero más a menudo se hundieron directamente en el subconsciente, y fueron más adelante llamados y considerados creaciones originales de la imaginación.
 

P. Un ejemplo que viene a la mente es el material acerca del Diablo comiendo almas en The Screwtape Letters por C.S. Lewis. El debe haber recogido una idea de la verdad acerca de la Teocracia, pero estaba tan profundamente lavado en su cerebro que ni esto lo pudo liberar. Su intelecto consciente solo distorsionó la información alrededor para apoyar su sistema cristiano de creencias.

Regresemos al ciclo de pecado y perdón.

Yo considero que este es uno de los puntos más débiles de la doctrina cristiana, porque parece conceder el perdón sin hacer nada concreto para castigar el “pecado”. Incluso el modo de decir las oraciones, etc. que los sacerdotes católicos dan durante la confesión no parecen ser una forma realística de refuerzo negativo para extinguir patrones no deseados de conducta.

R. Esto es bastante verdad. Lo último que los Teócratas quieren es que los creyentes religiosos dejen de pecar. Esto es porqué hacen un pecado del placer sexual y porqué la cristiandad y la mayor parte de otras religiones organizadas enseñan la obvia mentira de que las mujeres son inferiores a los hombres.
 

P. En otras palabras, cuando los teócratas compusieron la doctrina religiosa, incluyeron deliberadamente mentiras en ella, para que la gente nunca fuera capaz de ser completamente virtuosa.

R. No, es peor que eso. Los falibles seres humanos nunca podrán ser completamente virtuosos en el sentido de ser capaces de obedecer cualquier carta absoluta de cualquier rígido código ético.

Sin embargo, la falta de perfección obedeciendo la mayoría de códigos éticos proporciona refuerzo para modificar la conducta de maneras positivas: mientras más gentes son castigados por desobediencia o recompensada por obediencia, más cerca del código se vuelve su conducta promedio.

Mientras “mejor” se comportaran, más refuerzo positivo y menos negativo reciben. Incluso aunque nunca alcanzarán la perfección, tienden a sentir que el código es constructivo porque el progreso es recompensado y el retroceso es castigado.
 

P. Esto es fácil de entender, pero ¿cómo se aplica a un código moral que dice que el sexo es pecaminoso?

R. Ese es el punto que estamos tratando de hacer. Este tipo de lógica no aplica a ese código. El deseo sexual se origina en el nivel bioquímico y no puede ser extinguido manipulado la programación de la mente. Las personas pueden ser condicionadas a odiar y temer a sus sensaciones sexuales y a evitar el comportamiento sexual, pero esto no detiene las sensaciones mismas. No se originan en la mente, por lo cual no se puede uno deshacer de ellas, sin importar cuan reprogramada esté la mente.

En este contexto, estamos definiendo “mente” como “La información almacenada en el cerebro más el software para sacar y procesar esa información.” ¿Entiende usted la completa magnitud del problema que un tema completamente falso de doctrina religiosa le causa a la gente?

Es una situación intrínsecamente frustrante. La subyugación de la mujer hace la vida mucho menos placentera para ambos géneros. Convierte a las mujeres en esclavas, por siempre incapaces de vivir sus vidas con plenitud. Y hace igual de daño a los hombres, cuando los convierte en opresores y explotadores.

Esto crea una situación de no-hay-ganador, porque los fundamentalistas aún reciben refuerzo negativo incluso si obedecen perfectamente su código moral. Por ejemplo, tratando de estar a la altura de los ideales cristianos de castidad siempre va a crear sentimientos de culpa y conflicto interno, porque creyendo que las sensaciones sexuales son erróneas no las extingue, incluso hasta si esto las pudiera reprimir o sublimarlas.

Y la vida dentro de una estructura familiar sexista siempre crea conflictos interpersonales.

 
P. Ahora veo porqué usted dice que este proceso es similar a la drogadicción. El código moral fundamentalista contiene elementos que no pueden más que hacer que la gente se sienta frustrada o culpable, lo que crea una necesidad artificial para el “divino perdón de pecados.”

R. Hay una significativa diferencia entre el código ético humanístico y los códigos morales de la religión teocrática. Los primeros están diseñados a satisfacer las necesidades de las personas. Aún cuando los códigos éticos humanísticos son demasiado idealistas para seguir rígidamente, la misma “Naturaleza humana” se regula a sí misma en respuesta a ellos de manera que permite prevenir el exceso de culpabilidad y frustración.

En otras palabras, cometiendo asesinado o asalto es severamente castigado, maldiciendo y gritándole a la gente menos, pero el ambiente social de la mayoría de sociedades no castiga a la gente por el solo hecho de sentir rabia, pero no expresándolo en palabras o hechos. Sin embargo, las emociones negativas mismas son una forma de refuerzo negativo.

Observe que este proceso es auto-limitante: serias ofensas reciben severos castigos, mientras que las menores reciben leves castigos. Esto no es cierto en el caso de violaciones de moralidad religiosa basadas en absolutos.

Usted y sus lectores deberían también estar constantemente conscientes de que los Teócratas no limitan sus actividades a la religión o el ocultismo, sino que también corrompen y controlan a los seres humanos a través de todas las actividades que producen ciertos estados de alteración de conciencia.

Por ejemplo, cuando la gente usa los medios electrónicos para propósitos recreacionales pasivos – escuchando música popular por la radio o en grabaciones, viendo acontecimientos deportivos televisados, y juegos, y jugando los juegos más simples de computadora – a menudo entran en un estado de trance que los hace vulnerables al control-mental telepático por parte de espíritus teocráticos.

Hablaremos de este control mental electrónico en un capítulo más adelante, primero debemos dar más información de fondo acerca de la naturaleza de los seres espirituales así como poderes psíquicos en general.
 http://www.bibliotecapleyades.net/vida_alien/warinheaven/warheaven-IIIsp_10.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails